viernes, 19 de noviembre de 2010

Desde Oslo hasta hoy - Los Acuerdos de Paz y sus repercusiones actuales

Desde Oslo hasta Hoy
Los Acuerdos de Paz y sus Repercusiones Actuales
Investigación periodística realizada en Israel para el Majon LeMadrijim

Teniendo en cuenta la coyuntura actual, es necesario conocer el pasado y de esa forma comprender porque y como se llego a la situación que hoy vemos, y así tener una postura critica al evaluar la misma. Vamos a analizar en profundidad los sucesos desde Oslo en adelante y esbozar una visión sobre los mismos, con el objetivo de aportar a quien quiera disponer de él, material histórico, ideológico, filosófico y estadístico recopilado durante la investigación. Apuntamos a la sociedad en general, y a los madrijim de Tnuot Noar en particular, ya que entendemos que su formación en el tema es esencial. Repasando la historia, analizando los tratados y los hechos, y sacando a la luz la filosofía y los ideales impregnados en ellos, en ultima instancia nuestro objetivo es presentar la lógica del plan de paz de Netanyahu (Presentado en la Universidad de Bar-Ilan el 14 de Junio de 2009), que entendemos la única propuesta coherente para alcanzar una paz real con los palestinos. Esperamos que sea de utilidad para los madrijim para su formación, hasbara, material jinuji, creación de peulot, debates, participación en foros de discusión dentro y fuera de la kehila, etc.
En cuanto a la difusión de esta investigación, estará disponible en Internet para cualquier persona que desee tener acceso a la misma. Y además será obsequiada directamente al mazkir de cada tnua a modo de joveret para que puedan utilizarla en sus respectivos países.
Aclaración: partes de la investigación son pasajes textuales, resumidos o con pequeñas adaptaciones, del libro de Julián Schvindlerman "Tierras por paz, tierras por guerra", y del libro “Mitos y Realidades de Medio Oriente” de Mitchell Bard. Y agradecemos especialmente a Gustavo Perednik con quien nos reunimos personalmente en varias oportunidades, para tener el placer de escuchar y aprender de tan excelente intelectual.

QUIÉN DESÉE RECIBIR POR MAIL ESTA INVESTIGACIÓN EN SU FORMATO ORIGINAL (CON FOTOGRAFÍAS, MAPAS, MAPAS CONCEPTUALES Y MÁS), DEJAR UN MENSAJE EN ESTE POSTEO.

Ezequiel Eiben y colaboradores

Estructura de la Investigación

1- Primera Parte – Los Acuerdos de Oslo y sus consecuencias
2- Segunda Parte – Desde la Segunda Intifada en Adelante
3- Plan de paz de Netanyahu
4- Conclusión Final
5- Entrevistas
6- Datos estadísticos – encuestas a la gente en Jerusalén
7- Anexo: Datos aportados por Ben Tzi Gruber en su exposición “Ethics In The Field”
8- Fuentes Bibliográficas

Primera Parte

Introducción
Hacia Oslo
“…Los acuerdos de Oslo fueron la herida más catastrófica que ningún estado se haya infligido en la historia moderna…” Charles Krauthammer

La década de 1990 empezó envuelta en un clima de violencia en contra del Estado de Israel por parte de la Intifada Palestina. Este levantamiento popular cuya consigna era ocasionar daño a civiles, edificios y cualquier blanco israelí que tuvieran en frente, producía constantemente atentados terroristas. A pesar de ello, Israel mostró una decidida vocación de paz, mas claramente que nunca hasta aquel momento. El gobierno encabezado por el Primer Ministro Itzjak Rabin, quien asumió en 1992, resolvió hacer todos los esfuerzos para firmar una paz duradera con la OLP de Yasser Arafat, aun cuando a diario veían el alto precio que estaban pagando por querer negociar con lo que se consideraba oficialmente, hasta que Israel le dio legitimidad, un grupo terrorista.

(Gran parte del material utilizado para la Primera Parte de la investigación, “Los Acuerdos de Oslo”, ha sido extraído de la obra de Julián Schvindlerman “Tierras por Paz, Tierras por Guerra”. En ocasiones resumido y en otros pasajes textuales por lo que destacamos la alta utilidad de esta fuente y su calidad técnica y periodística)

¿Negociar con la Organización para la Liberación de Palestina (OLP)?

La primera de las críticas que se le hicieron a los Acuerdos de Oslo consistió en que se legitimo a la OLP como autoridad representativa de los palestinos y un socio para la paz. La realidad fue que hasta que Israel la reconoció oficialmente, la OLP iba camino a su inevitable desaparición. Las razones son las siguientes:

1- Terrorismo:

El crudo record de terrorismo perpetrado por la OLP y sus distintas facciones ubican a Arafat en el puesto de mayor asesino de judíos después de Hitler. La organización, creada en 1964 por el presidente egipcio Nasser, tenia como objetivo primario la destrucción del Estado de Israel mediante la lucha armada, es decir terrorismo. Si observamos la practica, nunca estuvo entre sus objetivos la creación de un Estado palestino sino que la necesidad urgente era acabar con el país judío, incluso antes que este tomara el control de Judea, Samaria y Gaza. Si bien mas adelante pedirían “el retorno a las fronteras del 67”, siempre continuarían con la visión de la liberación total de Palestina en sus símbolos, textos, declaraciones públicas, discursos, curriculas escolares, medios de comunicación, etc. Finalmente, el terrorismo realizado a lo largo de la Intifada demostró que no era suficiente para destruir a Israel, y fomento a desgastar la principal estrategia de la organización en su lucha.

Artículo 9 de la Carta Nacional Palestina:
La lucha armada es la única forma de liberar Palestina. Esta es la estrategia global y no se limita a una fase táctica. El pueblo Árabe Palestino reafirma su absoluta determinación y firme resolución a continuar la lucha armada y a trabajar en una revolución armada popular por la liberación de su país y retorno a él. También reafirma su derecho a vivir de forma natural en Palestina y a ejercer su derecho a la propia determinación y soberanía en Palestina.

Artículo 22 de la Carta Nacional Palestina:

El Sionismo es un movimiento político asociado directamente con el imperialismo internacional y contrario a todas las acciones de liberación y movimiento progresivo en el mundo. Es racista y fanático por naturaleza, agresivo, expansionista, colonialista en su finalidad y fascista en su metodología. Israel es el instrumento del movimiento Sionista, así como su base geográfica para el mundo imperialista emplazada de forma estratégica en el centro de la tierra Árabe para combatir las esperanzas de liberación, unidad y progreso de la nación Árabe. Israel es una fuente constante de amenaza contra la paz en Oriente Medio. El pueblo Palestino pide apoyo a todas las fueras progresistas y pacíficas y anima a esas fuerzas, independientemente de su afiliación o creencias, a ofrecer al pueblo Palestino toda la ayuda y apoyo en su justa lucha por la liberación de su patria.

2- Declaración ineficaz de independencia Palestina en Argelia:
Cuando el rey Hussein de Jordania decide finalizar su nexo legal y administrativo con Judea y Samaria, la OLP se vio obligada a tomar una decisión crucial: el viraje definitivo hacia la diplomacia, que implicaba negociar con Estados Unidos y reconocer Israel renunciando al terrorismo y aceptando la resolución 242 de la ONU; o seguir una política unilateral que no vinculara a la organización con los mencionados países. Esta última postura fue la que eligió la OLP, y declaro la independencia Palestina en Argelia. En dicha oportunidad, Arafat definió a Israel como un Estado “fascista, racista y colonialista”, dando inequívocos indicios de que su verdadera voluntad era perpetuar el conflicto y no arribar a una pacifica solución.
La consecuencia diplomática de dicha acción fue que la situación de los palestinos en los territorios no se vio influenciada, decepciono a quienes esperaban ver un cambio en las estrategias de la OLP y no logro convencer a Estados Unidos de su supuesta moderación.
Como ejemplo de esto ultimo, 11 días después Estados Unidos le negó a Arafat la visa de entrada al país para disertar ante el organismo de la ONU.

3- El apoyo de Arafat a Saddam Hussein en la Guerra del Golfo:
Irak, al invadir Kuwait durante la Guerra del Golfo, contó con el manifiesto apoyo de Arafat. En el momento en que Estados Unidos y su coalición entran en guerra con Irak, Arafat dijo en Bagdad que los palestinos estarían “… en la misma trinchera con el pueblo iraquí para enfrentar a las fuerzas invasoras atlántico-sionista-norteamericanas que están profanando tierras árabes”, “yo digo bienvenida, bienvenida, bienvenida la Guerra… Irak y Palestina representan una voluntad común. Estaremos lado a lado y luego de la gran batalla… rezaremos juntos en Jerusalén… luchadores iraquíes y lanzapiedras palestinos tienen un encuentro común con la victoria”.
Una vez que Estados Unidos gana la guerra, Arafat niega haber apoyado la causa iraqui (“¿Por que habría yo repentinamente de haberla apoyado? No es cierto”). Debido a su colaboración con Irak y sus subsiguientes mentiras para desentenderse del asunto, la imagen de la OLP descendió abruptamente, trayendo consigo una ola de indignación de los países occidentales como así también de países árabes entre los que se encontraban Arabia Saudita y el mismo Kuwait. Estos y otros países del Golfo Pérsico decidieron expulsar de su territorio a 420000 palestinos, Kuwait en concreto expulso 150000. Todo el panorama llevo al declive de la economía de la OLP.

4- Caída de la Unión Soviética:

La URSS era el mayor aliado internacional de la OLP junto a los países árabes, y su desintegración dejo como única superpotencia mundial a Estados Unidos, que visiblemente defendía la causa israelí. La OLP se vio aislada, y sin posibilidades reales de contar con un socio para continuar su guerra contra Israel. O sea, no contaba con los medios necesarios para llevar adelante su principal objetivo, lo que empezó a poner en jaque su existencia.

4- Status financiero en declive:
Por los hechos anteriormente mencionados y la incesante violencia practicada por la OLP, la imagen internacional de la organización se vio inevitablemente manchada.
Los países del Golfo Pérsico cortaron la asistencia financiera de la OLP (el 30% de los ingresos anuales). Los 420000 palestinos expulsados de sus países privaron a Judea y Samaria de un ingreso anual de US$ 400 millones que estos remitían a sus familias. A su vez tampoco podían cobrarle a la gente el impuesto “para la liberación de Palestina”. En palabras de Arafat: “Nuestra gente en Kuwait era la mas rica. Las perdidas totales de las colonias palestinas en Kuwait llegaban a los US$ 8500 millones. Nuestra gente tenia casi US$ 3000 millones en los bancos solamente”.
El decaimiento provoco que la OLP cerrara varias de sus oficinas alrededor del mundo y acortara fondos destinados a individuos e instituciones en Gaza, Judea y Samaria (por ejemplo universidades, centros comunitarios y periódicos). Según datos del economista palestino Smir Hulayla, el dinero enviando por la OLP a los territorios cayó de US$ 350 en 1988 millones a US$ 40 millones en 1993. Si bien, de acuerdo a la CIA, la OLP contaba en 1990 con US$ 10000 millones, la perdida de dinero fue un golpe muy duro. La organización iba camino a la bancarrota.

5- Exclusión de la OLP de la conferencia de paz en Madrid:
Se debió a su falta de representatividad y su para nada creíble viraje a la diplomacia. A su vez surgió una representación Palestina moderada entre la clase media y alta de los territorios, que fue la que negocio en Madrid. O sea, que la comunidad internacional decidió entablar dialogo con esta nueva dirigencia Palestina dejando de lado a la OLP, lo que aumentaba su crisis. Aparte, la Intifada ya no era tapa de los diarios, lo que no aportaba fama a la OLP.

6- Disidencia interna:
Las manipulaciones de la causa Palestina realizadas por Arafat generaron el surgimiento de opositores internos, tales como Abu Iyad, quien se opuso al apoyo palestino a Irak. Las facciones de la OLP estaban enfrentadas y no había una sola postura acerca de la cuestión Palestina. Arafat ya no tenía el mismo apoyo inequívoco de años anteriores.


El Ambiente en el Laborismo israelí


Rabin, en su campana electoral para llegar al poder en 1992, prometió llegar a un acuerdo sobre la autonomía con los palestinos en un plazo no mayor de 9 meses. Las demoras en las negociaciones de paz en Madrid lo pusieron en una posición crítica que no le permitiría cumplir con su promesa. Fue así que a los quince meses de estar en el gobierno, Rabin fue informado del canal secreto de Oslo y lo acepto, contrariando otra promesa electoral que era la de no negociar con la OLP.
A esto se le sumaba el generalizado deseo de la sociedad israelí de terminar de una vez por todas con la Intifada, y la presión internacional que Rabin recibió para revertir una decisión de expulsar a 415 miembros de Hamas y Jihad Islámica hacia el sur del Líbano, que finalmente acepto. El clima en Avoda no era el que Rabin había imaginado, y los tiempos lo apuraban a tomar decisiones críticas.

Consideraciones Adicionales: El factor psicológico y político.


El doctor Jerrold Post, profesor de psiquiatría y psicología política de la Universidad George Washington, analizo el cambio de perspectiva de Arafat desde un punto de vista psicológico sobre la base del accidente que el titular de la OLP sufrió en Libia en 1992. Al tener que pasar por una intervención de neurocirugía, Arafat se vio enfrentado a la posibilidad de su propia muerte, y comprendió que no dispondría de nuevas oportunidades para que la historia lo recordara como el padre del Estado Palestino.

Con respecto a Rabin, Efraim Karsh, intelectual israelí, dijo: “…se estaba exasperando con el inconcluso proceso de paz. Habiendo retornado al poder en 1992 sobre una plataforma totalmente pacifista, el ex Ramatkal de 71 anos, quien planifico la victoria de 1967, estaba al tanto de que esta era su última oportunidad para pasar a la historia como el más grande hacedor de paz israelí y estaba decidido a atrapar el momento viniera lo que viniera. Y si esto implicaba quebrar el tabú al que el había adherido por largo tiempo, y reconocer a la OLP como el único representante del pueblo palestino, así seria”.

Cierre de la etapa previa a Oslo

Mahmoud Abbas dijo en 1998: “Aun creemos que el acuerdo de Oslo representa la mejor opción para nosotros, y que todas las demás opciones nos hubieran llevado a la destrucción”. Hani Al-Hasan, de Fatah, se refirió a Oslo como “la paz de la necesidad”.
Tomando en cuenta las declaraciones de los propios líderes palestinos con la contextualización de la situación agonizante de la OLP, mas la historia de terrorismo característica de la organización, podemos deducir que el encaminarse a las negociaciones de Oslo fue por una necesidad vital de supervivencia y no por un cambio radical en su ideología. Sus antiguos objetivos no habían cambiado un ápice. Prueba de ello es que cuando en 1988 parte de la organización clamaba haber reconocido a Israel, la otra parte lo negaba rotundamente. Cualquier gesto que pudiera interpretarse como de buena voluntad, no era otra cosa que oportunismo político y difusión propagandística.

Jane Corbin opina: “Cuando las tratativas secretas de Oslo fueron inauguradas, dentro de Israel hubo quienes creyeron haber tomado el mejor momento para explotar las debilidades de la OLP. Otros argumentaron que al ofrecerle la rama de olivo a un Arafat desesperado, Israel tontamente salvo a su máximo enemigo”. Julián Schvindlerman agrega que sea como fuere, al resucitar a la OLP, Israel elimino la posibilidad de enviar al mundo árabe el mensaje moral de que el terrorismo no da frutos. Aunque la OLP tuvo que renunciar a su “lucha armada” y reconocer a Israel como precondición para el dialogo, Israel perdió esa oportunidad irreversiblemente.
Joseph Gutnik asevera a su vez que Israel transformo a uno de los mas notables terroristas del mundo en un dignatario internacionalmente aclamado y en un estadista mundial.
En conclusión, los argumentos anteriormente descriptos formaban parte de las criticas (En su mayoría de la derecha israelí) que se hacían al gobierno laborista por haber adoptado la decisión (contraria a su promesa electoral) de sentarse en la mesa de negociaciones con la OLP, bajo la presunción de que había que hacer caso omiso de estas criticas, “tomar ventaja de la debilidad de la Organización Palestina” o incluso de que la ideología de odio que la había motivado siempre cambiaria de un día al otro. Básicamente no hubo una respuesta lógica a las críticas y se iniciaron las negociaciones. A pesar de que no se observaba honestidad ni verdadera voluntad en la parte Palestina, continuando el terrorismo y los engaños de Arafat, apelando a una retórica que usaba y enaltecía valores occidentales como la paz, la democracia y la fraternidad entre los pueblos se inicio irresponsablemente el proceso.
En palabras de Rabin: "Yo quisiera firmar un acuerdo de paz con el Príncipe de Mónaco y la Reina de Holanda, pero la paz se firma con los enemigos y Arafat es el principal enemigo".

Los Acuerdos de Oslo: Las Negociaciones entre Israel y la OLP.

Es opinión de varios el decir que el canal secreto de Oslo constituye uno de los ejercicios de la diplomacia más apasionante de la historia. Es así como comienzan las negociaciones: académicos israelíes y políticos palestinos se reúnen en secreto con mediación noruega para tratar de crear un acuerdo de paz entre ambos pueblos. Luego Rabin es puesto al tanto del canal secreto y lo aprueba, para luego dar lugar a negociaciones formales oficiales entre el gobierno de Israel y la OLP.
Nosotros ahora nos dedicaremos a analizar el contenido de los acuerdos de Oslo, las obligaciones israelíes y palestinas, los cumplimientos e incumplimientos, luego de la Declaración de Principios firmada por Rabin y Arafat en la Casa Blanca el 13 de septiembre de 1993.

Obligaciones Palestinas

1-Reconocimiento:
Arafat escribe en las cartas firmadas que la “OLP reconoce el derecho del Estado de Israel a existir en paz y seguridad”. En opinión de Schvindlerman, se trata de un reconocimiento incompleto y asimétrico. La OLP reconoce la existencia de Israel, pero no como Estado Judío. Por lo que eso le permitía seguir sosteniendo algunas de sus posiciones históricas enunciadas con anterioridad, como la creación de un Estado Binacional, en vez de uno judío. Y el reconocimiento se limita a Israel, pero no se extiende al sionismo en cuanto movimiento de liberación nacional del pueblo judío. Dado que en su carta fundacional la OLP acusa al sionismo de fascista y racista, un reconocimiento a este movimiento debería haber sido estipulado en Oslo, ya que sin haberlo hecho se sigue sin reconocer al sionismo y se continúa condenándolo.
Este reconocimiento incompleto deja sin solución exacta el problema de los refugiados palestinos. Si la OLP hubiese reconocido a Israel como Estado Judío, seria evidente que dichos refugiados deberían permanecer ubicados fuera de las fronteras de Israel, ya que su regreso implicaría un cambio demográfico inmenso que desvirtuaría el carácter judío del Estado, ya que los judíos no serian mayoría y con el paso de dos generaciones serian minoría dentro de su propio Estado.
Una explicación religiosa que se esboza acerca de la negativa de la OLP a reconocer a Israel como Estado Judío (por mas que es una organización laica) es que el territorio donde se encuentra Israel es uno de los que debe estar bajo gobierno del Islam, según fuentes coránicas. Por lo tanto, se estaría en contra de un mandato musulmán el aceptar como legitimo un gobierno judío en dicho lugar.
Uno de los aspectos mas graves de la cuestión, es que a pesar de que la OLP reconoció a Israel en Oslo, fue incapaz en sucesivas ocasiones de modificar su Carta Nacional que llama a la destrucción de los judíos, por lo que su plataforma que defiende la lucha armada como único medio, seguía vigente. Yeoshafat Harkabi dice que la carta de la OLP “no es un manifiesto de una facción extremista y lunática, sino la esencia de la cosmovisión del centro y pilar del movimiento palestino. La Carta representa una postura egoísta que no muestra la mas minima consideración por el adversario, ni un trazo de reconocimiento de que el también puede tener una pena, una queja, cierta justicia. El movimiento palestino reclama absolutismo y totalidad. Hay justicia absoluta en la postura palestina en contraste con la injusticia absoluta de Israel; una completa división maniqueísta del bien y del mal; lo recto esta del lado palestino solamente, solo ellos merecen la autodeterminación; los israelíes son apenas criaturas humanas las que en el mejor de los casos serán toleradas en el Estado Palestino como individuos o como una comunidad religiosa, con sus números reducidos a un %5 de su nivel actual (articulo 6 en la versión de 1968) y luego asimilados en un medio ambiente árabe; el nexo histórico de los judíos con la Tierra de Israel es un engaño; el nexo espiritual expresado en la centralidad de la Tierra de Israel en el judaísmo es un fraude; decisiones internacionales tales como el mandato otorgado por la liga de las naciones y la resolución de partición de las Naciones Unidas son todas ellas reducidas a la nada de manera arrogante”.
Las veces en las que supuestamente la Carta fue modificada, no fueron más que mentiras luego confesadas por los propios ministros palestinos. Bastara dar un solo ejemplo, el de Salim Za’Anoum, presidente del Consejo Nacional Palestino, quien en una conferencia en El Cairo en 2001 dijo que la Carta no había sido ni formalmente ni oficialmente alterada, “la Carta continua existiendo”.

2-Lucha contra el Terrorismo:
La carta que Arafat envío a Rabin en septiembre de 1993 dice lo siguiente: “…La OLP renuncia al uso del terrorismo y de otros actos de violencia y asumirá responsabilidad sobre todos los elementos y personal de la OLP para asegurar su cumplimiento, prevenir violaciones y disciplinar a los violadores…”. A la vez la responsabilidad de luchar contra el terrorismo se extendía con los Acuerdos de Gaza-Jericó a detener el terrorismo por parte de otras organizaciones, tales como Jihad Islámica, Hamas y otras. Los tres grandes grupos de acción por parte de la AP (Autoridad Palestina, organismo creado luego de la firma de los Acuerdos de Gaza-Jericó) eran:

a- Educación Cívica contra el Terror:
Los Acuerdos firmados imponían a la AP y sus miembros la obligación de dejar de educar hacia el terrorismo como un instrumento de lucha legitima para obtener fines políticos y concesiones israelíes. Concretamente debían abstenerse de incitar contra Israel, legitimar el terrorismo, demonizar a Israel, emitir mensajes anti-israelíes o directamente judeofóbicos, incrementar los prejuicios de la población palestina o apelar a una retórica de odio. Estos debían verse reflejado en los discursos públicos por parte de los políticos en las leyes dictadas, en la modificación de las currículas escolares (que demonizaban a Israel, al Pueblo Judío y negaban todo nexo o conexión del Pueblo Judío con la tierra de Israel). Concretamente hicieron lo opuesto.
Horas después de la firma de la Declaración de Principios, Arafat hablo a la población palestina a través de la televisión jordana y afirmo que los mismos no eran otra cosa que la primera parte del Plan por Fases para la destrucción de Israel (Plan de 1974). En Mayo de 1994, Arafat hablo en una mezquita de Johannesburgo, comparando los Acuerdos de Oslo con el Tratado de Hudaibya que el Profeta Mahoma pacto con la Tribu de Qureish, y posteriormente lo quebró al ver incrementadas sus fuerzas: “La Jihad continuara…Ustedes deben entender que nuestra principal batalla es Jerusalén…Ustedes deben venir y liberar una Jihad para liberar Jerusalén, su lugar sacro precioso…No es su capital…Este acuerdo no lo considero mas que el acuerdo que firmo Mahoma y Qureish, y ustedes recuerdan que el Califa Omar había rechazado este acuerdo y lo considero una tregua despreciable…pero de la misma manera que Mahoma lo acepto, nosotros estamos ahora aceptando esta propuesta de paz…”. Arafat y los miembros de su gobierno continuaron una y otra vez incitando al terrorismo suicida, la Jihad, la canonización de terroristas suicidas, etc. A modo de ejemplo el famoso constructor de bombas Yhie Ayash, responsable de la muerte de cientos de israelíes, fue honrado con una plaza en su honor (tras ser eliminado supuestamente por servicios de inteligencia israelíes) y miembros de la AP, incluido Arafat, lo consideraban: “un héroe del pueblo palestino”, nombrándolo “mártir oficial”. Ahmed Yassin, líder fundador del Hamas, es considerado por Arafat como un hermano que luchaba para liberar palestina (“hermano mío…por usted palestina esta libre”). A su vez el terrorista Fathi Shikaki, líder de la Jihad Islámica eliminado en 1995, es considerado por Arafat: “Un gigante entre los gigantes del pueblo palestino…”.

b- Prevención de Actos de Terror:
Las formas de prevenirlo eran desarmar las agrupaciones terroristas y frustrar los atentados planeados aun no ejecutados. Los 5 grupos terroristas que se encontraban operando en el territorio bajo jurisdicción de la AP eran: Hamas, Jihad Islámica, Fatal, Frente para la Liberación de Palestina (facción George Habash) y el Frente de Liberación Palestina (facción Awadne). El evidente incumplimiento esta en que Jibril Rajoub, jefe del servicio de seguridad preventiva palestino en Judea y Samaria, aseguro que santificaban las armas que encontraban en poder de las “facciones nacionales que estaban en poder de la ocupación”. A su vez el ministro de justicia palestino afirmo que la policía palestina no desarmaría ni al Hamas ni a la Jihad Islámica. En 1999 la AP dio armas a prisioneros palestinos liberados el mismo día por Israel. No hay pruebas claras ni evidencias creíbles acerca de que la AP haya frustrado atentados.

c- Castigo a Terroristas:

Israel, según el acuerdo de Gaza-Jericó, tiene derecho de pedir la extradición de un individuo acusado de o sentenciado por una ofensa que cae dentro de la Jurisdicción criminal israelí y que se encuentra en áreas controladas por el Gobierno Palestino. La AP esta obligada a extraditar al individuo que solicite Israel en la medida en que exista suficiente evidencia y la ofensa en cuestión amerite una sentencia de mas de 7 anos.
La policía Palestina arrestará y someterá a juicio a aquellos individuos sospechosos de perpetrar actos de violencia y terror. Muhammad Dahlan, jefe del servicio de seguridad preventivo en Gaza, dijo: “no puedo arrestar a un ciudadano palestino que mato a un israelí y al mismo tiempo darle a los israelíes el derecho a cometer actos terroristas contra los palestinos”. Cuando la AP llevo a cabo su primer juicio, 132 israelíes habían sido asesinados por terroristas palestinos desde la firma de la Declaración de Principios en septiembre de 1993. En 1995 se realizaron varios juicios a sospechosos y terroristas, pero acontecían de noche, sin la presencia de familiares de los acusados, a veces duraban menos de 15 minutos y terroristas que eran sentenciados a más de dos años de cárcel quedaban en libertad en semanas. Los únicos que cumplían condena efectiva eran los palestinos que cometían crímenes contra los propios palestinos o que eran sospechosos de colaborar con la seguridad israelí. 33 de ellos fueron condenados a muerte. En cuanto a la extradición de sospechosos, en los primeros 6 anos del proceso Israel solicito la extradición de 45 palestinos, de los cuales ninguno fue extraditado. A modo de ejemplo enunciamos terroristas que planearon atentados suicidas y que en lugar de cumplir condena, sirvieron en las fuerzas de seguridad palestinas:
-Add Al-Mahid Dudin (Sospechoso de haber planeado un atentado suicida en Jerusalén en agosto de 1995, 5 muertos y 107 heridos. Sentenciado a 12 anos de prisión por la AP, fue empleado por la fuerza de seguridad palestina y gozaba de libre movimiento en Jericó cuando Israel solicito su extradición.)
-Adnan Mahmoud Al-Gol (Sospechoso de estar involucrado en un atentado suicida en 1995 cerca de Kfar Darom, 8 muertos y 50 heridos. Fue arrestado por la AP, y “escapo en junio de 1996”, para luego entregarse a las autoridades palestinas y unirse al aparato de seguridad en 1997. En 1998 fue detenido por un nexo con una fábrica de granadas, pero retorno para servir en la seguridad palestina).
Servicio de Seguridad Palestino: Actividades y Organización
La Autoridad Palestina justifico su pobre lucha contra el terrorismo con que un ataque agresivo a las organizaciones del terror derivaría en una guerra civil. Mas allá de que debían cumplir con lo pactado (la precondición para realizar un pacto es la capacidad para cumplirlo) la AP contenía la capacidad objetiva para luchar contra el terrorismo. Fue más bien la falta de disposición a hacerlo la razón de que el terrorismo continuase. Luego de una ola de atentados suicidas en 1996, 1200 terroristas fueron arrestados por la AP para luego ser arrestados. El líder espiritual de Hamas Ahmed Yassin, Mahmoud al-Zahar, Abdel Aziz Rantizi, y el clérigo Ahmed Nimr fueron arrestados y aun así ninguna guerra civil estallo. Incluso la policía palestina llego a abrir fuego contra manifestantes del Hamas dejando muertos y heridos. Nuevamente ninguna guerra civil estallo. A su vez el hecho de funcionar dentro del pueblo palestino, le daba acceso a información que Israel difícilmente podría conseguir. Israel contaba con colaboradores, pero la AP contaba con el Servicio de Seguridad Palestino que tenia acceso directo a los grupos terroristas. A la vez la AP poseía la tasa de policías per cápita más alta del planeta, 1 policía cada 60 ciudadanos. A la vez, la policía palestina fue entrenada, entre otras, por la CIA, Scotland Yard, la policía francesa, alemana, austriaca, etc., e incluso la ONU en entrenamiento en mantenimiento del orden publico, técnicas antiterroristas, interrogación de sospechosos y cursos de administración. A diferencia de la policía israelí, la policía palestina casi nunca se expuso a emboscadas. A su vez, casi no existía ningún organismo que controlase sus acciones en materia de violación a los derechos humanos.
La razón principal de la pobre lucha contra el terrorismo, es que la policía palestina en lugar de dedicarse a ello, se convirtió en un ejercito nacional que no se dedicaba a mantener el orden publico (solo %25 de su personal estaba destinado a esta tarea). El Servicio de Seguridad Palestino comprendía doce ramos diferentes (el doble de lo que los Acuerdos permitían): la fuerza de seguridad nacional, la policía civil, la fuerza de seguridad preventiva, la inteligencia general, la inteligencia militar, la policía militar, la guardia costera, la policía aérea, defensa civil, la guardia del país, la fuerza de seguridad especial, la seguridad presidencial (las ultimas dos creadas por Arafat). Solamente en sueldos, la AP gastaba US$ 500 millones.
Originalmente, Israel y la AP acordaron que la policía palestina no superaría los 9000 efectivos, número que aumento a 24000 en Oslo II. De cualquier forma, para mediados de 1998 superaba los 40000.
A la vez, en 1999 con el objetivo de ocultar la cantidad real y la identidad de los efectivos, la AP presento solo 18600 nombres. Recién en 2000 presento 42000 nombres. A la vez, Oslo II permitía a la policía disponer de 15000 armas; pero para fines de 1999 tenían 55000. Además poseían granadas, bazookas, misiles anti-tanque y misiles anti-aviones SAM7 (contrabandeado). Aparte, se descubrieron decenas de túneles de contrabando.


3-Promoción de la Tolerancia Mutua
La AP se comprometió a no incitar en contra de Israel e impedir que terceros lo hagan. Sin derogar el principio de la libertad de expresión debían adoptar medidas legales para prevenir las incitaciones de cualquier organización, grupo o individuo dentro de su jurisdicción.

a- Prensa Palestina
La AP publico constantemente temas judeófobos, antisionistas y anti-israelíes en sus diarios, programas de radio y televisión, discursos y comunicados oficiales. Así mismo ofensas al Estado de Israel, al pueblo judío y al judaísmo fueron publicados en medios no oficiales y permitidos y hasta estimulados por el liderazgo palestino. Judíos, sionistas e israelíes son términos empleados indistintamente y son presentados como racistas, perversos, malvados, traicioneros, violentos, conspiradores y dominantes, usurpadores de tierras, colonialistas, etc. El propio Mahmoud Abbas (en ese momento segundo de la AP, actual presidente) escribió un libro titulado “Las Oscuras relaciones entre el Nazismo y el Movimiento Sionista”, en el que afirmó que los nazis asesinaron a menos de medio millón de judíos, y que el Movimiento Sionista fue un socio en la matanza industrializada de judíos. La Shoá es permanentemente negada debido a que creen que es lo que legitimo moralmente el establecimiento del Estado de Israel; si pudieran demostrar que todo fue una mentira o minimizarlo, Israel perdería así legitimidad histórica y moral. Nada que muestre a los judíos en el rol de victimas puede ser admitido, ya que deben siempre ocupar el lugar de opresores en la conciencia colectiva palestina. “Mein Kampf”, de Adolf Hitler, fue un best seller dentro de los territorios autónomos palestinos (en estas ediciones referencias negativas sobre los árabes eran omitidas). La conexión histórica del pueblo judío con la tierra de Israel es rechazada, a la vez que se inventa una historia palestina ancestral en la que el mismo Jesús es un “precursor de la OLP”.
Schvindlerman recopila ejemplos de los temas (violadores de los Acuerdos firmados) que plagan la prensa palestina
-Estereotipos Judeofóbicos: “La corrupción es parte de la naturaleza de los judíos. Tanto es así que solo en contadas ocasiones puede uno ver casos de corrupción donde los judíos no estén detrás…”Diario oficial de la AP Al-Hayat Al-Jaddida
-Deslegitimaciones de Israel y la Historia Judía: “El pueblo de Israel…vivió en Yemen…el Monte Sinaí esta en Yemen…todos estos hechos (en la Biblia) no ocurrieron en Palestina…” Televisión oficial palestina, programa “Palestina: Historia y Herencia”
-Creación de la Historia Palestina: “El Mesías (Jesús) fue el primer refugiado palestino, el primer príncipe de la paz y el primer fidaay (aquel que sacrifica su alma por la causa de Allah)…”Assad Abd Al-Rahman, Ministro de Refugiados de la AP y miembro del Comité Ejecutivo de la OLP
“Jerusalén fue primero establecida por árabes cananeos…2000 años previos al arribo a la ciudad del rey David…la propaganda oficial israelí aun mantiene que David fue el primero en establecer Jerusalén…Ignoran los derechos de otros que han vivido en la ciudad…su temprano establecimiento por árabes cananeos, los ancestros de los palestinos.”Libro “Jerusalén my Own”, publicado en ingles por la AP
-Negación del Holocausto: (Pregunta en un crucigrama) “¿Centro Judío para la eternalización del holocausto y las mentiras? Respuesta: Yad Vashem” Publicado en el Diario oficial de la AP Al-Hayat Al-Jaddida
“Comenzaron a distribuir fotos horribles…inventar la shockeante historia de las cámaras de gas. La persecución en contra de los judíos es una fabula falsa.” Sifi Ali aljouain, Diario oficial de la AP Al-Hayat Al-Jaddida
-Comparación de Israel con los Nazis: “Las practicas israelíes en muchos aspectos son iguales, sino mas brutales que aquellas practicadas por los soldados nazis…” Comunicado de Prensa del Ministerio de Información de la AP
-Comparaciones de Sionismo con Racismo: “Los lamentables eventos de hoy en día conmemoran el 50 aniversario de Al Naqba (la catástrofe), prueban que hoy como ayer la noble y valiente lucha palestina con un total compromiso con la paz, es contra la malvada, brutal, inhumana, fascista, y genocida guerra de limpieza étnica israelí para tragarse lo poco que ha quedado de la tierra palestina…”Programa televisivo “Hoy como Ayer” difundido en ingles por la televisión oficial de la AP
-Acusaciones Conspirativas: “(Los israelíes) han traído chicas rusas con SIDA para esparcir la enfermedad entre la juventud palestina…” Abdel-Razek Al-Majeeda, Comandante del Servicio de Seguridad General en Gaza
“Para poder establecer el Templo sobre la Mezquita de Al Aqsa, Israel empleo diferentes métodos: “Incendios… destrucción y cavado de túneles…creación de terremotos artificiales que puedan ser activados desde la distancia…”” Articulo “Al Aqsa rodeada de conspiraciones” en el Diario oficial de la AP Al-Hayat Al-Jaddida
b- El Sistema Educativo Palestino
La firma de los Acuerdos de Oslo faculto a la AP de administrar su propia red educativa. La AP reinstauro el material ofensivo que Israel había quitado tiempo atrás y confecciono sus propios textos escolares para primero y sexto grado que comenzaron a usarse en el año 2000. El resto de los grados usaban los textos preexistentes que contenían indoctrinación política y poco en materia de libre pensamiento.
Entre las varias caracterizaciones que uno puede encontrar en los textos palestinos sobre israelíes y judíos figuran las de “engañadores, animales salvajes, ladrones, enemigos de los profetas y los creyentes, conquistadores, etc.”, Israel “es una provocación al mundo árabe, una administración judía racista, el enemigo sionista, palestina ocupada, etc.”; también encontramos llamados a la Jihad y halagos a mártires. Se incluye también la falsa acusación de que los judíos quemaron la mezquita de Al Aqsa en 1969, cuando el pirómano era un australiano, ni judío ni israelí, y a la vez los judíos son colectivamente culpados. Se le atribuye al Talmud una cita totalmente imaginada en la que el pueblo judío admite su intención de dominar el mundo. Se inventa una historia palestina de 3500 años, de supuesta descendencia cananea para obtener legitimidad sobre la tierra y se borra la historia de aquellos que perciben como competidores de la herencia: los judíos. La existencia física del Estado de Israel es omitida con frecuencia en los mapas de geografía actuales.


-Demonización de los judíos: “¿Quién es el ladrón que quebró nuestra patria?”en “Nuestro Lenguaje árabe”, 6to Grado
-Acusaciones Falsas: “Esta escrito en el Talmud: Nosotros somos el pueblo de di-s en la tierra…nos impuso sobre el animal humano…y razas del mundo para que nos sirvan…nos esparció a través del mundo para montar sobre ellos y aferrarnos a su reinado. Debemos casar a nuestras hermosas hijas con reyes, meter a nuestros hijos en las varias religiones. De esta manera tendremos la palabra final para administrar a estos países. Deberíamos engañarlos y fomentar peleas entre ellos así pelean unos contra otros. Los no judíos son cerdos a quienes di-s creo en forma humana para que sirvan a los judíos y di-s a creado el mundo para ellos.” en “La Nueva Historia de los árabes y el Mundo”, 11avo grado
-Sionismo como Racismo: “Los mas claros ejemplos de la creencia racista y de la discriminación racial son el Nazismo y el Sionismo” en “La Nueva Historia de los árabes y el Mundo”
-Negaciones de la Historia Judía: “Los judíos aducen que este es uno de los lugares que les pertenecen y lo llaman Muro de los Lamentos, pero esto no es así.” en “Lector y Textos Literarios”, 8vo grado
-Creación de la Historia Palestina: “Jerusalén es una antigua ciudad árabe construida por los jebuseos antes del Islam” en “Cultura Islámica”, 8vo grado
-Incitación a la Violencia: “Debes saber, hijo mío, que Palestina es tu país…¿Porque debemos luchar contra los judíos y echarlos de la tierra?” en “Nuestro Idioma árabe”, 5to grado
Estos textos fueron empleados entre 1994 y 2000, es decir durante el periodo de construcción de “la mutua tolerancia y entendimiento”, en el contexto de “reconciliación histórica” entre ambos pueblos. Salvo los textos para primero y sexto grado, modificados en el año 2000, el resto de los textos escolares permanecieron en la currícula educativa de la AP. En septiembre de 2000 el ministerio de educación palestino publico huevos textos para primero y sexto, la paz con Israel no se presenta como opción, los Acuerdos de Oslo no son explicados y son mencionados una sola vez en el contexto del retorno de la OLP a Palestina. El terrorismo practicado por la OLP durante décadas no figura, Israel sigue siendo deslegitimizada y la solución al conflicto es representada en términos islámicos bajo la óptica de recuperar cada centímetro robado.

c- La Televisión Palestina:

Fue empleada para indoctrinar a los niños en la violencia, la confrontación y la Jihad. A modo de ejemplo: una niña dice “Cuando me aproxime a la entrada de Jerusalén me convertiré en una guerrera suicida en ropas de batalla…” y la coordinadora del programa felicita y aplaude a la niña; Programa “El Club de los Niños” en la TV de la AP.
d- Piratería Histórica:
El liderazgo palestino promovió la adopción de la historia judía como propia, el éxodo judío de Egipto ocurrió en Yemen, Salomón fue un rey palestino, Jesús el primer luchador por la libertad palestina, en el Monte del Templo nunca hubo templo, el Muro de los Lamentos pertenece al Islam, los judíos actuales no tienen nada que ver con los hebreos antiguos. Dijo el Rabino Aharon Lopiansky: “Los Musulmanes aducen que ellos son los herederos de Abraham, que ellos son los judíos…no están luchando contra nosotros, están simplemente asumiendo nuestra identidad!”. En opinión de Shlomo Avineri: “este robo histórico no solo denuncia la estrategia político cultural palestina de expulsar a los judíos de la historia y de la geografía, sino que es también un trágico indicador de la profunda animosidad y del infinito desprecio palestino hacia el pueblo judío. Esto no quiere decir que no haya un objetivo racional detrás de este “Imperialismo cultural y exclusivismo hegemónico” palestino.”.
A decir de François Zimeray, Abogado francés y miembro del Parlamento Europeo: “Hemos encontrado libros con pasajes que son tan antisemitas que si fueran publicados en Europa, sus editores serían procesados por racismo”.


Obligaciones Israelíes

1- Repliegues territoriales:
La obligación principal contraída por Israel consistía en retirarse de la Franja de Gaza y del territorio que constituye el Margen Occidental. Es decir, retirar sus tropas militares para permitir un gobierno autónomo palestino. Desde 1993, hasta los acuerdos posteriores firmados luego de la Declaración de Principios, Israel cumplió esencialmente con sus obligaciones.
Se dividió al Margen Occidental en tres áreas, a saber:
Área A: contenía el 26% de la población palestina. Con excepción de Hebron, en esta área la AP poseía responsabilidad total por la seguridad interna y el orden público así como por asuntos civiles. Incluía Jenin, Nablus, Tulkarem, Kalkilyah, Ramallah y Belén. Luego del repliegue israelí de Hebron, comprendía el 3% del Margen Occidental.
Área B: contenía el 70% de la población palestina. Aquí la AP por mantener el orden publico y poseía completa autoridad civil, en tanto que Israel retenía la responsabilidad por temas de seguridad, que incluía la lucha contra el terrorismo. Comprendía un total de 450 aldeas, poblados y campos de refugiados, que cubrían alrededor del 25% del Margen Occidental.
Área C: Abarcaba las extensiones territoriales despobladas del Margen Occidental, la mayoría de los asentamientos israelíes y zonas de importancia estratégica para Israel. Aquí Israel gozaba del control total por temas de seguridad y civiles. Cubría a grandes rasgos el 70% del Margen Occidental.
Las concesiones territoriales israelíes apuntaban a ir gradualmente convirtiendo partes del área C en áreas B o A, es decir, transferir áreas controladas completamente por Israel a total o parcial jurisdicción palestina.
Hasta que el proceso de paz se interrumpió en el ano 2000, Israel se había retirado de la totalidad de Gaza (con excepción de algunos asentamientos que se discutirían en el Status Final) y del 40% del Margen Occidental, dejando a mas del 98% de la población palestina bajo la autoridad de Arafat.
El primer repliegue israelí fue efectuado con una demora de seis meses debido a la falta de cumplimiento por parte de los palestinos de sus obligaciones: no modificaron la Carta Nacional, no dejaron de hacer propaganda judeofobica, y no combatieron efectivamente el terrorismo. El asesinato de Rabin a manos del extremista israelí Igal Amir también impidió el cumplimiento a tiempo.
En 1998 se firmo el Wye Memorándum. El premier israelí de ese entonces era Biniamin Netanyahu, que aplicaba una política de reciprocidad, bajo el slogan si los palestinos dan, recibirán, si no dan, no recibirán.
La AP adujo que los repliegues territoriales israelíes debían acontecer simultáneamente con la performance palestina. Los israelíes insistieron en que los palestinos debían primero cumplir y recién ahí Israel procedería. Dado que las obligaciones israelíes se ubicaban al final del set de obligaciones palestinas en el calendario del memorándum, y a la luz de que la lógica de la reciprocidad se apoya precisamente en determinar el grado de cumplimiento palestino y después avanzar, la posición israelí es más atinada. De lo contrario, si Israel cediera tierras antes de verificar la conducta palestina, no habría concepto de reciprocidad.
En 1999 las partes negociaron el Sharm El-Sheik Memorándum, en el cual Israel cumplió con sus obligaciones de repliegue. Mientras, la AP se dedicaba a hacer demandas sin fundamento legal alguno, acerca de cantidades de territorio que debían estar en su poder antes de determinadas fechas.
En 2000 el primer ministro era Ehud Barak, y se reunió con Arafat en Camp David para iniciar las tratativas de Status Final. Barak ofreció a Arafat el 100% de Gaza, el 97% del Margen Occidental y tierras dentro de Israel para compensar el 3% restante. Incluso se trato la división de Jerusalén.
Arafat rechazo la propuesta de manera increíble, y su negativa sumada a su posterior accionar provocaron que el proceso de paz se derrumbara. De haber concluido exitosamente estas negociaciones, la AP hubiese controlado el 100% de los territorios en disputa. Pero al parecer la intención de Arafat no era firmar la paz, sino continuar con su incansable promoción de terrorismo y odio en contra de Israel.

2- Asentamientos:
Los asentamientos ocupaban solo el 1.36% del Margen Occidental (excluyendo Jerusalén oriental y caminos de acceso), y en el periodo del proceso de paz (septiembre de 1993 a diciembre de 2000) Israel construyó oficialmente tan solo tres asentamientos nuevos.
Las críticas palestinas se dirigieron a la construcción de nuevos asentamientos y a la expansión de los ya existentes. Los asentamientos preexistentes a la firma de Oslo necesariamente debieron expandirse debido al crecimiento natural de la población.
A pesar de las quejas palestinas, la construcción de asentamientos y expansión de los preexistentes no es una violación a los acuerdos de Oslo, porque estos no contienen ninguna previsión al respecto. El tema de los asentamientos seria recién tratado en las negociaciones de Status final, por lo que los Acuerdos no los consideran ilegales e Israel mantenía plena autoridad sobre ellos. La intención de los palestinos de querer detenerlos por considerar que los territorios eran ocupados, choco contra la visión israelí de que los territorios estaban en disputa.

Según la AP la construcción de asentamientos era una violación a Oslo y a la ley internacional. Ya se demostró que no se viola a Oslo, ahora demostraremos que tampoco viola la ley internacional. Los documentos legales a tener en cuenta son la Convención de la Haya sobre Contienda Terrestre de 1907, y la IV Convención de Ginebra sobre la Protección de Personas Civiles en Tiempos de Guerra de 1949. Israel acepta de iure y de facto la primera, pero rechaza en principio la aplicabilidad de la segunda a los territorios.
La adquisición de tierras por parte de Israel para la construcción de asentamientos esta en conformidad con la ley internacional. Israel no expropia tierras privadas para la construcción (a pesar de que la Convención de la Haya sobre Contienda Terrestre de 1907 autoriza a un Estado a hacer eso si tiene justificativo militar), y se ha limitado a expropiar tierras publicas sobre las que no existe ningún derecho privado. Si alguien considera que algún derecho suyo fue violado, puede apelar a la Corte Suprema de Justicia israelí.
En cuanto a la IV Convención de Ginebra, Israel no acepta de iure su aplicabilidad (ya que no se considera un ocupador de Judea y Samaria, y la convención trata sobre ocupación), pero se ha regido de facto conforme a las normas humanitarias por ella establecidas. Construyó universidades, mejoro el servicio de salud y el estándar de vida, y creo una política de puentes abiertos desde 1967 hasta 1993. en el periodo en que los territorios estuvieron en manos jordanas, desde 1948 hasta 1967, la educación terciaria estuvo restringida y las universidades prohibidas. Bajo administración israelí, el número de escolares creció un 102%, el analfabetismo cayo un 14% de adultos mayores de 15 años. La administración israelí estableció clínicas de maternidad de alto riesgo, escuela de enfermería y programas educativos de salud. Entreno médicos, enfermeras y conductores de ambulancia palestinos. Se redujo significativamente las tasas de enfermedad. Por ejemplo, la tasa de enfermos de tétanos por cada 100000 habitantes en los territorios era de 66.9 en 1970, y en 1993 era de 0.7. la mortandad infantil declino de entre 150 muertes por cada 1000 nacimientos en 1967, a 25 por cada 1000 nacimientos en 1994. La poliomielitis y el sarampión fueron erradicados. En cuanto a la economía, también hubo un desarrollo impresionante. Cerca de 2000 plantas industriales fueron establecidas, dando empleo a la mitad de la fuerza laboral palestina de los territorios. En 1967 el 20.5% de los palestinos del Margen Occidental y Gaza tenían acceso a la electricidad las 24 horas, y en 1986 ya el 92.8% gozaba de eso. El 85% tenia agua corriente, contra el 16% de 1967.
La política de puentes abiertos no tenía precedentes en relaciones internacionales, y se permitió a la población palestina cruzar la frontera de dos países hostiles, Jordania e Israel.
Israel es el único Estado del mundo en adoptar voluntariamente las provisiones humanitarias de la IV Convención.
A pesar de masacres terroristas perpetuadas por palestinos, menos palestinos resultaron muertos por soldados israelíes que los que el Rey Hussein de Jordania mato en un solo mes en 1970. Los kuwaitíes mataron a más palestinos inocentes en 1991 en venganza contra la OLP que la cantidad de terroristas y revoltosos palestinos que fueron muertos durante la primer intimada contra Israel.
Respecto de Judea, Samaria y Gaza, hay que notar que Israel no ocupo el territorio de otro Estado. Israel tomo estos territorios en una guerra de autodefensa de Jordania y Egipto, cuyas ocupaciones previas fueron invalidas bajo la ley internacional. Con anterioridad a 1948, cuando Gaza y Judea y Samaria cayeron en manos árabes, la totalidad de las áreas estaban en poder del Mandato Británico.
La IV Convención alude a territorios parcial o totalmente ocupados de otro Estado. Juristas internacionales destacan que es inaplicable a los asentamientos judíos dado que son porciones de tierra del mandato británico que nunca fueron de otro Estado. Por esta razón los territorios no son ocupados sino en disputa, legítimos temas de negociación y no ilegales.
No se puede considerar que Israel deporta o transfiere parte de su población civil a los territorios, ya que colonias judías allí han existido durante cientos de años y la historia judía ronda en torno a esas tierras.
Las infracciones a la IV Convención son crímenes contra la humanidad. Por lo tanto de considerarse violador a Israel y a los colonos que viven en los territorios, serian un Estado criminal y ellos criminales de guerra. Esto es lo que la propaganda palestina quiere presentar al mundo para deslegitimar a Israel y mostrarlo como ocupador.

3- Cierres de Frontera:
Los cierres de frontera no son una violación a los acuerdos de Oslo por partes de Israel. El Acuerdo sostiene que Israel tiene derecho, por razones de seguridad, de cerrar los puntos de cruce a Israel y prohibir o limitar el ingreso de personas o vehículos desde el Margen Occidental y la Franja de Gaza. El ingreso de personas del Margen Occidental y la Franja de Gaza a Israel estará sujeto a leyes y procedimientos israelíes.
Los cierres de frontera que realizo Israel fueron todos por razones de seguridad. Desde que se firmaron los acuerdos hasta el ano 2000 donde se derrumbo el proceso de paz, Israel cerro 33 veces sus fronteras: 12 debido a actos de terror, 7 debido a revueltas palestinas o alertas generales sobre la inminencia de un atentado y el resto en oportunidad de feriados nacionales israelíes (festividades, elecciones), que por las concentraciones de gente se tomaban precauciones contra el terrorismo.
En dos ocasiones las fronteras fueron cerradas por razones que no eran terrorismo palestino: cuando un colono israelí mato a feligreses palestinos en Hebron en 1994, y luego de que operativos israelíes asesinaron al terrorista de Hamas apodado el ingeniero. El motivo por el cual se produjeron los cierres fue para evitar represalias por parte palestina.
Israel no recurrió a la medida de cerrar fronteras para castigar colectivamente al pueblo palestino por el terrorismo de grupos fundamentalistas o palestinos no afiliados, varias veces permitidos por la AP. Sino que esta política es tomada para proteger a la población israelí de los atentados. Cabe destacar que hubo ocasiones en que murieron israelíes victima del terror y las fronteras no fueron cerradas.
En cuanto a la economía palestina, los cierres produjeron un impacto negativo. Trabajaban en Israel más de 100000 palestinos por día, y con los cierres aumento la cuota de desempleo en los territorios autónomos palestinos. El primer gobierno de Netanyahu tomo medidas para disminuir los efectos negativos de la economía palestina: abolió las cuotas de admisión de trabajadores palestinos, redujo el limite de edad minima del trabajador de 23 anos, permitió a 4000 trabajadores palestinos pernoctar en Israel y permitió a 30000 trabajadores ingresar a Israel incluso cuando estaba en vigencia el cierre de frontera. Se permitió el ingreso de enfermos palestinos a hospitales israelíes, permitió el desplazamiento de médicos palestinos con autorización especial dentro de áreas en las que regia un cierre interno, y permitió el ingreso de la Cruz Roja e instrumental medico de Europa sin restricción.
Desde diciembre de 1993 hasta noviembre de 2000, las fronteras entre Israel y los territorios autónomos palestinos estuvieron cerradas por un total de 326 días. Es decir, menos del 13% del tiempo transcurrido en siete anos. No puede considerarse a la luz de los hechos que Israel haya empleado esta medida de forma abusiva, teniendo en cuenta los atentados terroristas perpetrados contra su población.
4- Liberación de Prisioneros:
El acuerdo de Gaza-Jericó incluía entre las obligaciones israelíes la de liberar prisioneros palestinos. Israel debía liberar alrededor de 5000 palestinos residentes del Margen Occidental y Gaza. Cumplió con esta obligación aunque con algunas demoras, ya que condiciono la liberación de los detenidos a que estos hicieran una declaración por escrito afirmando que renunciaban al terrorismo. La AP protesto ante lo que consideraba un abuso por parte de Israel. Sin embargo el acuerdo facultaba a Israel a tomar esta medida, ya que establecía que la implementación de las medidas para liberar prisioneros y detenidos estaba sujeta al cumplimiento de procedimientos determinados por la ley israelí.
Estas medidas, establecía el acuerdo, se tomaban en un marco de buena fe entre las partes, por eso resulta extraño que la AP se haya opuesto a que los prisioneros firmaran una declaración renunciando al terror.
Luego, el Acuerdo Interino determino que Israel liberaría más prisioneros. En 1995 fueron liberados casi 1000 prisioneros, y en 1996 otros 1000 mas.
En 1997 fueron liberadas prisioneras palestinas, entre ellas 4 acusadas de homicidio, cuya liberación fue postergada a partir de la polémica que se levanto en Israel porque las prisioneras tenían "sangre en sus manos" (expresión que se utiliza para enmarcar los palestinos que han asesinado israelíes). El presidente Ezer Weizman y la Corte Suprema de Justicia israelí eran los principales opositores a la liberación.
Con la firma del Wye Memorándum en 1998, Israel libero 250 prisioneros, 150 de los cuales eran criminales comunes. La AP protesto esta determinación porque entendía que los prisioneros a liberar eran los que habían cometido terrorismo. Aparentemente Israel se comprometió oralmente a liberar otros 750 prisioneros. Israel con razón dijo que el tipo de prisioneros a liberar no había sido determinado y que en consecuencia tenía la libertad para determinar el criterio correspondiente.
Partes de estos desacuerdos fueron solucionados en el Sharm El-Sheik Memorándum de 1999. Un comité conformado por las partes determinaría el tipo de prisioneros a liberar. Se determino que Israel liberaría a palestinos que cometieron sus ofensas antes del 13 de septiembre de 1994 (día en que se firmo la Declaración de Principios, DOP) y que fueron arrestados antes del 4 de mayo de 1994 (día en que comenzó el periodo interino). Israel libero 350 prisioneros mas, incluso yendo más Allah de sus obligaciones al liberar también palestinos responsables de asesinato de árabes israelíes y otros palestinos luego de 1994.
La liberación de palestinos que asesinaron a otros palestinos –llamados estos últimos colaboradores, por ayudar a la seguridad israelí o simplemente por vender tierras a israelíes- represento un doble acto de buena voluntad por parte de Israel. Primero porque esto no estaba incluido en los acuerdos. En segundo lugar, la AP estaba obligada a no provocar danos ni someter a juicio a estos colaboradores. No solo que sometió a juicio a varios, a veces sumario, sino que permitió su asesinato.
Solamente durante el primer ano de de existencia de la AP, 31 palestinos con cargos de colaboración fueron asesinados por otros palestinos. El Ministro de Justicia palestino Abu Medien, y el titular de la AP Arafat amenazaron públicamente en 1997 con pena de muerte a los palestinos que vendieran tierras a judíos. Medios árabes informaron que la AP había formado una fuerza para perseguir a palestinos en cualquier parte del mundo que hubieran vendido tierras a judíos. Ese mismo ano 10 colaboradores más fueron ejecutados, según las palabras del ministro de justicia. Esta ley palestina de Venta de Propiedad para extranjeros, promulgada en 1997, convierte a la AP en una de las pocas entidades del mundo que luego de la caída del nazismo castiga con la muerte la venta de tierras a judíos.
En definitiva, Israel cumplió con sus obligaciones e incluso fue mas Allah de los acuerdos como un gesto de buena fe; en cambio la AP violo sistemáticamente sus obligaciones. A pesar de las quejas palestinas, es claro que Israel cumplió con lo estipulado en los acuerdos de Oslo y además la Ley Internacional avala su accionar.

Conclusión sobre Los Acuerdos de Oslo

En su trabajo Fighting Terrorism, Biniamin Netanyahu dice refiriéndose a los Acuerdos de Oslo: “Si uno necesitara un libro de texto sobre como no luchar contra el terrorismo, este es el caso… Por cuanto que si Israel hasta entonces le había mostrado al mundo de que modo puede ser vencido, ahora le mostró al mundo como el terrorismo puede ser facilitado”.
Las estadísticas arrojan números escalofriantes, y paradójicos tratándose de una “era de paz”. Durante los siguientes siete años de inaugurado el proceso de paz en septiembre de 1993, 237 hombres, mujeres y niños israelíes perdieron sus vidas en aproximadamente 90 atentados terroristas palestinos, dejando también 2824 heridos. 97 soldados asesinados y 1376 heridos. Con respecto a estadísticas comparadas, la cantidad de muertos supero un 50% la cantidad que produjo la Intifada.
Es evidente por si mismo el fracaso estrepitoso de los Acuerdos de Oslo, y las responsabilidades recaen pura y exclusivamente en la dirigencia palestina que incumplió gravemente con sus obligaciones pactadas.
Lo más sorprendente es notar como después de la firma de cada tratado, el terrorismo continuaba incesante acompañado por celebraciones y reivindaciones del mismo líder palestino que se suponía debían condenarlo y combatirlo.
Es criticable también la actitud israelí que resulta hasta ingenua de pensar que los grandes financistas y promotores del terrorismo internacional, que habían seguido por décadas planificaciones para destruir a Israel, cambiarían en tan poco tiempo su visión acerca del Estado Judío y decidirían extenderle la mano sincera de la paz.
Pero a pesar de esta critica, es innegable que Israel demostró un sincero compromiso en llevar por buen camino el tratado realizado, y soportar enormes daños con tal de alcanzar la paz. Ejemplo de esto es el cumplimiento de las obligaciones pactadas, a veces en tiempo y forma y a veces con pequeñas demoras debido a las circunstancias, pero en esencia cumplimiento de los compromisos asumidos. No es Israel el responsable de la destrucción del camino iniciado.

El Asesinato del Primer Ministro Itzjak Rabin
No pocas opiniones echan culpa al asesinato de Rabin la interrupción y fracaso de las negociaciones de paz. Sin embargo, en vistas de lo que realmente venia sucediendo, tienen fuerza aquellas voces que claman que el proceso de paz tarde o temprano se derrumbaría por la evidente falta de cumplimiento del lado palestino, que en idioma ingles hablaba sobre paz a convencidos oídos occidentales, y en árabe hablaba sobre Jihad al fanático publico terrorista.
La muerte de Rabin fue una tragedia para la sociedad israelí que se ilusionaba con llegar a un acuerdo con los palestinos, sin embargo atribuir el fracaso de los acuerdos a este magnicidio es desconocer los hechos, teniendo en cuenta que en años posteriores Barak como primer ministro ofrecería todavía mas concesiones que Rabin y estas serian rechazadas por Arafat.
El asesino del primer ministro fue Igal Amir, un extremista judío de ultraderecha religiosa. Pero, debemos tener en cuenta, que este acto fatal fue un asesinato solitario realizado por su parte, y no respondiendo a la mayoría representativa de la derecha israelí. No se puede culpar a la derecha israelí de quebrar las negociaciones, más aun cuando el Likud, bajo el gobierno de Netanyahu que sucedió a Rabin, continúo con el proceso iniciado en Oslo.

Gustavo Perednik explica las circunstancias bajo las cuales se desarrollaron los acuerdos de Oslo mientras Rabin estaba con vida, ya con muestras de violencia terrorista que dejaban a la vista el incumplimiento de las obligaciones palestinas: “…La OLP se comprometía en el pacto a abandonar el terrorismo, e Israel por su parte le entregaría territorios, dinero, prestigio, poder y armamentos. Ambos, intercambiaban la posibilidad histórica de convivir en paz para crear un Medio Oriente mejor. A la semana siguiente, un acto terrorista asesinaba a Igal Vaknin y Amitai Kapaj. Muchos entendimos de inmediato que el terrorismo no se detendría ni por un día, como trágicamente ocurrió. El gobierno israelí seguía aplicando su «política científica» y diagnosticaba los actos de terror como los últimos manotazos del ahogado. El 13 de octubre, Israel y la OLP inauguraban, en Taba (Egipto), las negociaciones sobre la evacuación israelí de Gaza y Jericó. La semana siguiente terroristas asesinaban a Ehud Roth e Ilan Levi. Pero los mesianistas insistían en que «íbamos bien». El 9 de febrero de 1994 Israel firmaba con la OLP otro acuerdo en El Cairo que aplicaba el autogobierno palestino. Al otro día eran asesinados Naftali Sohar e Ilan Sodari. Pero «estábamos en el buen camino». A los pocos días, palestinos asesinaban a Noam Cohen y Zipora Sasson. «Serían las últimas víctimas». El 3 de abril el ejército hebreo evacuaba Jericó, y a los tres días un terrorista suicida asesinaba en Afula a los jóvenes Maya Alharar, Vered Mordechai, Fadia Shalabi, Asher Atia, Ayelet Vahava, Ahuva Unala-Cohen, Ilana Schreiber, y Meirav Ben-Moshe. La política israelí no se modificaba un ápice, porque era «la aplicación de una verdad». El 4 de mayo, Rabin y Arafat firmaban los acuerdos de El Cairo y a los pocos días la gente de Arafat asesinaba a Margalit Shochat y Rafael Yaeri (vale dar los nombres de los asesinados israelíes para compensar a los medios que en general los omiten cuidadosamente). La secuencia era macabra: Israel firmaba, entregaba, y era asesinado. La OLP se comprometía, una y otra vez, por medio de variados y detallados acuerdos, a poner fin al terrorismo, y simultáneamente asesinaba. Mandaba suicidas, niños con explosivos, enseñaba en las escuelas a matar judíos. El dantesco cuadro que en una década dejó mil civiles israelíes asesinados, presentaba una faceta tenebrosa adicional. La actitud de la izquierda israelí, entonces en el gobierno, era un claro ejemplo de mesianismo político. La única verdad que veía era firmar acuerdos de paz. Si éstos no traían paz, algo de erróneo debía haber en la realidad. Pero la actitud autista no se modificaba, los israelíes seguían siendo asesinados y sus políticos oficiales eran simplemente incapaces de aceptar la verdad que les golpeaba en la cara: la OLP firmaba y seguía matando, por lo que los acuerdos de Oslo habían sido un enorme error…”
David Mandel, en su enfoque “¿Y si Itzjak Rabin no hubiera sido asesinado?”, escribe:
“Desde la firma de Oslo en 1993 hasta el mes de febrero de 1996, 168 personas murieron en Israel víctimas del terror palestino; 47 de ellos en 1995, el año que murió Rabin. Las encuestas realizadas antes de su muerte demostraban que la popularidad de Rabin había bajado, y que la de su opositor Benjamín Netanyahu había subido. El público israelí se había desilusionado de Arafat, y también de Rabin, quien se limitaba a decir, después de cada acto terrorista palestino, "este es el precio que pagamos por la paz”
“…Contestando la pregunta, ¿Sería distinta la situación de la que estamos viviendo hoy, si Rabin no hubiese sido asesinado?, la respuesta es: ¡No! ¡Hubiese sido idéntica! El asesinato de Rabin, tragedia nacional y personal, no cambió la historia. Los israelíes siguieron siendo israelíes, los palestinos continuaron siendo palestinos, y Arafat continuó siendo Arafat”.

Camp David II
Israelíes y palestinos se reunieron en Camp David, Estados Unidos, en julio de 2000 para tratar los temas concernientes al "status final". El primer ministro israelí era Ehud Barak; Yasser Arafat estaba como el titular de la AP; y Bill Clinton era el presidente de Estados Unidos que actuaba como mediador. El momento mas crucial de las negociaciones que se habían extendido durante siete anos había llegado: el status final comprendía los temas principales, los mas difíciles de resolver, los que eran mas fundamentales de llegar a un acuerdo para finalmente firmar la paz. La etapa final de los procesos de Oslo comenzaba.

Las negociaciones se extendieron por casi tres semanas. Barak ofreció a Arafat el control sobre casi el 100% de Gaza, el 97% del Margen Occidental (con un 3% de control dentro de tierras israelíes a modo de compensación), soberanía palestina en Jerusalén Oriental, compartir el Monte del Templo (incluso permitiendo a Arafat instalar sus oficinas de la AP en el área), el retorno de los refugiados palestinos en un numero de 100000, y diversas compensaciones económicas.
A pesar de la increíble generosidad de Barak, que ofrecía más de lo que jamás nadie había hecho, Arafat opto por el rechazo. Y no formulo ninguna oferta de su parte.
Schvindlerman describe claramente a la negativa de Arafat como la pérdida de la mejor oportunidad histórica en medio siglo para obtener un estado palestino independiente con Jerusalén oriental como su emblemática capital.
Es ilustrativo al respecto la opinión de Marcos Aguinis, en su articulo "El Alzheimer del pueblo palestino":
"El primer ministro israelí, Ehud Barak, más pacifista que Rabin, le ofreció a la Autoridad Nacional Palestina todo lo que pretendía (menos la autodestrucción, por supuesto). Arafat replicaba con un monocorde no. Clinton le reprochó, irritado: «Basta de decir no: haga sus propias propuestas». No las hubo.
No las hubo porque hubieran conducido a la paz.
El líder israelí volvió triste: había ofrecido sin resultado mucho más de lo que su pueblo aceptaría. Arafat volvió alegre porque continuaría la guerra que lo mantiene en la primera página de los diarios de todo el mundo. Su vida de combatiente le otorga más laureles que la aburrida administración de un país. Era obvio que pocos días después iba a lanzar la segunda, innecesaria y criminal Intifada."
Mitchell Bard en su libro Mitos y Realidades desmiente que Israel desoía los reclamos palestinos sobre Jerusalén (uno de los principales argumentos palestinos utilizados para justificar el rechazo a la propuesta de Barak): El primer ministro Ehud Barak ofreció espectaculares concesiones que habrían permitido a los barrios árabes de Jerusalén Oriental convertirse en la capital de un Estado palestino, y a los palestinos controlar los lugares sagrados del Monte del Templo(…) Las propuestas de Barak eran polémicas. Ceder la soberanía sobre el Monte del Templo colocaría potencialmente a árabes hostiles sobre las cabezas de los judíos que oran en su lugar más santo. Otros compromisos planteados que conllevaban una división de la soberanía de la Ciudad Vieja presentaban complicaciones prácticas creadas por la naturaleza laberíntica de la ciudad, y el entrelazamiento de los barrios musulmanes, judíos cristianos y armenios.
Como se ve, el deseo de arribar de una vez por todas a la paz por parte de Barak lo conducía hasta los excesos en sus concesiones, relegando a un segundo plano la seguridad de la propia población israelí que tenia bajo su cargo. Fue hasta lo último a lo que se podía ir en su irrepetible oferta. No por nada Clinton le dijo a Arafat: Si los israelíes pueden hacer compromisos y usted no puede, yo debería irme a casa. Usted ha estado aquí 14 días y dijo que no a todo. Esas cosas tendrán consecuencias. El fracaso le pondrá fin al proceso de paz…».
Bard continúa en su espectacular labor de distinguir mito y realidad. Rechaza el mito de que la negativa de Arafat se haya debido a que no le ofrecían un Estado Palestino viable, negándole agua, control de lugares sagrados, y división de cantones rodeados por israelíes. Nos da una precisa visión de la realidad:
"Barak también hizo concesiones que anteriormente habrían sido inimaginables
sobre Jerusalén, conviniendo en que los barrios árabes de Jerusalén
Oriental se convertirían en la capital del nuevo estado. Los palestinos mantendrían el control de sus lugares sagrados y tendrían «soberanía religiosa» sobre el Monte del Templo.
Según Dennis Ross, el negociador de paz de EE.UU., Israel se ofreció a crear un Estado palestino que fuera contiguo, y no una serie de cantones. Incluso en el caso de la Franja de Gaza, que debe estar físicamente separada de Cisjordania a menos que Israel fuera a segmentarse, se concibió una solución por la cual una autopista conectaría las dos partes del Estado palestino sin puntos fronterizos o de interferencia israelíes. La propuesta también abordaba el problema de los refugiados, garantizándoles el derecho de regresar al Estado palestino, y reparaciones tomadas de un fondo internacional de $30.000 millones que serían recaudados para compensarles. Israel también convino en darles acceso a los palestinos al agua desalinada en su territorio para garantizarles el agua potable.
A Arafat se le pidió que conviniera en la soberanía israelí sobre las partes del Muro Occidental que eran religiosamente significativas para los judíos (es decir, no sobre la totalidad del Monte del Templo), y tres estaciones de alerta anticipada en el valle del Jordán, las cuales Israel retiraría después de seis años. Lo más importante, sin embargo, se esperaba que Arafat conviniera en que el conflicto se acababa con el fin de las negociaciones. Éste fue el punto que hizo saltar el trato. Arafat no estaba dispuesto a terminar el conflicto. «Para él terminar el conflicto es terminar consigo mismo», dijo Ross.
El punto de vista prevaleciente en las negociaciones de Camp David y la Casa Blanca en que Israel ofreció generosas concesiones, y que Yasser Arafat rechazó para dar lugar a la Intifada que comenzó en septiembre del 2000, se mantuvo por más de un año. Para contrarrestar la percepción de que Arafat era el obstáculo a la paz, los palestinos y sus partidarios comenzaron luego a sugerir una variedad de excusas por las cuales Arafat no aceptó una propuesta que habría establecido un Estado palestino. La verdad es que si los
palestinos estaban insatisfechos con cualquier parte de la propuesta israelí, todo lo que tenían que hacer era ofrecer una contrapropuesta, algo que nunca hicieron".

"En su última conversación con el presidente Clinton, Arafat le dijo al presidente que él era «un gran hombre». Clinton le respondió. «Al diablo lo que soy. Soy un colosal fracaso, gracias a usted»".

En su libro "¿Cual es el futuro de Israel?", Shlomo Ben Ami, ex canciller y ex ministro de justicia interior, protagonista de las negociaciones, sostiene:
“Para Arafat, Oslo era un gran camuflaje detrás del cual podía enmascararse. Entró en un proceso que, a su entender, no estaba destinado a legitimar el principio de dos Estados para dos pueblos, sino a crear una base y un trampolín para una empresa que combinaba las gestiones políticas con el recurso al terrorismo, con el fin de cuestionar de manera progresiva la legitimidad de la existencia de Israel…"

Daniel Pipes escribió "Una dinámica perversa en funcionamiento", en donde dice, entre otras cosas:
"Israel, el poder principal en Oriente Medio, el vencedor en guerra, el país económicamente más próspero y políticamente más estable, dio todo mientras que los Palestinos - los perdedores, débiles, pobres, e inestables - consiguieron las ventajas practicas".
"La vieja fórmula de "tierra-a cambio de-palabras" de la Resolución 242 de las Naciones Unidas está al parecer difunta, sustituida por la lógica de Oslo de "tierra-a cambio de-nada".
Israel "hizo un compromiso de corazón en Jerusalén, uno estratégico en el frente del río Jordán, y uno Sionista con la vuelta de los refugiados Palestinos".
"En contraste, el lado Palestino montó una pared de oposición a la presencia de Yasser Arafat en las negociaciones, considerando este mero hecho algo terrible. Hamas, el principal grupo Islamista, declaró que la reunión de Camp David era nada menos que "una nueva conspiración Sionista y Americana" contra "los derechos de nuestro pueblo".La Jihad Islámica, un grupo hasta más radical, concurrió: "la cumbre es en interés Israelí e Israel y los Estados Unidos intentarán ejercer presión sobre los Palestinos e imponer la posición de Israel respecto a ellos". La perspectiva de Arafat haciendo cualquier concesión era anatema para sus partidarios".
"Considero cualquier acuerdo que se pueda alcanzar en Camp David como un fracaso porque no es lo que los Palestinos están buscando", proclamó el Jeque Ahmed Yassin de Hamas".
"Los Palestinos han, a lo largo de los siete años del proceso de Oslo, crecido acostumbrados a tomar de Israel y ofrecer muy poco a cambio".
"En vez de la indignidad de las negociaciones, los Palestinos pueden recurrir al (para ellos) más noble y redimido uso de la violencia para sacar a los Sionistas de cada metro de lo que consideran es su tierra".
"Una perversa dinámica, en otras palabras, está en marcha aquí. Cuanto más razonables y flexibles son los Israelíes, menos probable es que los Palestinos acepten un compromiso con ellos. Cuanto más magnífico sea el gesto de Barak, más trivial y hasta incómodo parecerá a sus opositores".
"Esta lógica de auto-derrota es probable que continúe hasta que Israel demuestre otra vez la clase de fuerza que una vez le hizo famoso".
El mismo Daniel Pipes, en marzo de 2002, analizo en su articulo "[Camp David II y] La diplomacia maximalista":
"…el Secretario de Prensa de la Casa Blanca Ari Fleischer dijo algo inusual durante su "charla" matutina, la reunión informal con la prensa previa a su rueda de prensa televisada. Refiriéndose a la cumbre de Camp David II de mediados de 2000, Fleischer hizo una observación muy válida (aunque, ciertamente, no de la forma más elegante): "Se puede decir que en un intento de apuntar alto y no conseguir nada, se produjo más violencia, que como resultado de un intento de presionar a las partes más allá de donde estaban dispuestas a llegar, condujo a que las expectativas que se plantearon a un nivel tan alto se convirtieran en violencia. "Es importante ser cautos en la región", añadió, "proceder a un ritmo que sea posible y factible, y no crear expectativas falsas muy altas intentando llegar a algo que las partes no puedan aceptar, por su cuenta, debido al colapso de las expectativas creadas no satisfechas en la región. Y eso dio lugar a la violencia". Fleischer no mencionó el nombre de Bill Clinton, pero la oficina del ex presidente emitió de inmediato un comunicado condenando los comentarios de Fleischer como "desafortunados". A instancias del propio presidente Bush, así como de Colin Powell y Condoleezza Rice, Fleischer se retractaba rápidamente. "Sugerí erróneamente que la creciente violencia en Oriente Medio es atribuible a los esfuerzos de paz en marcha en 2000. Esa no es la posición de la administración". Sin embargo, Fleischer sólo manifestaba en voz alta lo que otros piensan; como informaba CBS Morning News, su opinión "es expresada en privado por muchos en la administración, incluyendo al presidente Bush".
Más importante aún, su análisis es correcto.
La diplomacia desmesuradamente maximalista co-auspiciada por Clinton y los líderes del Partido Laborista de Israel (Yitzhak Rabin, Shimon Peres, Ehud Barak) tuvo el efecto diametralmente opuesto al esperado: La cumbre de Camp David II se suponía debía cerrar el conflicto palestino-israelí, pero en realidad despertó una oleada agresiva sin precedentes de violencia palestina contra Israel, que aún continúa y sigue agravándose.
La visión de Fleischer tiene importantes implicaciones. Antes de que el gobierno norteamericano lance otro "plan" de paz (como la aberración actual promovida conjuntamente por el príncipe heredero de Arabia Saudí y el New York Times), se debe evaluar muy cuidadosamente su potencial daño. El fiasco de cumbre que fue Camp David II es por lo menos parcialmente responsable de 1.200 muertes; ¿cuál será el número de víctimas de la próxima ronda diplomática de ambiciones desmesuradas?"







Segunda Parte
Segunda Intifada


“Les enseñamos a los niños que las bombas suicidas atemorizan a los israelíes y que nosotros podemos hacerlas. Les enseñamos que después de que una persona se convierte en un petardista suicida alcanza el más alto nivel del paraíso” Consejero de uno de los “campamentos del paraíso” palestinos,
Hablándole a un periodista de la BBC


Habiendo leído estas palabras de un vocero palestino, no ha de extrañar los medios que emplearon los líderes palestinos para llevar adelante este levantamiento popular. Tan publicitado en todo el mundo erróneamente como “La Rebelión de las Piedras”, fue un fenómeno producto del adoctrinamiento de terroristas suicidas que emplean mucho mas que piedras, asesinando indiscriminadamente civiles israelíes.
Luego del rechazo por parte de Arafat a las ofertas de Barak en Camp David, el proceso de paz colapsa con la violencia desatada por la Intifada, orquestada, auspiciada y financiada por la dirigencia palestina.
Marcos Aguinis, en su escrito “Justicia que sabotea la paz”, denuncia las intenciones del liderazgo palestino que conducen a desembocar en este levantamiento popular palestino: “…la justicia que anhelan tiene un maravilloso ideal: borrar del mapa a Israel, culpable de todas sus desventuras. Otra forma menos violenta sería el ingreso en ese país de unos cuatro millones de palestinos, cifra hasta la que creció el millón original de refugiados. De esa forma, por el peso demográfico, se convertiría a los judíos en minoría y se arrebataría a Israel su identidad judía. Esta última propuesta fue planteada en la conferencia de Camp David (fines de 2000) y fue la única que, obviamente, no podía aceptar el gobierno-paloma de Ehud Barak, tras haber cedido en las restantes demandas. Arafat le respondió con el desenfreno de la segunda Intifada”.

En respuesta a la Intifada, el gobierno israelí con su Primer Ministro Ariel Sharon lanzo la Operación “Escudo Defensivo” para protegerse contra el terrorismo. A la vez comenzó la construcción de la Valla de Seguridad.

Inicio de la Segunda Intifada

De acuerdo a Mitchell Bard: “Si se les va a creer a los portavoces palestinos, la violencia fue causada por la profanación de un santuario musulmán —Haram al-Sharif (el Monte del Templo)— por el líder del partido Likud Ariel Sharón y los “miles de soldados israelíes” que lo acompañaban. La violencia fue llevada a cabo gracias a ataques gratuitos de las fuerzas israelíes que invadieron los territorios controlados por palestinos y “masacraron” a indefensos civiles palestinos, que meramente arrojaban piedras en defensa propia. El único medio de detener la violencia, pues, era que Israel hiciera un cese al fuego y sacara sus tropas de las áreas palestinas. La verdad es completamente diferente. Imad Faluji, el ministro de comunicaciones de la Autoridad Palestina, reconoció meses después de la visita de Sharón que la violencia había sido planeada
en julio, mucho antes de la “provocación” de Sharón. [El levantamiento] había sido planeado desde que el presidente Arafat regresara de Camp David, cuando él volcó las mesas del ex presidente de EE.UU. y rechazó las condiciones norteamericanas”. De hecho el Informe Mitchell concluye que “La visita de Sharón no causó la “Intifada de al-Aksa”.
“La violencia comenzó antes de la visita de Sharón al Monte del Templo el 28 de septiembre del 2000. El día antes, por ejemplo, un soldado israelí fue muerto en el entronque de Netzarim. Al día siguiente en la ciudad Cisjordana de Kalkilya, un agente de policía palestino que trabajaba con un policía israelí en una patrulla conjunta, abrió fuego y mató a su colega israelí. Los medios de difusión oficiales de la Autoridad Palestina exhortaron a los palestinos a la violencia. El 29 de septiembre, la Voz de Palestina, la estación de radio oficial de la AP, hizo llamados “a todos los palestinos a venir y defender la mezquita de al-Aksa”. La AP cerró sus escuelas y llevó en
autobuses a los estudiantes palestinos hasta el Monte del Templo para participar
en motines organizados. Inmediatamente antes del Rosh Hashanah (30 de septiembre), el año nuevo judío, cuando centenares de israelíes adoraban en el Muro Occidental,
miles de árabes comenzaron a lanzar ladrillos y piedras a la policía israelí y a los judíos que participaban en el culto. Los motines se extendieron entonces a pueblos y aldeas a través de todo Israel, la Cisjordania y la Franja de Gaza. El ministro de seguridad interna Shlomo Ben-Ami le permitió a Sharón ir al Monte del Templo —el lugar más santo del judaísmo— sólo después de llamar al jefe de seguridad palestino Jabril Rajoub y que éste le garantizara que no surgirían problemas si Sharón no entraba en las mezquitas. La necesidad de proteger a Sharón surgió cuando Rajoub dijo después que la policía palestina no haría nada para evitar la violencia durante la visita.
“Sharón no intentó entrar en ninguna de las mezquitas y su visita de 34 minutos al Monte del Templo fue llevada a cabo durante horas normales cuando el área está abierta a los turistas. Jóvenes palestinos —que llegaron a ascender a unos 1,500— gritaron consignas en un intento de inflamar la situación. Unos 1.500 policías israelíes estuvieron presentes en el lugar para evitar la violencia. Durante la visita de Sharón hubo algunos disturbios, limitándose la mayoría al lanzamiento de piedras. Durante el resto del día, las pedreas continuaron en el Monte del Templo y en la vecindad, con un saldo de 28 policías israelíes lesionados, tres de los cuales tuvieron que ser hospitalizados. No se reportaron palestinos lesionados ese día. La verdadera profanación de lugares sagrados fue perpetrada por los palestinos, no por los israelíes. En octubre del 2000, las turbas palestinas destruyeron el santuario judío en Nablus —la tumba de José— destrozando
y quemando libros de oración judíos. Apedrearon a los fieles en el Muro Occidental, y atacaron la Tumba de Raquel en Belén con bombas incendiarias y armas automáticas. Las fuerzas de seguridad israelíes no comenzaron ninguno de los ataques violentos, lo que hicieron, en todos los casos, fue responder a la violencia palestina que fue mucho más allá del lanzamiento de piedras. Incluyó ataques masivos con armas automáticas y el linchamiento de soldados israelíes. La mayoría de los atacantes eran miembros del Tanzim —la propia milicia de Arafat.”

Victimas de la Intifada
De Mitchell Bard: “Durante la «Intifada de al-Aksa», el número de bajas palestinas ha sido más alto que la cifra de israelíes; sin embargo, la brecha se ha ido reduciendo en la medida en que los terroristas suicidas palestinos han ido usando bombas cada vez más poderosas para matar a un mayor número de israelíes en sus ataques terroristas. A mediados de septiembre del 2002, 1.868 palestinos y 617 israelíes habían muerto. La cifra desproporcionada de bajas palestinas es fundamentalmente un resultado del número de palestinos implicados en la violencia y es el resultado inevitable de una milicia irregular y mal adiestrada que ataca a un ejército regular bien adiestrado. La lamentable muerte de los no combatientes se debe en gran medida al hábito de los pistoleros y terroristas palestinos de usar a civiles como escudos humanos. Sin embargo, lo que resulta más revelador que los trágicos totales es el desglose específico de las bajas. Según un estudio, los no combatientes palestinos fueron en su mayoría adolescentes y jóvenes. “Esto contradice completamente las acusaciones de que Israel ha “hecho blanco indiscriminado de mujeres y niños”, según el estudio («An Engineered Tragedy: Statistical Analysis of Casualties in the Palestinian-Israeli Conflict, septiembre de 2000 a junio de 2002», International Policy Institue for Counter-Terrorism, (junio de 2002)). “Parece que hay sólo una explicación razonable para esta pauta: que los hombres y los muchachos palestinos incurren en conductas que los ponen en conflictos con las fuerzas armadas israelíes”. En contraste con eso, el número de mujeres y ancianos entre las bajas no combatientes israelíes ilustra lo indiscriminado de los ataques palestinos, y hasta qué grado los terroristas han matado a israelíes por el solo “delito” de ser tales. Las tropas israelíes no agreden a inocentes palestinos, pero los palestinos sí agreden a civiles israelíes.”

Impacto sobre la Industria Turística Israeli y Palestina
Mitchell Bard apunta: “Finalmente, la violencia ha causado una drástica reducción del turismo y ha afectado las industrias que se le relacionan. Decenas de miles de israelíes han perdido sus empleos debido a las sublevaciones palestinas. No es sólo que los israelíes sufran. La pérdida del turismo también ha afectado a los palestinos. El número de visitantes, por ejemplo, que normalmente visita Belén en Navidad fue significativamente menos que el usual. Lo mismo sucede en otros sitios de peregrinación controlados por la Autoridad Palestina. Los tenderos palestinos en lugares como la Ciudad Vieja también se han visto afectados por el descenso del turismo. La campaña de terror obligó a Israel a restringir drásticamente el número de trabajadores palestinos que entra en Israel, afectando a individuos que intentan ganarse la vida y sostener a sus familias.


Armamento de los Terroristas durante la Intifada y Reacciones de las Fuerzas de Defensa de Israel

Dice Mitchell Bard: “Los palestinos, jóvenes y viejos, atacan a soldados y civiles israelíes con toda una variedad de armamentos. Cuando arrojan piedras, no son guijarros, sino piedras grandes que pueden causar serias lesiones. Habitualmente, los soldados israelíes atacados no pasan de 20, mientras sus asaltantes, armados con cócteles Molotov, pistolas, fusiles de asalto, ametralladoras, granadas de mano y explosivos, se cuentan por centenares. Además, mezclados con los lanzadores de piedra ha habido palestinos, con frecuencia policías, armados con pistolas. Frente a una turba colérica y violenta, la policía y los soldados israelíes a menudo no tienen más opción que defenderse disparando balas de goma y, en situaciones en que su vida se ve amenazada, balas de verdad. El uso de municiones vivas de parte de los palestinos ha significado que las fuerzas israelíes han tenido que permanecer a alguna distancia de los que inician la violencia. Además, la amenaza de fuerza contra los israelíes ha sido una amenaza de fuerza letal. Ambos factores han inhibido el uso de métodos tradicionales de control de motines. Según las reglas de combate de las tropas israelíes en los territorios, el uso de armas sólo está autorizado en situaciones de peligro de muerte, o sujeto a muy estrictas limitaciones, en el momento de practicar el arresto de un individuo sospechoso de haber cometido un grave delito contra la seguridad. En todos los casos, las actividades de las FDI han sido gobernadas por una dominante política de contención, la exigencia de proporcionalidad y la necesidad de tomar todas las medidas posibles para prevenir el perjuicio de civiles inocentes. Entre tanto, los palestinos aumentaron sus ataques violentos contra los israelíes usando morteros y cohetes antitanques introducidos de contrabando en la Franja de Gaza. Los palestinos han disparado granadas de mortero a las comunidades judías de Gaza y en el propio Israel, y los informes de las FDI indican que a las fuerzas israelíes en Gaza les han disparado cohetes antitanques. La Autoridad Palestina (AP) también ha estado almacenando armas que entraron de contrabando en Gaza por mar y por túneles subterráneos conectados con Egipto. La posesión y el uso de estas y otras armas por los palestinos violan los compromisos contraídos por ellos en varios acuerdos [suscritos] con Israel. Según los Acuerdos de Oslo, las únicas armas que se permiten en las áreas controladas por los palestinos son pistolas, fusiles y ametralladoras, y éstas sólo pueden estar en posesión de los agentes de seguridad de la ATP. La violencia reciente hace evidente que, además de la policía, los civiles palestinos y miembros de las milicias, tales como el Tanzim, también están en posesión de tales armas. El número de bajas palestinas en los choques (con los israelíes) es lamentable, pero es importante recordar que ningún palestino estaría en peligro ni se arriesgaría a resultar lesionado si ellos no estuvieron librando una campaña de terror. Si los niños estuvieran en la escuela o en sus hogares con sus familias, en lugar de estar lanzando piedras en las calles, tendrían menos que
temer. Y los niños lanzan más que piedras. Abu Mazen, el segundo de Yasser Arafat, reveló que a los niños se les paga para que lleven a cabo ataques terroristas contra Israel. Él le dijo a un periódico jordano que «al menos 40 niños en Rafah perdieron los brazos al lanzar torpedos de Bangalore. Recibían cinco shekel (aproximadamente U$S1) para que los lanzaran. Por otra parte, mientras el número de palestinos que ha muerto es mayor que el número de israelíes, eso no debe minimizar la traumática pérdida de vidas del lado israelí. Desde el 29 de septiembre del 2000 hasta mediados de septiembre del 2002, los palestinos llevaron a cabo 91 ataques suicidas… En efecto, la Autoridad Palestina misma no duda en usar fuerza letal contra los que protestan...”.
A la vez Amnistía Internacional afirma en un informe acerca de la Intifada que las acciones terroristas no pueden ser justificadas bajo ningún punto de vista:”…los ataques contra civiles no están permitidos bajo ninguna norma legal internacionalmente reconocida, ya se cometan en el contexto de una lucha contra una ocupación militar o en cualquier otro contexto. No sólo están considerados asesinato bajo los principios generales del derecho en cada sistema legal nacional, [sino que] son contrarios a los principios fundamentales de humanidad que se reflejan en el derecho humanitario internacional. De la manera en que se cometen en Israel y los territorios ocupados, constituyen también crímenes contra la humanidad.”


Impacto Mediático y Propaganda Anti-israelí
En muchos medios de comunicación la Intifada lleno las planas y los horarios mas importantes. Una inmensa campaña anti-israelí y de desprestigio hacia el Estado que se defendía de las agresiones terroristas se llevo a cabo, condenando las acciones del Tzahal en contra de los “niños palestinos que tiran piedras”. Ya ha quedado demostrado que los revoltosos cargaban mucho mas que piedras y que muchos terroristas realizaban sus crueles actos.
Sin embargo, también están los que opinan que la Intifada fue un fracaso mediático. Marcelo Kisilevski afirmo que la Intifada fracaso en cuanto que no logro dar a entender su mensaje con la prensa que le dieron: “Los palestinos, en verdad, no han logrado hacer comprender su causa… El conflicto con los palestinos se libra en el campo de batalla de la opinión pública. La piedra o la bomba suicida no está destinada a matar israelíes tanto como a mostrar al mundo la desesperación del débil. La conducción palestina no cuenta los muertos israelíes como medida de la victoria, sino precisamente los muertos palestinos”.
“...Con los medios de comunicación a su favor como una madre que defiende a su hijito menor de los golpes del mayor, la Intifada de Al Aqsa no ha tenido grandes éxitos, tanto en el largo como en el corto plazo. Los palestinos, desesperados de verdad, siguen con ella porque no tienen otra, y a Arafat, preso de su propia trampa, se le acaba el tiempo” (El fracaso de la Intifada Al-Aqsa, incluso en los medios).

Claudio Fantini escribió que respondiendo del modo que lo hace frente a este tipo de ataques palestinos, “el ejercito de Israel se vence a si mismo”. Esto puede tomarse por un lado como una clara alusión al impacto mediático negativo para Israel por las imágenes difundidas, y por otro como una critica a las medidas adoptadas por el ejercito para combatir. Nuevamente repetimos, la seguridad de los propios israelíes estaba en riesgo, frente a ataques de gente armada y muy peligrosa, por lo que el ejército, respetando las consignas que lo hacen ético, debía obrar en consecuencia para detener la agresión.

-La Batalla de Jenin: En abril de 2002, en el contexto de la operación “Escudo Defensivo”, el Ejercito Israeli incursiono en un campo de refugiados de Jenin en la Margen Occidental. Desde Jenin se planeaban ataques terroristas contra objetivos civiles israelíes. Entre las organizaciones terroristas cuyos miembros operaban desde Jenin se encontraban Fatah, Jihad Islámica y el Hamas. En los propios documentos de la AP se reconocía a Jenin como un centro del terrorismo, tal es así que la denominaban “La Capital de los Suicidas”. Se estima que por lo menos 28 atentados suicidas habían provenido de aquí antes de la operación israelí violando un cese al fuego.
Dice Mitchell Bard: “Los palestinos alegaron en repetidas ocasiones que se había cometido una masacre en los días que siguieron a la batalla. El portavoz Saeb Erekat, por ejemplo, le dijo a CNN el 17 de abril que al menos 500 personas fueron masacradas y 1.600 personas, incluidas mujeres y niños, estaban desaparecidas. Los palestinos rápidamente se desdijeron cuando se hizo evidente que no podrían presentar ninguna prueba para sostener tan grosera fabricación; su propio comité supervisor reportó un saldo de 56 muertos, de los cuales 34 eran combatientes. Ni mujeres ni niños se reportaron desaparecidos…”.
Como repetidas veces se ha hecho esta falsificación de numero de victimas por parte de palestinos, lo dicho por Erekat era una mentira ridícula con el objetivo de hacer propaganda anti-israelí llamando a la operación una “masacre”. Tal es así que los números reales, comprobados por la ONU y posteriormente ratificados por las Fuerzas de Defensa de Israel y Human Rights Watch son radicalmente distintos. Según cifras de las FDI hubo 52 muertos palestinos (de los cuales 5 eran civiles) y 23 victimas israelíes.
En la incursión se llevo a cabo un duro combate. Según Bard: “Los francotiradores palestinos les disparaban a los soldados desde una escuela de señoritas, una mezquita y un edificio de la UNRWA y, al abrir el fuego y perseguir a los terroristas, algunos no combatientes eran alcanzados. Cualquier baja civil es una tragedia, pero algunas resultaron inevitables porque los terroristas palestinos utilizaban a los civiles como escudos humanos. La mayoría de las bajas fueron terroristas. Mientras Israel podría haber elegido bombardear todo el campamento... Los soldados fueron casa por casa y 23 de ellos resultaron muertos en encarnizado combate con terroristas palestinos que usaban bombas, granadas, bombas trampas y ametralladoras para convertir el campamento en una zona de guerra… La operación israelí se llevó a cabo en un área limitada del campamento de refugiados, que en sí mismo ocupa una pequeña fracción de la ciudad. La destrucción que sí tuvo lugar en el campamento fue causada en gran medida por las bombas palestinas…”
El secretario de Estado de EEUU en ese año, Colin Powell, asevero: “No veo ninguna prueba que sostenga que tuvo lugar una masacre”. Esto fue confirmado por las Naciones Unidas, Human Rights Watch y una investigación de la Unión Europea. Aun así, dentro de la propaganda palestina se cita a Jenin como una “masacre” o un “genocidio”.


Valla de Seguridad

Biniamin Netanyahu explica: “…No son los fines de los terroristas los que justifican sus medios, sino sus medios los que muestran sus verdaderos fines…”.
Desde septiembre de 2000 hasta febrero de 2004, 920 israelíes habían sido asesinados en atentados terroristas (645 civiles y 275 miembros de personal de seguridad), dejando también un saldo de 6077 heridos (4300 civiles y 1777 miembros de fuerzas de seguridad). Ante este panorama escalofriante, el gobierno israelí decide comenzar la construcción de una valla de seguridad en 2002 para prevenir y evitar el terrorismo.
La construcción de la misma se realizo bajo el gobierno de Ariel Sharon (Likud), aunque la idea había surgido por miembros de Avoda (Partido Laborista) con anterioridad. Lo confirma Víctor Harel, embajador de Israel en España, en su publicación “Valla o muro” en El País en 2003: “¿Contestada? En Israel existe un amplio consenso que abarca casi todo el espectro político desde la izquierda a la derecha. De hecho, el proyecto original de construir una valla surgió en el Partido Laborista (actualmente en la oposición)”.

Según informes oficiales de la Embajada de Israel en España:

• La valla tendrá 705 km al estar terminada. Su edificación consta de varias fases: A (Aprobada en agosto de 2002. Consta de 137 km desde Salem a Elqana. 20 km en zonas al norte y al sur de Jerusalén), B(Aprobada en enero de 2003. Consta de 80 km desde Salem a Tirat-Zvi. 43 km a Tirat Zvi en fase B1, que se completa con otros 37 km hasta Monte Avner en la fase B2), C 1(Aprobada en agosto 2003. Consta de 64 km en tres segmentos: de Beit Sahur a Olive Jct, de Qalandyia a Anatot y alrededor de Bir Nabala), C2 y C3 (Aprobado en agosto de 2003. 149 km desde Elqana a Ofer, 24 km una valla secundaria a lo largo de la carretera 443, 56 km de Ariel a Qedumim I y 50 km de Ariel a Qedumim II) y D (Aprobada en octubre de 2003. Consta de 52 km de Tunnels a Batir, 30 km de Batir a Surif y 93 km de Surif a Carmel).

• El uso de suelo público es una prioridad
• Cuando esto no es factible, la tierra privada es requisada, pero la propiedad permanece en manos de su propietario original.
• Se ofrece una compensación completa. Los propietarios pueden presentar sus quejas ante el Tribunal Supremo.
• En numerosos casos se han alcanzado acuerdos que contemplan cambios y consideraciones locales.
• La conservación del paisaje y de la naturaleza es un factor prioritario.
• La valla no es un muro: Sólo el 3,8% tiene estructura de muro. La valla no es política, Es sólo una medida defensiva. La valla no es una frontera: La frontera se fijará en negociaciones con los palestinos. La valla no es permanente: Cuando desaparezca la causa de su construcción –el terrorismo- se desmantelará. La valla es una barrera defensiva: Es una barrera física para impedir la infiltración de terroristas. La valla es legítima: Basada en el derecho de autodefensa. La valla es movible: Como lo fue en el Líbano.

Hasta marzo de 2008 se construyeron 411 Km. Esta fuera de discusión la efectividad de la valla antiterrorista. Desde su construcción, el terrorismo prácticamente desapareció. Descendió un 99%. Ya no hay terroristas suicidas, atentados con bombas. Los pocos atentados perpetrados en los últimos tiempos han sido de autoria de árabes israelíes que viven dentro de territorio israelí, y no en los territorios de soberanía palestina. Por lo tanto se considera un verdadero acierto la valla de autodefensa. Cabe destacar nuevamente que es antiterrorista: cuando desaparezca el terrorismo, podrá desaparecer la valla, que viene siendo efectiva, y sin embargo debe mantenerse ante la amenaza y las tentativas de los grupos terroristas que siguen en funcionamiento planificando ataques y traficando armamento.
Quien reconoció en público la verdadera efectividad de la valla fue Ramadah Shalah, dirigente de Jihad Islámica. En una entrevista dada al canal del Hizballa “Al Manar TV” afirmo que quería “crear un equilibrio entre violencia y escarmiento contra el enemigo… por ejemplo, está la valla de separación, que es un gran obstáculo para la resistencia, si no existiera la valla de seguridad la situación sería totalmente distinta…” agrego refiriéndose a la dificultad de continuar con la estrategia de preparación de atentados suicidas.
Por su parte, Víctor Harel, embajador de Israel en España, escribió “Ni muro ni vergüenza” para El Mundo, del cual resaltamos: “Los medios de comunicación españoles, en su mayoría, han adoptado la denominación denigrante de Muro de la Vergüenza para designar la valla de seguridad que Israel se está construyendo actualmente… El responsable directo de la construcción de la valla es el terrorismo; sin terror no nos hubiéramos visto obligados a construir la valla. Cuando no haya terrorismo, tampoco habrá valla… No hay un solo gobierno en el mundo que pueda contemplar de brazos cruzados la aniquilación sistemática de sus mujeres, niños y ancianos. No hay un solo gobierno que no adopte acciones firmes para poner fin al terrorismo suicida. No es sólo el derecho fundamental a la autodefensa, sino también un deber; un deber de supervivencia, y esto incluye construir un sistema de defensa del país más desangrado del mundo por culpa del terrorismo islámico… ¿Qué no supone la valla? No supone en ningún caso anexionar territorios o cambiar su estatus. No supone implicaciones políticas ya que no establece la demarcación de una frontera entre Israel y el futuro Estado palestino, la cual deberá fijarse eventualmente en unas negociaciones directas entre ambas partes… No supone, en absoluto, el aislamiento de la población Palestina residente en las cercanías. El muro es una valla y de vergüenza no hay nada. ¿Desde cuándo ejercer el derecho de autodefensa es vergonzoso?
Harel dejo bien en claro en “Valla o muro” la búsqueda de pretextos por parte de la AP para quejarse de la valla en vez de cumplir con lo que le corresponde: “¿Provocación o excusa? El terrorismo y sus suicidas llevan cometiendo sus actos de violencia en esta “Intifada” desde hace 3 años, o sea, desde mucho antes del inicio de la construcción de la valla. Por lo tanto, no debe considerarse como “provocación” sino como una excusa más por parte de la Autoridad Palestina para no cumplir con el primer capítulo de la Hoja de Ruta y combatir el terror, desmantelando la infraestructura del Hamas y Yihad Islámica”. Sus argumentos son fuertemente reforzados a través de la denuncia y exposición de lo que el terrorismo palestino era capaz de hacer en contra de Israel. Escribe en 2003 en el mismo texto: “En los últimos tres años, 245 suicidas perpetraron 121 atentados con víctimas mortales, con un saldo de 865 israelíes muertos y miles de heridos. La terrorista suicida (y no “activista” ya que lo único que activó fue su mortal explosivo) que cometió el terrible atentado (20 muertos, 56 heridos) en Haifa el sábado en la víspera de “Yom Kipur”, logró su vil cometido tras entrar en Israel por una zona en la cual no se ha construido aún la Valla de Defensa. El 98% de los terroristas suicidas proceden de Cisjordania, precisamente por la facilidad e impunidad con la que se entra a territorio israelí. Desde la Franja de Gaza, donde existe una valla de seguridad desde hace ya años, no ha habido infiltraciones de tal naturaleza”.
Visto el peligro que impuso a Israel el terrorismo llevado a cabo por las organizaciones terroristas que la AP nunca logro ni quiso combatir (en claro incumplimiento de los Acuerdos firmados) y que el objetivo de la valla es seguridad no es delimitar fronteras unilateralmente, sino cumplir el rol antiterrorista, cobra especial vigencia la frase de Ariel Sharon: «Al final, nosotros (Israel y los palestinos) llegaremos a una solución en la cual habrá un Estado palestino, pero tendrá que ser un Estado palestino por acuerdo y tendrá que ser un Estado palestino desmilitarizado».

Desconexión de Gaza

Ariel Sharon, líder del partido de derecha Likud, Primer Ministro de Israel durante la Intifada, propuso en la Conferencia de Herzlia (Auspiciada por el ICT) en 2004 la desconexión unilateral de la Franja de Gaza. El Plan fue llamado a referéndum dentro del Likud el 2 de mayo de 2004, siendo rechazado por el 65% de sus miembros. Cronológicamente (lista de hechos presentada en http://terranoticias.terra.es/articulo/html/av2444823.htm) el 6 junio de 2004 el Consejo de Ministros aprueba, por 14 votos a favor y 7 en contra, el plan para evacuar Gaza a partir de 2005. El 26 de octubre de 2004 la Knesset aprueba el Plan de desconexión por 67 votos a favor, 45 en contra y 7 abstenciones. El 9 enero de 2005 Sharon forma un nuevo gobierno con el Partido Laborista. En ese contexto, el 8 febrero de 2005 en la Cumbre de Sharm El Sheij, el nuevo presidente palestino, Mahmud Abas (Arafat habia muerto en 2004), y Sharon declaran la tregua.
El 14 de septiembre de 2004 el gabinete de ministros había aprobado por 9 votos contra 1 la compensación a los habitantes de los asentamientos que serian desalojados con entre US$ 200000 y US$ 300000. El 16 de febrero de 2005 la Knesset aprobó el plan de desconexión con 59 votos a favor, 40 en contra y 5 abstenciones, a la vez que se rechazo una propuesta para someter el plan a referéndum con 72 votos en contra y 29 a favor. El 28 de marzo la Knesset nuevamente rechazo someter el plan a referéndum por 72 votos a 39. La presión era ejercida por un grupo de miembros del Likud que insistían en la necesidad de realizar un referéndum.
Contrario a su decisión original de destruir las sinagogas en Gaza, el Gabinete opto el 11 de septiembre de 2005 por no demolerlas.

-Argumentos de Sharon:
Los mismos son presentados por Tzvi Hasson en el articulo “Después de más de 30 años llegó el momento de la Desconexión (Sharon y casi media bancada del Likud, se suben tardíamente al tren)”:
““…No podemos seguir dominando militarmente al pueblo palestino…”
“…Debemos estar dispuestos a hacer dolorosas concesiones a los palestinos…”
“…Debemos aceptar la creación de un Estado Palestino…”
“… Debemos terminar con la insoportable situación de dominadores y dominados …”
“…La meta central del Plan de Desconexión es promover una nueva situación política, militar, económica y demográfica…mejor y más positiva, que rompa el congelamiento total que subsiste en las negociaciones y los contactos con los palestinos…”
“…Nuestra salida de la Franja de Gaza y del Norte de Judea disminuirá substancialmente los roces con la población palestina…”
“…Esta desconexión de parte de Israel de estas zonas, negará toda base a posibles argumentaciones sobre alguna responsabilidad israelí sobre esta zona y su población…”
“…El apoyo y la aceptación de este Plan por parte de los EEUU y los países europeos, como así por parte de Egipto y Jordania, abren puertas amplias y beneficios inimaginados para Israel y sus futuras políticas y acciones…”
“…Este apoyo es fundamental para empujar y promover a los palestinos y sus autoridades y dirigentes a concretizar pasos y acciones en la lucha contra el terrorismo y por la democratización del futuro Estado Palestino. Todo ello puede conducir a una renovación de las conversaciones y a una salida favorable de la actual situación…””

-Ejecución del Plan:
Según los datos provistos por el mismo autor, concretamente se desmantelarían: 15 asentamientos en el así llamado Bloque Katif (Gush Katif). El más antiguo de ellos era Netzer Jazani, levantado en 1973 con una población de 320 almas. Shirat Haiam, creado en 2001, tenía una población de algunas decenas de familias solamente. Neve Dekalim, de 1988, con una población de 1500 almas. 3 asentamientos en el norte de la Franja de Gaza: Alei Sinai, Duguit y Nisanit con cerca de 1500 almas. Otras 1000 almas se encontraban en 3 asentamientos más aislados, también dentro de la llamada Franja de Gaza: Netzarim, Morag y Kfar Darom. Estos son los 21 asentamientos que desde el 15 de Agosto fueron desmantelados por el Ejército y la Policía de Israel. Se sumaron 4 asentamientos en Judea: Jomesh, Kadim, Ganim y Sanur, que agrupaban en conjunto cerca de 1000 habitantes. Estos 4 asentamientos estaban ubicados geográficamente en las cercanías de las ciudades palestinas de Tulkarem y Jenin, frente a las ciudades israelíes de Pardes Jana, Jedera y Natania.

El 13 de Julio de 2005 Sharon firmo la clausura de Gush Katif, convirtiéndolo en una zona militar cerrada. Del 14 al 15 de Agosto se cerro oficialmente a la entrada de israelíes y hasta el 17 se otorgo una prorroga para aquellos residentes que aun no habían terminado de empacar sus pertenencias. Finalmente el 17 de agosto comenzó la evacuación forzosa de los habitantes, y el 12 de septiembre por la mañana, el último soldado abandono la Franja de Gaza completando así el Plan de desconexión.

En total, el Plan de Desconexión incluyo 25 asentamientos y una población de un poco
mas de 8000 almas.
Oposición y Protestas al Plan de Desconexión
En protesta se desarrollan marchas en Tel Aviv, Jerusalén y Gush Katif de cientos de miles de personas en varias de ellas. A modo de ejemplo:
-El 11 enero 2004 cien mil personas se manifiestan en las calles de Tel Aviv contra el Plan.
-El 25 julio 2004 luego de varias manifestaciones, la derecha convoca decenas de miles de activistas en una cadena humana desde Gaza a Jerusalén.
-El 30 enero 2005 cerca de ciento treinta mil personas se manifiestan en las calles de Jerusalén.
-El 11 de agosto de 2005 cerca de 300000 (estimaciones de los organizadores) personas se manifiestan en Kikar Rabin contra el Plan. Sus organizadores la reconocieron como “una de las mas grandes movilizaciones de protesta en la historia de Israel”.
A la vez se realiza una manifestación el 10 de agosto de 2005 en respuesta al llamamiento de líderes religiosos como Ovadia Yosef, Avraham Shapira y Mordejai Eliahu. La misma contó con cerca de 250000 personas (estimaciones de los organizadores) que tomaron como centro al Muro Occidental y se extendía por toda la ciudad vieja de Jerusalén y los barrios cercanos. Durante la misma se rezo para que el Plan de Desconexión sea cancelado.
Biniamin Netanyahu, que renuncio el 7 de agosto de 2005 a su cargo de Ministro de Economía en protesta al plan de desconexión, afirmo: “Yo no se cuando el terrorismo hará erupción con toda su fuerza- mi esperanza es que nunca ocurra. Pero estoy convencido hoy de que la Desconexión va a agravar eventualmente el terrorismo en lugar de reducirlo. El personal de seguridad también espera un incremento en el terrorismo. La retirada pone en peligro la seguridad de Israel, divide su gente y establece el precedente para el retorno a las fronteras del 67”.
El 10 de agosto, en el primer discurso en la Knesset luego de su renuncia, dijo: “Solo nosotros en la Knesset somos capaces de detener este mal. Todo lo que la Knesset ha decidido es susceptible de cambiarse. Estoy llamando a todos aquellos que reconocen el peligro: Junten fuerzas y hagan lo correcto. No se si el movimiento completo puede ser detenido, pero aun puede llegar a ser detenido en sus niveles iniciales. No les den a los palestinos armas, no les den cohetes, no les den un puerto marítimo y no les den una enorme base para el terror.”

(El panfleto de la organización Gamla dice lo siguiente en hebreo: “Bienvenidos al alcance de los cohetes. No solamente Sderot, Ashkelon, Ashdod y Netivot. Y todo lo que entre ellos al alcance de los cohetes. Por Oslo se les entregó armas, no permita que se les entregue la base para disparar.”)
Consecuencias directas de la Desconexión en Gaza
Israel no desmantelo completamente los asentamientos judíos en la Franja de Gaza, sino que (según datos de la Embajada de Israel en Perú en http://sensatez.info/2009/01/17/que-harias-si-te-regalaran-3200-invernaderos/) tras la evacuación de los habitantes dejo “…3,200 invernaderos de última generación (En agosto del 2005, en vísperas de la retirada israelí de Gaza, un consorcio de filántropos encabezados por James Wolfensohn, el entonces presidente del Banco Mundial, se movilizó para comprar por 14 millones de dólares los invernaderos pertenecientes a los colonos israelíes.) y equipados con la más alta tecnología, que producían para el mercado interno e Israel, exportaban hortalizas, frutas exóticas y flores tempraneras a Europa con un elevado valor agregado. Muchos miles de palestinos (que laboraban en estos invernaderos) traían a casa su sustento con holgura y honorabilidad… La idea de los donantes – todos judíos de EEUU – era entregar esos 3.5 millones de m² de invernaderos a los palestinos, en un gesto de reconciliación y esperanza de cara a un futuro mejor…Inmediatamente luego de que Israel se retirara de la Franja de Gaza hasta el límite internacional, hordas de palestinos enardecidos azuzados por Hamás, saquearon y destruyeron los invernaderos, llevándose mangueras de riego, bombas de agua y fundas plásticas de protección, hasta reducirlos a escombros…La Autoridad Nacional Palestina no pudo evitar el vandalismo y la destrucción de la fuente de vida de miles de personas, en otro duro golpe a los esfuerzos por construir la Franja de Gaza y brindarle un horizonte de desarrollo y prosperidad…”. A decir de Marcos Aguinis: “¿Qué hicieron los líderes de Hamás con las 20 colonias paradisíacas que les dejaban los pioneros israelíes, llenas de flores, árboles, invernaderos, centros sanitarios, granjas, escuelas y hasta fábricas? ¡Las destruyeron, quemaron y convirtieron en escombros! ¿Fue condenada esa depredación irracional? No.”
De acuerdo a ElReloj.com: "Se llevan hojas de plástico, mangueras, cualquier cosa a la que puedan echar mano", dijo Hamza Judeh, un policía palestino. A la vez el primer ministro palestino Ahmed Qureia imploró a los palestinos en Neve Dekalim que dejasen intactas las estructuras, mientras saqueadores removían los escombros en otras partes del asentamiento. "Estos invernaderos son para el pueblo palestino", dijo. "No queremos que nadie toque ni dañe nada que pueda ser útil para nuestro pueblo".
Aun así, el odio insuflado por el Hamas fue más fuerte y redujeron los invernaderos a escombros.
En 2009 comprendimos cuanta razón tenia Netanyahu. No es de extrañar que un lema de campaña para las elecciones del 2009 del Likud fue: “Lo que Bibi dice en 2005, nosotros lo entendemos en 2009”.

Elecciones Palestinas 2006

En enero de 2006 se realizaron las elecciones parlamentarias de los palestinos. Contaron con la presencia de Fatah y de Hamas, llevándose este último la victoria. Hamas obtuvo 76 diputados de los 132 que componían la asamblea legislativa. Fatah solo consiguió 43 escaños.
Ismael Haniye, líder de Hamas, vocifero: “Nuestra victoria es una lección a la comunidad internacional y cambiará la actitud de Israel, los países árabes y Occidente hacia el conflicto palestino israelí".
Mahmud A-Zahar, el otro líder, exclamo: "la lucha armada contra Israel continuará y nuestra victoria llevará a Israel a hacer concesiones y cambiará la actitud de Jordania y Egipto hacia el conflicto".
Khaled Abu Toameh, periodista palestino musulmán que trabaja para el Jerusalem Post, explica la contundente victoria electoral de Hamas apabullando a la AP:
“Hamas decidió presentarse en elecciones libres y democráticas bajo la bandera de “cambio” y “reforma”, ganaron. La escritura estaba clara en la pared, que cualquiera que desafiara a Arafat en ese entonces… créanme que aún si Ehud Olmert se hubiera presentado en las elecciones palestinas prometiendo cambio y reforma y democracia habría ganado... Hamas estaba preparada para dar a luz. ¿Qué es lo que hicieron? Fueron a los palestinos y les dijeron: “Escuchen, gente, ustedes han probado con toda esta gente de la OLP. Son corruptos. Son malos. Arafat fue un ladrón. Abu Mazen también es un total fracaso. Estos tipos roban vuestro dinero. Estos tipos son agentes de USA, ellos son la CIA. ¿Por que no prueban con nosotros ahora? Les mostraremos que podemos establecer un buen gobierno. Y, de paso, vean lo que hemos hecho por ustedes desde 1968. Hemos establecido una vasta red de servicios educacionales, sociales, de salud y económicos. Arafat construyó un casino y nosotros construimos dos universidades. Arafat le daba a su mujer 100.000 dólares por mes para que pudiera hacer sus compras mientras nosotros le dábamos dinero a la gente pobre. Arafat construyó bares y restaurantes en Ramallah mientras nosotros construimos orfanatos y establecimientos de caridad”. Entonces los palestinos dijeron: “Probemos con Hamas. Si acceden al poder no queda nada para robar. No pueden ser más corruptos que la OLP”.
Este fue el lineamiento básico. No estoy diciendo que todos aquellos que votaron por Hamas en 2006 lo hicieron como protesta. Tenemos que ser muy cuidadosos. Hamas tiene realmente muchos partidarios. Lo que estoy diciendo es que si no hubiera habido también un voto de protesta contra la OLP, Hamas no habría ganado. ¿Por qué? Por que yo conozco cristianos que votaron por Hamas, conozco palestinos centristas que votaron por Hamas. Conozco hasta gente de la OLP que votó por Hamas porque el nombre del juego en ese entonces era “castiguemos a la OLP”. ¿Y cómo se hace? Votando por Hamas, sus principales rivales. Y funcionó. Y Hamas llegó al poder”. Lo que ha venido ocurriendo desde entonces también es muy interesante. El gobierno de USA, con la ayuda de algunos europeos y de algunos israelíes, después que Hamas ganó la elección, fueron a los tipos que perdieron la elección y les dijeron “gente, aquí tienen armas y algún dinero. Vayan y derroquen a este gobierno elegido democráticamente”. ¿Y cuál fue el resultado de esta intromisión en los asuntos palestinos? Un tiro por la culata. Jugó a favor de Hamas y elevó la popularidad de Hamas en la calle.
¿Qué pensaron los palestinos cuando Condoleezza Rice y George W. Bush abiertamente hicieron campaña contra este gobierno democráticamente electo? Sus simpatías se volcaron hacia este gobierno democráticamente electo aún si era Hamas. Y cuando los palestinos ven a la gente de la OLP, la gente de Fatah, conspirando abiertamente con los estadounidenses y los israelíes para derrocar a un gobierno democráticamente electo, odiarán a la OLP aún más.
Así que la intromisión de USA y de los europeos en los asuntos palestinos después de la victoria de Hamas fortaleció a Hamas hasta tal punto que en junio de 2007 Hamas dijo: “Todos quieren derrocarme, Nadie me da una oportunidad. El mundo entero está en contra mío. Ustedes, gente corrupta de la OLP conspiran contra mí. Gané en una libre y democrática elección. Si no me creen, pregúntenle a Jimmy Carter. Él supervisó la elección. ¿Qué quieren todos de mí?”.
Y montaron un golpe. Alguna gente lo llama un golpe. Echaron a la gente de Fatah fuera de Gaza. Menos de 10.000 combatientes de Hamas derrotaron a más de 70.000 policías de Fatah apoyados por los estadounidenses. La pregunta es: ¿Cómo lo hicieron?
La respuesta es muy simple. Ni bien Hamas comenzó a disparar, esta gente dejó de luchar. Se escaparon. Se rindieron a Hamas. Básicamente fueron a Hamas y dijeron: “No, no, Hamas, por favor. Les daremos todas las armas, todo. Sólo déjennos tranquilos”. Y se escaparon.
Primero trataron de escaparse hacia Egipto. Pero Mubarak no es estúpido. Selló la frontera. Yo estaba ahí cuando sucedió.
Israel fue el único país en el mundo que mandó tropas, helicópteros, barcos artillados y ambulancias para salvar a musulmanes de ser sacrificados por musulmanes, para salvar a la gente de la OLP de ser sacrificada por Hamas. Israel los tomó y los llevo a la margen occidental”.
Hamas, para gobernar en Gaza, tenía una exigencia de Estados Unidos y la comunidad internacional, de que abandonara el terrorismo y reconociera a Israel. Sin embargo, el radical grupo islamista no lo hizo ni antes ni después de triunfar en las urnas. No reconoció el derecho de Israel a existir, ni acuerdos previos entre palestinos e israelíes, ni renuncio a la vía del terror.
“No se puede ser un interlocutor para la paz, si defiendes la destrucción de un país" manifestó George W. Bush como presidente de los Estados Unidos. Hamas siempre dejo bien en claro que no pretendía ninguna paz.

II Guerra del Líbano

A los fines de seguir un hilo histórico definido y ordenado, y poder contextualizar el proceder de Israel y el resto sin obviar hechos, que directa o indirectamente se relacionan con nuestro tema en cuestión, trataremos un violento episodio acontecido en 2006.
La guerra comenzó el 12 de julio, con un ataque del grupo terrorista Hizballah en el norte del territorio israelí, asesinando a ocho personas con misiles Katyusha, y capturando dos jaialim (Eldad Reguev y Ehud Goldwasser).
Ehud Olmert, quien era Primer Ministro de Israel en ese entonces proclamo: “Los hechos de esta mañana no se definen como un ataque terrorista, sino como el acto de un Estado soberano que atacó a Israel sin razón y sin provocación”, atribuyendo responsabilidad al gobierno libanés.
Israel no hizo demorar su respuesta a la agresión de los terroristas, y ataco bases de Hizballa en el sur del Líbano. El combate se había desatado. Los enfrentamientos provocaron muchas bajas en ambos lados y fuertes críticas internacionales.
La guerra finalizo el 14 de agosto, con la entrada en vigencia de la resolución 1701 de la ONU que ordenaba un cese del fuego.
El líder de Hizballa, Hassan Nasrallah, opino que había sido una “victoria histórica” por parte de su grupo terrorista. Olmert, por su parte, se mostró satisfecho con el proceder israelí y canto victoria para Israel. Por el lado de Estados Unidos, Bush envió 230 millones de dólares para la reconstrucción de los lugares dañados por los enfrentamientos.
En cuanto a Israel, lo concreto es que el Primer Ministro fue duramente criticado por la forma en que condujo la guerra, junto con el ministro de defensa Amir Peretz.
Quien era el jefe del Estado Mayor del Ejército israelí, general Dan Halutz, mando a abrir una investigación criminal debido al uso de bombas racimo, que dejaron miles de explosivos en suelo libanés. El viceministro de defensa, Efraim Sneh, admitió luego que fue un error el empleo de este tipo de bombas.
La Comisión Winograd, el 30 de abril de 2007, presenta su primer informe. En este atribuye al primer ministro, al ministro de defensa y al ex jefe del Estado Mayor (Halutz había renunciado) la responsabilidad del fracaso de la guerra, la cual tilda de "precipitada" y "desorganizada".

Con respecto a Hizballah, el informe elaborado por Amnistía Internacional resalta lo ocasionado y utilizado por sus combatientes. Disparó 900 cohetes Katyusha contra civiles y centros urbanos del norte de Israel, violando la ley internacional que distingue entre objetivos civiles y militares. Los Katyusha que utilizaron contenían rodamientos de metal para provocar el mayor número posible de muertes y lesiones. Uno solo mató a ocho trabajadores de ferrocarril. Otros cohetes dañaron el Hospital para la Galilea Occidental, uno destrozo el servicio de oftalmología.
Las declaraciones de Nasrallah alentando a atacar civiles como represalia, en violación a la prohibición tanto de lanzar ataques directos contra civiles como de tomar represalias con la población civil, nos dan una idea acerca del perverso mecanismo funcional de estos terroristas.
Acerca de las bajas israelíes, las FDI informaron: 116 soldados muertos y 450 los heridos. 41 civiles muertos y 604 heridos.
Los números sobre Hizballah estiman unos 440 terroristas muertos.
La web oficial del gobierno libanés, proveía los siguientes datos: hasta el 27 de agosto de 2006, 1.187 nacionales muertos, 4.060 heridos. Gran cantidad de los muertos y heridos eran terroristas.
Un portavoz de la policía israelí informó que, a 10 de agosto, han impactado en suelo israelí 3526 misiles, 716 en ciudades, con el resultado de 51 ciudadanos israelíes muertos, 810 heridos, de ellos 59 heridos graves. Estos datos no incluyen a soldados muertos y heridos en suelo libanés.

El Secuestro de Guilad Shalit

En el día 25 de junio de 2006 a las 5:40 de la mañana una organización palestina cruzó la frontera en el sur de la Franja de Gaza y entró a Israel, a través de un túnel cercano a "Kerem Shalom" y atacó un puesto del ejercito israelí (IDF) dentro de la zona que esta bajo control del Estado de Israel. La fuerza, que incluyó 8 palestinos armados, entro a través de un túnel cavado cien metros dentro del área israelí y luego se dividió en tres patrullas. Una patrulla disparo hacia un vehículo de seguridad que se encontraba en el lugar, pero este vehículo estaba vacío y por lo cual nadie resulto herido. Otra patrulla atacó un puesto del ejército israelí. El ataque se produjo con armas de fuego y explosivos, dejando un saldo de 3 soldados heridos. Al mismo tiempo, por lo menos un misil fue disparado hacia un tanque que estaba ubicado en ese sector, además de lanzar granadas hacia su dirección. Este tanque estaba tripulado por cuatro soldados, entre ellos Guilad Shalit. El misil dañó la parte trasera del tanque y alcanzó a los cuatro soldados que se encontraban allí. El comandante del tanque y un soldado murieron (el teniente Hanan Barak, y el sargento Pavel Slutzker) y el otro fue herido. Guilad Shalit, el cuarto soldado que estaba en el tanque, recibió heridas en el hombro y en la mano, y fue secuestrado del tanque por los terroristas y llevado a los territorios palestinos. Los secuestradores de Guilad son miembros de las brigadas Izz ad-Din al-Qassam (el brazo armado del partido gobernante Hamas), el Comité de Resistencia Popular (que incluye miembros del Fatah, la Jihad Islámica y el Hamas), y el Ejército del Islam. En última instancia, el Hamas es el responsable del secuestro de Guilad Shalit.
Este hecho, sumado al ataque en el norte por parte del Hizballah y el secuestro de Eldad Regev y Ehud Goldwasser, son los desencadenantes de la Guerra del Líbano II. Concretamente en la franja de Gaza se desarrollo la operación Lluvia de Verano, con el objeto de recuperar a Shalit, terminar con el disparo de cohetes Qassam, y destruir los túneles de contrabando entre Gaza y Egipto, a través de los cuales se trafica material para la creación de tales cohetes.

Luego de la guerra, Shalit continua secuestrado en la Franja de Gaza, por lo que su liberación esta siendo negociada desde entonces a través de diversos mediadores. El Hamas no cumple con los mínimos requisitos de la ley internacional con respecto a prisioneros, ya que ni permite que la Cruz Roja Internacional lo visiten para revisar su estado de salud, ni permiten que reestablezca contacto con su familia.

El intento de recuperar a Guilad se repitió a principios de 2009 con la Operación Plomo Fundido (ver apartado), si bien los objetivos principales eran nuevamente detener el envío de cohetes Qassam contra territorio israelí, destruir el sistema de túneles de contrabando y desestabilizar (diversas fuentes indican que el objetivo inicial era una invasión de la infantería con el objetivo de derrocar al Hamas, pero presión internacional, acrecentada por EEUU por el próximo nombramiento de Barak Obama como presidente obligaron a Israel a detenerla) el régimen instaurado en Gaza. Nuevamente el intento fracaso.
Las negociaciones continuaron desde entonces, con la principal mediación de Egipto, durante el actual gobierno de Biniamin Netanyahu. Como muestra de que seguía vivo, el 2 de octubre de 2009 Hamás entregó un video a Israel a cambio de la liberación de veinte presas palestinas. En el video aparecía Shalit en buen estado físico y mental, leyendo un periódico palestino del 14 de septiembre. Actualmente esta negociándose su liberación final, de acuerdo a la información públicamente disponible a cambio de aproximadamente 1000 prisioneros palestinos (mitad terroristas y mitad revoltosos y demás. Muchos de estos agregados a pedido de Barak Obama como gesto de buena voluntad a Fatah, para así evitar la desestabilización y baja de popularidad que traería que solo el Hamas se torne beneficiario de la liberación de prisioneros).


Operación Plomo Fundido


El día 27 de diciembre de 2008, Israel inicia la Operación Plomo Fundido, con la intención de detener los ataques recibidos por los terroristas de Hamas y destruir su infraestructura. La medida es adoptada ejerciendo el legítimo derecho de Israel a la autodefensa y a proteger a sus ciudadanos garantizando su seguridad.
Los puntos atacados fueron los centros operativos de Hamas, entre los que había puestos de mando, campos de entrenamiento, fábricas de cohetes, depósitos de almacenamiento de armas y los túneles utilizados para pasar armas de contrabando. Explícitamente el gobierno de Olmert comunico que no se trataba de ocupar Gaza o reconquistarla, sino de destruir las instalaciones desde las cuales Hamas hacia terrorismo.
Contexto:
Tras las elecciones de 2006 en las que salio victorioso, Hamas no modero su postura ni adecuo su actuación a las normas internacionales. No respeto las condiciones que le habían exigido hacia Israel, y continuo atacándolo, incluso empleo violencia contra la misma AP.
El coronel Gil Barak, Agregado de Defensa de Israel, del Ministerio de Defensa, explica en su informe sobre la Operación: “El 17 de Junio del 2007, la organización terrorista Hamas inició una hostil conquista de la Franja de Gaza. La toma de poder se centró en el control por la fuerza de las zonas influenciadas por Fatah y las instalaciones gubernamentales de la Autoridad Palestina. Durante el proceso de la toma del poder, aproximadamente 130 Palestinos fueron asesinados y muchos otros fueron heridos, incluyendo una gran cantidad de civiles. La organización del Hamas, se negó a reconocer las tres condiciones establecidas por la comunidad internacional”.
El 17 de junio de 2008 Hamas acepta el Estado de Calma, negociado a través de mediadores egipcios. Serian 6 meses de tregua con Israel en la cual reinaría el cese del fuego. Esto no fue cumplido por Hamas. Incluso otros grupos terroristas siguieron con su campaña de misiles y bombas de mortero en contra de los atemorizados civiles israelíes. Ya en noviembre, los ataques de Hamas en flagrante violación al Estado de Calma aumentaron, con más y mejor armamento. A pesar del incumplimiento de los terroristas, Israel redoblo la ayuda humanitaria a los habitantes de Gaza.
Gil Barak proporciona más información al respecto. Hamas, con el apoyo de Irán y Siria, utilizó ese período para armarse y preparar sus actividades terroristas:
• Fabricando miles de misiles y bombas de mortero.
• Introduciendo ilegalmente anti-tanques, misiles anti-aéreos, explosivos y armamentos, incluyendo ametralladoras, armas livianas y municiones.
• Preparando un extenso sistema subterráneo de túneles para el contrabando y en caso de combate.
• Organizando y armando sus fuerzas.
• Entrenando combatientes terroristas.
• Expandiendo la gama de los misiles.
Aprox. 1.000.000 de civiles Israelíes se encuentran bajo la amenaza diaria de misiles y bombas de mortero lanzados desde la Franja de Gaza. Solo en el año 2008 más de 3000 cohetes cayeron en territorio israelí. Las medidas de seguridad empleadas, tales como refugios blindados en casas, en partes de la ciudad para quienes van por la calle, y muros de concreto para evitar daños de esquirlas, han sido las que contribuyen a que no haya mas bajas de ciudadanos israelíes.
El 19 de diciembre Hamas rompió el Estado de Calma. El portavoz de Hamas lo anunció. Desde el fin del Estado de Calma, Hamas incrementó la cantidad de misiles y bombas de mortero lanzados (el 20 de Diciembre Hamas lanzó 15 misiles y 25 bombas de morteros). Hamas tomó su decisión a pesar de los esfuerzos de Israel por continuar el Estado de Calma. Desde principios de Noviembre hasta el 24 de Diciembre del 2008, 365 misiles y 177 bombas de mortero cayeron sobre Israel.
Objetivos operacionales:
Proteger, Defender y Crear un ambiente más seguro para el sur de Israel. ¿Cómo? Actuando en contra del régimen del Hamas, su infraestructura, fuerzas y capacidades. Disminuyendo la capacidad e intención del Hamas de lanzar misiles y granadas de morteros. Disminuyendo la capacidad e intención del Hamas de ejecutar actividades terrestres y lanzar ataques terroristas. Crear términos para mejorar las condiciones de seguridad. Prevenir la extensión del conflicto en otras zonas.
El desarrollo de la Operación:
el 27 de diciembre, tras soportar ocho años de ataques contra Israel, Tzahal inicio un masivo ataque aéreo sobre la Franja de Gaza. Se atacaron fábricas de misiles, bunkers, campos de entrenamiento, túneles, oficinas y bases de comunicación de Hamas. 700 terroristas murieron y otros tantos fueron capturados.
Desde el comienzo de la operación, cayeron en Israel 500 Misiles de tipo Qasam, 137 Bombas de Morteros y 150 Misiles de tipo Grad. Hubo en total 787 aciertos. Los afectados Israelíes fueron: Civiles (3 muertos, 348 heridos) y Soldados y Oficiales (13 muertos, 236 heridos).
La Estrategia de Hamas: Escudos Humanos y Operaciones desde Lugares Públicos:
“Escudos Humanos”: El deliberado uso de civiles e infraestructura pública para proteger los materiales militares del Hamas de potenciales ataques del Ejercito de Defensa de Israel.
El uso de Civiles como “Escudos Humanos”, viola la ley internacional y es una completa negación de la vida humana. Hamas utiliza en la Franja de Gaza esta táctica terrorista e ilegal para propósitos defensivos y ofensivos.
Hamas opero desde cementerios lanzando misiles, desde colegios teniéndolos como bases y bodega de municiones, la Universidad Islámica servia como base de Hamas y centro de investigación y desarrollo de armamento, mezquitas usadas como cuarteles y centros de lanzamientos de morteros y cohetes, hospitales empleados como cuarteles de policía y refugios de terroristas.
Además, terroristas de Hamas construyeron túneles de contrabando en residencias privadas, y dispararon desde una ambulancia de la ONU, por mencionar otras técnicas empleadas por los terroristas.
Fahhi Hammed, vocero de Hamas, dijo: “…para los palestinos la muerte se ha convertido en una industria…por eso usamos mujeres y niños como escudos humanos…”
Ayuda Humanitaria:
Durante el Estado de Calma, 17.000 camiones cargados con ayuda entraron a Gaza, en comparación con 9.000 camiones durante el mismo tiempo antes del período de calma, mientras que se llevaban a cabo actividades terroristas. Luego de la Operación, se siguió enviando ayuda humanitaria, y los propios terroristas de Hamas impidieron su recepción.
En total, 585 camiones y 14.322 toneladas de comida, medicina y equipamiento médico se dieron para la Franja de Gaza (muchos de los camiones, contribución del Estado de Israel) desde el 28 de Diciembre del 2008 hasta el 20 de enero de 2009. Se entrego arroz, aceite, equipo medico, medicinas, entre muchas otras cosas.

Logros por parte de Israel:
Daño severo a la infraestructura del Hamas.
Daño a la moral y a la imagen del Hamas.
Reducción de la cantidad de armas disponibles.
Daño severo a la capacidad de producción de armas en la Franja de Gaza.
Daño severo a la infraestructura de túneles de Hamas.

La operación ha sido considerada un éxito por los políticos y la opinión publica israelí.


Tercera Parte
Plan de Paz de Netanyahu


En el centro Begin-Sadat de la Universidad de Bar-Ilan, el primer ministro Biniamin Netanyahu dio un discurso en junio de 2009 en el cual expuso las ideas de su gobierno en cuanto al camino para lograr la paz con los palestinos. La visión de este mandatario del Likud esta expresada aquí. Estas son sus palabras.
Distinguida asistencia,
Ciudadanos de Israel,
La paz ha sido desde siempre el anhelo supremo de nuestro pueblo. Nuestros profetas legaron al mundo una visión de paz, nuestro saludo es un deseo mutuo de paz y nuestras oraciones concluyen pidiendo la paz.
Estamos reunidos aquí esta noche en un centro que lleva el nombre de dos pioneros de la paz, Menajem Begin y Anwar Sadat, y compartimos su visión.
Hace dos meses y medio presté juramento ante la Knésset al tomar posesión de mi cargo de primer ministro de Israel. Prometí en aquel entonces constituir un gobierno de unión, y así lo he hecho.
Consideraba que la unión nos era necesaria más que nunca, porque nos enfrentamos hoy con tres problemas gravísimos: la amenaza iraní, la crisis económica y la promoción de la paz.
La amenaza iraní aún está en pie en toda su gravedad. El mayor peligro para Israel, para el Oriente Medio y para el mundo entero consiste en la conjunción entre un Islam extremista y armas nucleares.
Conversé sobre ello con el presidente Obama en mi visita a Washington y hablaré también de este tema la semana próxima con dirigentes europeos.
Hace años que vengo actuando sin tregua para formar un frente internacional que se oponga a un Irán equipado con armas nucleares.
Frente a la crisis económica mundial hemos actuado de inmediato para asegurar la estabilidad económica de Israel. El gobierno ha adoptado un presupuesto bienal y pronto lo someteremos a la aprobación de la Knésset.
El tercer problema importante al que hemos de hacer frente es el de la promoción de la paz. También de esto he hablado con el presidente Obama y apoyo firmemente la idea que él promueve de una paz regional. Comparto el anhelo del presidente de los Estados Unidos de entrar en una nueva era de reconciliación en nuestra región.
Con este mismo propósito me reuní con el presidente Mubarak en Egipto y con el Rey Abdala en Jordania, a fin de lograr el apoyo de estos dos líderes a los esfuerzos tendientes a ampliar el círculo de la paz.
Desde esta tribuna dirijo un llamamiento a los dirigentes de los países árabes y les digo: Encontrémonos, hablemos de paz y hagamos la paz.
Estoy dispuesto a reunirme con ustedes en todo momento. Estoy dispuesto a que sea en Damasco, en Riad, en Beirut, en cualquier parte. Y también en Jerusalén.
Exhorto a los países árabes a cooperar con los palestinos y con nosotros para promover la paz económica.
La paz económica no viene a sustituir a la paz política, pero sí es un factor de peso para alcanzarla.
Juntos podremos desarrollar proyectos que ayuden a superar las limitaciones de nuestra región, como la desalación del agua de mar, y a sacar partido de sus ventajas, como el aprovechamiento de la energía solar, o el tendido de gasoductos y oleoductos y vías férreas o carreteras para conectar a Asia con Europa y con África.
El éxito económico de los países del Golfo Pérsico ha impresionado al mundo entero y también a mí. Invito a los talentosos emprendedores del mundo árabe a venir aquí a invertir, para dar un impulso a la economía de los palestinos y a la nuestra.
Juntos podremos desarrollar parques industriales que crearán millares de empleos, y sitios turísticos que atraerán a millones de turistas, deseosos de hollar los senderos de la historia, en Nazaret y en Belén, en las murallas de Jericó y en las de Jerusalén, a la orilla del lago de Tiberíades y en el lugar del bautismo de Jesús en el Jordán.
Hay aquí un inmenso potencial arqueológico-turístico, que sólo está esperando que colaboremos para desarrollarlo.
Me dirijo a ustedes palestinos, nuestros vecinos, dirigidos por la Autoridad Palestina, diciendo: iniciemos negociaciones de inmediato, sin condiciones previas. Israel está comprometido a respetar los acuerdos internacionales y espera que todas las demás partes cumplan también sus compromisos. Deseamos vivir con ustedes en paz y en buen vecindario.
Deseamos que nuestros hijos y los hijos de ustedes no conozcan más guerras, que los padres, hijos y hermanos no tengan que llorar a sus familiares víctimas de las guerras, que nuestros hijos sueñen con un porvenir mejor y lo alcancen; que nosotros y ustedes invirtamos nuestras energías en hoces y rejas de arado y no en espadas ni lanzas.*
Conozco los horrores de la guerra. He participado en combates. He perdido a buenos amigos, caídos en el frente. He perdido a un hermano. He visto el dolor de las familias enlutadas. No deseo la guerra. El pueblo de Israel no desea la guerra.
Si nos damos las manos y trabajamos juntos en paz, no hay límite al progreso y al desarrollo que podremos traer a nuestros dos pueblos: en economía, en agricultura, en comercio, en turismo, en educación, y por encima de todo en la posibilidad de dar a nuestros jóvenes un lugar donde sea bueno vivir, una vida apacible, llena de interés y de creatividad, con un horizonte de oportunidad y con un horizonte de esperanza.
Si las ventajas de la paz son tan evidentes, cabe preguntar ¿por qué la paz está aún lejos de nosotros, pese a nuestras manos tendidas hacia a ella?
¿Por qué este conflicto se viene prolongando hace más de 60 años?
Para poner término al conflicto se debe dar una respuesta verídica y sincera a la siguiente pregunta: ¿Cuál es la raíz del conflicto?
En su discurso ante el Congreso sionista en Basilea sobre la visión grandiosa de un hogar nacional para el pueblo judío, dijo el iniciador del sionismo, Theodor Herzl: “Se trata de algo tan grande que debemos expresarlo sólo con las palabras más simples”.
Hoy me propongo hablar del gran reto de la paz en los términos más simples, cara a cara.
Aun si dirigimos nuestra mirada al horizonte, debemos asentar nuestros pies en el suelo firme de la realidad, de la verdad.
La simple verdad es que la raíz del conflicto fue y sigue siendo el rechazo a reconocer el derecho del pueblo judío a tener un país propio en su patria histórica.
En 1947, cuando se aprobó en la ONU el plan de reparto de Palestina entre un Estado judío y un Estado árabe, todo el mundo árabe rechazó la resolución, en tanto que la población judía la acogió con bailes y alegría.
Lo que los árabes rechazaban era cualquier Estado judío, con cualquier frontera.
Quien cree que el prolongado antagonismo hacia el Estado de Israel se debe a nuestra presencia en Judea, Samaria y Gaza, confunde causa con resultado.
Los ataques contra nosotros se iniciaron en los años veinte del siglo pasado, se convirtieron en ataque generalizado en 1948, al proclamarse la independencia, y continuaron con los ataques de los “fedayun” en los años 50, culminando en 1967, en vísperas de la Guerra de los Seis Días, con un intento de atarle una soga al cuello de Estado de Israel para estrangularlo.
Todo esto sucedió como cincuenta años antes de que el primer soldado israelí llegara a Judea y Samaria.
Para nuestra gran satisfacción, Egipto y Jordania se han retirado de este círculo de hostilidad. Los acuerdos de paz con estos dos países han puesto término a sus reclamaciones contra Israel y al conflicto con ellos; han traído la paz.
Lamentablemente, no es ésta la situación con los palestinos. Cuanto más nos acercamos a un acuerdo de paz con ellos, tanto más ellos se alejan de él. Vuelven a someter exigencias incompatibles con el deseo de poner término al conflicto.
Muchos son los que nos dicen que la retirada es la clave de la paz con los palestinos.
Pues bien, nos retiramos, pero lo cierto es que toda retirada nuestra trajo en pos de sí una gran ola de terror suicida y millares de misiles.
Intentamos retirarnos por acuerdo previo o sin él. Intentamos retiradas parciales y totales.
En el año 2000, y de nuevo el año pasado, Israel propuso una retirada casi completa a cambio del cese del conflicto y ambas veces sus ofertas fueron rechazadas.
Desocupamos la Franja de Gaza hasta el último centímetro, desarraigamos decenas de poblaciones y millares de israelíes y a cambio de ello obtuvimos una lluvia de misiles sobre nuestras ciudades, nuestros pueblos y nuestros niños.
La tesis según la cual la retirada traerá la paz con los palestinos, o cuando menos nos acercará a ella, no ha demostrado hasta ahora su validez.
Es más, el Hamás en el sur y el Hezbollah en el norte proclaman una y otra vez que su intención es “liberar” Ashkelón y Beer Sheva, Acco y Haifa. Las retiradas no han modificado la hostilidad.
Lamentablemente, incluso los palestinos moderados no han estado dispuestos hasta ahora a decir esta cosa tan sencilla: el Estado de Israel es el Estado nacional del pueblo judío y seguirá siéndolo en el futuro.
Para conseguir la paz se requiere valentía y rectitud por ambas partes, no sólo por parte de Israel.
Los dirigentes palestinos deben decir sin rodeos: “Estamos hartos de este conflicto. Reconocemos el derecho del pueblo judío a tener su propio país en esta tierra y nosotros viviremos a su lado en paz genuina.”
Anhelo llegar a ese día, porque cuando los dirigentes palestinos pronuncien estas palabras, se abrirá ante nuestro pueblo y el suyo el camino hacia la solución de todos los demás problemas, por arduos que sean.
Por ello la condición básica para poner término al conflicto es un reconocimiento público por los palestinos, vinculante y sincero, del Estado de Israel como Estado nacional del pueblo judío.
Para que tal declaración tenga significación real, se requiere también la aceptación clara de que el problema de los refugiados palestinos debe ser resuelto fuera de las fronteras del Estado de Israel, porque es evidente que el reasentamiento de los refugiados palestinos en Israel es incompatible con la existencia del Estado de Israel como Estado del pueblo judío.
Se debe resolver el problema de los refugiados palestinos, y se puede resolver, del mismo modo que nosotros lo hemos hecho, a una escala similar.
El diminuto Israel absorbió con éxito a cientos de miles de refugiados judíos de los países árabes, que abandonaron sus hogares con las manos vacías.
Por ello, la justicia y la lógica dictan que el problema de los refugiados palestinos debe ser resuelto fuera de las fronteras de Israel. Existe al respecto un consenso muy amplio en Israel.
Estoy convencido de que con buena voluntad, con inversiones internacionales, es posible resolver de una vez para siempre este problema humanitario.
Hasta aquí me he referido a la necesidad de que los palestinos reconozcan nuestros derechos. En seguida hablaré de nuestra necesidad de reconocer los derechos de los palestinos.
Pero antes, debo decir esto: Los vínculos del pueblo judío con la Tierra de Israel se prolongan a lo largo de 3500 años. Judea y Samaria, los lugares donde vivieron Abraham, Isaac y Jacob, David y Salomón, Isaías y Jeremías, no son tierra foránea para nosotros. Esa es la tierra de nuestros antepasados.
El derecho del pueblo judío a un país propio en la Tierra de Israel no deriva de la sucesión de catástrofes que se abatió sobre nuestro pueblo. Cierto es que durante dos mil años los judíos hemos conocido sufrimientos terribles, por causa de expulsiones, pogromos, calumnias, matanzas, sufrimientos que culminaron en el Holocausto, una tragedia sin parangón en la historia de los pueblos.
Hay quien dice que de no ser por el Holocausto, no habría nacido el Estado de Israel. Yo digo, en cambio, que si se hubiera fundado a tiempo el Estado de Israel, nunca se habría producido el Holocausto.
Las tragedias debidas a la indefensión del pueblo judío aclaran bien por qué nuestro pueblo necesita una fuerza de defensa soberana propia.
Su derecho a establecer su Estado aquí, en la Tierra de Israel, deriva de un hecho sencillo: ésta es la patria del pueblo judío y aquí es donde se forjó su identidad.
Como bien lo dijo el primer presidente del gobierno de Israel, David Ben Gurión, al proclamar la independencia: “En la Tierra de Israel se formó el pueblo judío, en ella se forjó su identidad espiritual, religiosa y política, en ella vivió su vida de soberanía estatal, en ella creó bienes culturales nacionales y universales y legó al mundo entero el eterno Libro de los Libros.”
Sin embargo también aquí hay que decir toda la verdad. En medio de los territorios de la patria judía vive hoy un gran núcleo de palestinos. No queremos dominarlos, no deseamos regir sus vidas ni imponerles nuestra bandera o nuestra cultura.
En mi visión de la paz, viven en nuestro pequeño país dos pueblos libres uno junto al otro, en buen vecindario y en respeto mutuo.
Cada uno tendrá su bandera, su himno y su gobierno propio, sin que ninguno de ellos amenace la seguridad o la existencia de su vecino.
Estos dos hechos, a saber nuestro vínculo con la Tierra de Israel y la población palestina que vive aquí, han creado profundas disensiones dentro de la sociedad israelí. La verdad es, sin embargo, que entre nosotros hay mucho más consenso que disensiones. He venido esta noche a expresar este consenso, los principios de paz y de seguridad acerca de los cuales existe amplia conformidad de pareceres en la sociedad israelí y que son también los que guían nuestra política.
Esta política debe tomar en cuenta la situación internacional que se ha creado en los últimos tiempos. Debemos ser conscientes de esta situación, y a la vez mantener firmemente nuestra posición sobre los principios importantes para el Estado de Israel.
Ya he mencionado el primer principio: reconocimiento. Los palestinos deber otorgar un reconocimiento genuino a Israel como Estado del pueblo judío.
El segundo principio es desmilitarización. En todo arreglo de paz, el territorio que esté en manos de los palestinos deberá ser desmilitarizado, con sólidos arreglos de seguridad para Israel.
De no cumplirse estas dos condiciones, existe un fuerte temor de que a nuestro lado se establezca un Estado palestino armado, que se convierta en una base más de terror contra Israel, al igual que sucedió en Gaza.
No queremos que caigan misiles Kasam en Petaj Tikva o misiles Grad en Tel Aviv u otros misiles en el Aeropuerto Ben Gurión. Queremos paz.
Por lo tanto, para conseguir la paz hay que garantizar entre otras cosas que los palestinos no puedan introducir en su territorio cohetes ni misiles, ni constituir un ejército o tener un espacio aéreo cerrado ante nosotros, ni tampoco establecer alianzas con elementos tales como Irán o Hezbollah.
También respecto a este punto existe un amplio consenso entre los israelíes.
No se puede esperar de nosotros que de antemano aceptemos el principio de un Estado palestino, sin garantizar la desmilitarización de tal Estado.
En un asunto tan vital para Israel, debemos obtener ante todo una respuesta adecuada a nuestras necesidades de seguridad.
Por ello pedimos hoy de nuestros amigos en la comunidad internacional, y en primer lugar de Estados Unidos, lo imperativamente necesario para la seguridad de Israel: un compromiso explícito de que en los arreglos de paz, el territorio bajo control palestino esté desmilitarizado, o sea sin fuerzas armadas y sin control del espacio aéreo, con una supervisión efectiva que impida la introducción de armas a ese territorio, una verdadera supervisión y no lo que ocurre actualmente en la Franja de Gaza. Y por supuesto, que los palestinos no puedan firmar acuerdos militares.
Sin ello, tarde o temprano tendremos otro “Hamastán”, y eso no podemos aceptarlo. Israel debe tener el control de su seguridad y de su propio destino.
Dije en Washington al Presidente Obama que si nos ponemos de acuerdo sobre el fondo, la terminología no será el problema. He aquí el fondo, que expreso aquí en palabras claras y límpidas. Si obtenemos estas garantías, de desmilitarización y de arreglos de seguridad necesarios para Israel, y si los palestinos reconocen al Estado de Israel como Estado del pueblo judío, estaremos dispuestos a llegar en un futuro acuerdo de paz a la solución de un Estado palestino desmilitarizado al lado de un estado judío.
En todos los demás puntos centrales que se debatirán como parte de un arreglo definitivo, nuestras posiciones son harto conocidas: Israel necesita fronteras defendibles, y Jerusalén, capital de Israel, seguirá unida, siempre preservando la libertad de culto de todas las religiones.
Los aspectos territoriales se discutirán en los arreglos definitivos. Hasta entonces no tenemos la intención de construir nuevos asentamientos o expropiar tierras para ampliar asentamientos existentes.
Sin embargo, se debe asegurar a los pobladores una vida normal, permitiendo a las madres y los padres criar a sus hijos al igual que cualquier familia del mundo.
Los pobladores de los asentamientos no son enemigos del pueblo ni enemigos de la paz. Son nuestros hermanos y hermanas, pioneros, sionistas y dotados de valores.
La unidad entre nosotros es esencial, y nos ayudará a reconciliarnos con nuestros vecinos. La reconciliación debe empezar desde hoy, mediante la modificación de la situación sobre el terreno. Estoy convencido de que una economía palestina fuerte reforzará la paz.
Si los palestinos quieren tener paz, luchar contra el terror, reforzar la gobernabilidad y el imperio de la ley, educar a sus hijos en un espíritu de paz y cesar la incitación contra Israel, nosotros, por nuestra parte, haremos todo lo posible por permitirles libertad de movimiento y de acceso, para facilitar su vida y mejorar su bienestar. Todo ello ayudará a promover el acuerdo de paz entre nosotros.
Por encima de todo, sin embargo, los palestinos deben optar entre la vía de la paz y la vía del Hamás. La Autoridad Palestina debe imponer la ley y el orden en la Franja de Gaza y sobreponerse al Hamás. Israel no se sentará a negociar con terroristas que desean destruirlo.
El Hamás ni siquiera está dispuesto a permitir que la Cruz Roja visite a nuestro soldado secuestrado, Gilad Shalit, que está prisionero hace tres años, sin contacto con sus padres, su familia y su pueblo. Estamos comprometidos a devolverlo a su hogar, sano y salvo.
Con dirigentes palestinos deseosos de paz, con una participación del mundo árabe en la paz, con el apoyo de Estados Unidos y de la comunidad internacional, no hay razón para que no podamos allanar el camino de la paz.
Nuestro pueblo ya ha demostrado que es capaz de cosas increíbles. En sesenta y un años, mientras defendíamos día a día nuestra mera existencia, hicimos milagros.
Chips producidos en Israel controlan computadoras a través del mundo, medicinas israelíes traen remedio a enfermedades graves, sistemas de riego israelíes hacen florecer desiertos en todo el mundo e investigadores israelíes amplían los límites del saber humano.
Si nuestros vecinos se avienen a responder a nuestro llamamiento, también la paz estará al alcance de nuestra mano.
Me dirijo a los dirigentes del mundo árabe y a los palestinos diciendo: Continuemos juntos el camino emprendido por Menahem Begin y Anwar Sadat, por Itzhak Rabin y el Rey Hussein.
Hagamos realidad la visión del profeta Isaías que hace 2700 años proclamó en Jerusalén: “No alzará espada nación contra nación ni se adiestrarán más para la guerra”.
Con la ayuda del Todopoderoso, no tendremos más guerras, tendremos paz.

Análisis de la Propuesta de Paz contenida en el discurso
Reconocimiento de Israel como Estado Judío:

Paso vital para resolver el conflicto es que la AP de un paso que nunca se atrevió a dar: reconocer a Israel como Estado Judío. Si bien Israel fue reconocido como Estado, no lo fue su carácter judío. La implicancia de este reconocimiento para la AP tiene un doble carácter, religioso y político. Representa para ellos una dolorosa concesión, que sin embargo es legítimo que el gobierno israelí la exija.
El aspecto religioso trata de dos principios islámicos, Dar Al Harv y Dar Al Islam. El principio de Dar Al Islam dice que en los lugares donde hubo musulmanes debe reinar el Islam, y Dar Al Harv se refiere a los lugares donde no hay musulmanes, por lo tanto son zona de guerra que el Islam debe conquistar. Israel esta ubicado en un territorio incluido dentro del principio Dar Al Islam, es decir, un lugar donde el Islam reino y debe gobernar, por lo que no quiere la AP reconocer un gobierno judío. A pesar de ser la AP un representante palestino laico, la sensibilidad religiosa en estos temas esta presente, mas cuando hay lugares en juego que identifican a todos los musulmanes como el Domo de la Roca, la Mezquita de Al-Aqsa y la Mezquita de Omar. La AP difícilmente crea que no va a ser considerada traidora por facciones religiosas si renuncia a estos intereses. (Aun así no todo es negativo a este respecto, ya que existen autoridades religiosas islámicas que si reconocen el derecho de Israel a existir en el territorio histórico de Palestina, justificado por el mismísimo Corán: “"Entonces Nosotros [Alá] dijimos a los Hijos de Israel: 'habitad seguramente en la Tierra Prometida. Y cuando la última admonición pasará, os reuniremos allí en gran multitud'.".- Qur'an 17:104”. De esta forma podrían conciliarse las visiones de la existencia de un Estado Judío dentro del territorio correspondiente al Dar al Islam y la visión de los musulmanes.)
El factor político tiene que ver directamente con el tema del retorno de los refugiados palestinos. Reconocer el carácter judío de Israel implicaría renunciar al retorno de todos los refugiados palestinos, ya que seria imposible que Israel mantuviera su carácter judío ante semejante cambio demográfico que significaría la entrada al país de millones de palestinos.

Estado Palestino Desmilitarizado:
Este es un punto crucial en la visión de paz expresada por Netanyahu. La idea de un estado palestino sin ejército ya era defendida anos atrás por Ariel Sharon. Muchos críticos de esta idea la tildan de irreal, que no toma en cuenta los intereses palestinos, que es inaplicable a Oriente Medio.
La realidad indica que en el mundo si existen estados desmilitarizados. Si bien esta región en particular tiene una especial historia de guerras y conflictos interminables, el hecho de que haya precedentes en otras partes del mundo puede ponernos a pensar con racionalidad la validez de la oferta. La idea si toma en cuenta los intereses palestinos, pero sin renunciar por esto a uno de los máximos intereses israelíes que es la seguridad de su propia población civil. La desmilitarización del estado palestino viene a ser una garantía para Israel de que no será atacado, lo cual, si llegase a ocurrir, seria una enorme complicación, ya que la geografía del futuro estado vecino le traería problemas estratégicos para la defensa del país. Israel no puede darse el lujo de combatir dentro de sus territorios, sino que debe sacar el problema hacia fuera.
Actualmente Gaza tiene en su seno a un grupo terrorista armado como Hamas, que constituye una amenaza para los israelíes. Israel no quiere que un supuesto ejército palestino signifique una nueva amenaza a la paz en sus tierras.
Además, el hecho de que el estado palestino no posea un ejército implica que no podría hacer alianzas militares con otros países. Claro esta que Israel no tiene muchos amigos en el vecindario. Incluso el principal financista del terrorismo internacional que es Irán, tiene en su presidente Mahmoud Ahmadinejad a una figura macabra, que llama a borrar a Israel del mapa. Por lo tanto, alianzas del ejército palestino con algún otro país enemigo de Israel seria de un peligro mortal. Israel debe prevenir y evitar este tipo de arreglos con Irán, Siria, Hizballa en el Líbano, y la desmilitarización de los palestinos es un paso importante.
La desmilitarización implica también que los palestinos no tengan control sobre su espacio aéreo. Ni hace falta mencionar el peligro que un avión extranjero palestino significaría sobrevolando territorio israelí. Imaginemos no uno, sino varios. Esto seria susceptible de un ataque aéreo catastrófico que Israel no puede permitir. Citando al Teniente general (jubilado) Thomas Kelly, Director de operaciones del Estado Mayor Conjunto durante la Guerra del Golfo “Es imposible defender Jerusalén a menos que uno retenga las elevaciones… Un avión que despegue de un aeropuerto en Ammán va a estar sobre Jerusalén en dos y medio minutos, de manera que me es absolutamente imposible defender todo el país a menos que conserve esa tierra”.
Por ultimo debemos prestar atención al tema complejo del armamento. La desmilitarización implicaría que no se podría ingresar ilegalmente armas al estado palestino. Vemos claros ejemplos en Hamas del contrabando de misiles y explosivos que hay en Gaza, que conduce al fortalecimiento y reabastecimiento de los terroristas. Por lo tanto mediante esta medida a lo que apunta Israel es a que no se repita este ingreso ilegal de armas con la que lo pueden atacar. Es una prevención valiosísima en materia de seguridad.
De hecho, en caso de crearse el Estado Palestino, este ya contaría con un “semi-ejército” representado por el Servicio de Seguridad Palestino (La Policía Palestina) cuya cantidad de efectivos, armas, divisiones y atribuciones son similares a las de un ejercito (una descripción mas detallada del mismo puede verse en la sección “El Servicio de Seguridad Palestino” en la Primera Parte de “Los Acuerdos de Oslo”, en la sección de las Obligaciones Palestinas) convencional. Los impedimentos, antes descriptos, que tendría serian justificados con el objeto de asegurar la defensa de Israel, sin poner en peligro la defensa de su propia población en caso de invasión o guerra con un país vecino.
De acuerdo a Mitchell Bard:”… Las garantías de seguridad, que se exigieron para darle a Israel la confianza para retirarse (del Sinaí), sólo fueron posibles porque el Sinaí estaba desmilitarizado. Ello le ofrece a Israel una gran zona de contención de más de 100 millas. En la actualidad, la frontera egipcia está a 60 millas de Tel Aviv y a 70 de Jerusalén, las ciudades israelíes más importantes. El Sinaí sigue siendo un desierto escasamente poblado, con una población de menos de 250.000 habitantes. La situación en los territorios es enteramente diferente. Más de dos millones de árabes viven en Cisjordania, muchos en ciudades superpobladas y en campamentos de refugiados. La mayoría de ellos están localizados cerca de ciudades israelíes tales como Tel Aviv y Jerusalén. Es importante para Israel que la Cisjordania no caiga en manos de vecinos hostiles. La infiltración en años recientes de terroristas provenientes de [territorios controlados por] la Autoridad Palestina y quienes han cometido actos espantosos, tales como atentados suicidas, ilustra el peligro.”
Tal como señala David Mandel, la reacción de algunos dirigentes palestinos fue muy negativa a este requisito para la paz que enuncio Netanyahu. Se lo llamo mentiroso, estafador, e incluso se llego a mencionar el reiniciar la Guerra del Terror.
El análisis que hace Khaled Abu Toameh es que la reacción palestina fue histérica, apurada, mal concebida. Interpreta que el discurso de Obama en el Cairo, días antes al de Netanyahu, los había hecho creer que Israel estaría completamente presionado a aceptar las demandas de los palestinos, que no tendría opción. Pero se encontraron con un Netanyahu firme y decidido en lo que pedía, convencido y apoyado con el consenso de la sociedad israelí en sus pedidos.

Refugiados palestinos:
El problema de los refugiados palestinos tiene su origen en la Guerra de la Independencia de Israel que comenzó en 1948. Cinco ejércitos árabes (Siria, Egipto, Líbano, Transjordania e Irak) invadieron Israel para destruir al recién nacido Estado Judío. La orden del Mufti de Jerusalén, el terrorista y nazi Ach el Amin al-Husseini, fue que los palestinos se fueran de sus casas, para protegerlos y que no se confundieran con los judíos, ya que los ejércitos árabes entrarían para aplastar y matar a todos estos "invasores". Muchos palestinos también fueron desplazados por los combates entre israelíes y árabes, y otros tantos huyeron para no quedar en medio de la violencia.
En su articulo "Introducción: Los refugiados palestinos y el derecho al retorno" publicado en Revista de Medio Oriente, Ricki Hollander nos muestra que la cantidad de refugiados palestinos luego de la guerra vario de acuerdo a quien presento informe: Reporte del Mediador de la ONU en Palestina (1948): 472.000; Comparaciones de censos de antes y después de 1948: 550.000-650.000; Misión Económica de la ONU (1949): 726.000; Estimación árabe: 800.000 a 900.000.
Luego de la Guerra de los 6 días, surgieron nuevos refugiados ya que árabes abandonaron Jerusalén cuando Jordania ataco la ciudad. Los números presentados por Israel fueron de 250.000 refugiados, la mitad "nuevos" y la otra mitad contados anteriormente como refugiados.
En datos ofrecidos por Hollander en el 2000, constatamos que "desde 1950, Israel ha permitido que más de 50.000 refugiados retornen a Israel bajo un programa de reunificación familiar. Desde 1967 a 1993 otros 75.000 refugiados retornaron a Cisjordania y Gaza. Y desde el comienzo del proceso de Oslo, otros 90.000 palestinos se han trasladado a territorios bajo el control de la AP".
Ahora bien, a los fines de tener en cuenta el parámetro de medición que utilizan los palestinos para medir su cantidad de refugiados, es interesante prestar atención a la información que da Hollander: "UNRWA, órgano subsidiario de la ONU, fue establecida por la Asamblea General de la ONU según resolución 302 (IV) el 8 de diciembre de 1949 específicamente para asistir a los refugiados árabes de la guerra árabe israelí de 1948. Es la única agencia de la ONU dedicada a asistir a un grupo especifico de refugiados (que constituyen el 13.5 % de los refugiados en todo el mundo). La agencia comenzó a operar el 1 de mayo de 1950 con el establecimiento de campos de refugiados para atender las necesidades de los refugiados. UNRWA considera refugiado a toda persona que residió en Palestina entre junio de 1946 y mayo de 1948, y perdió ya sea su casa o su sustento como consecuencia del conflicto de 1948. UNRWA considera refugiados a todos los descendientes de los refugiados. La agencia ha reconocido que sus números de registro no son válidos como datos de estadística demográfica. Su reporte de 1998 incluye la siguiente renuncia de responsabilidad: "Los números de registro de UNRWA se basan en información proporcionada voluntariamente por los refugiados con el propósito de obtener acceso a los servicios de la agencia y no se deben considerar como datos demográficos validos". UNRWA está financiada por la ONU y por contribuciones voluntarias de la Unión Europea y otros países del mundo, aunque la vasta mayoría de los fondos provienen de EE. UU. (http://www.un.org/unrwa/finances/cont-dec03.html). Más del 70% de los fondos de la agencia son usados para sueldos (http://www.un.org/unrwa/finances/pdf/bie04-05.pdf) y el resto es usado para educación, salud, socorro y servicios sociales para los palestinos registrados. Israel considera a UNRWA como un grupo partidario que asiste o al menos tolera el reclutamiento de refugiados (para causas terroristas) en sus escuelas y campamentos. En un reporte de 2003, UNRWA declaro 4,1 millones de refugiados palestinos registrados, de los cuales 1,3 millones viven en campos de refugiados de UNRWA. Según UNRWA, 42% de los refugiados registrados (1,7 millones) viven en Jordania, 22% (907.000) en la Franja de Gaza, 11% (460.000) en Cisjordania, 10% (409.000) en Siria, 10% (409.000) en Líbano, y 5% (194.000) en Jerusalén.
La postura palestina: los refugiados palestinos y sus descendientes tienen el derecho moral y legal de retornar a Israel y tomar posesión de sus casas y las tierras que abandonaron en 1948. Este derecho ha sido consagrado en la resolución 194 (11) de la Asamblea General de la ONU, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, artículo 13 (2) y la Cuarta Convención de Ginebra (49).
La postura de Israel: Permitir que quienes reclaman el estatus de refugiados, cuyo número está en constante crecimiento (principalmente los descendientes de los refugiados originales), adquieran la residencia en Israel crearía una mayoría árabe palestina en un país democrático, lo que acabaría con la existencia de un estado judío.
No existe una base legal con respecto a la repatriación de refugiados hostiles, ni ley internacional codificada que obligue a un estado a repatriar a sus refugiados. No existe nada en la Carta Internacional de Derechos Humanos (que incluye la Declaración Universal, el Convenio Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos, y el Convenio Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales) que especifique que un estado debe aceptar refugiados después de que han existido hostilidades.
No existe precedente en la ley internacional que fuerce a un estado a repatriar refugiados hostiles. (Por ejemplo, en la Segunda Guerra Mundial, los alemanes de los Sudetes que fueron expatriados y perdieron sus propiedades, nunca fueron repatriados. Lo mismo sucedió con los polacos que se establecieron en el este de Prusia, la cual Polonia anexó contraviniendo los acuerdos de los aliados; estos polacos no tuvieron derecho al retorno ni a una compensación. India y Pakistán intercambiaron población en 1947 sin ofrecer derecho al retorno. Estos son algunos casos entre otros.)
La resolución 194 de UNGA (Declaración de Derechos Humanos) nunca concedió a los refugiados palestinos originales el “derecho al retorno” ni tampoco lo previó para sus descendientes.
El Artículo 11 de la resolución fue una recomendación de permitir el retorno de aquellos refugiados que desearan vivir en paz con sus vecinos. Sin embargo, son pocos, si es que existe alguno, los que reconocieron a Israel y estuvieron deseosos de vivir en paz dentro del estado judío.
Los líderes árabes se comportan con falsedad al invocar la resolución 194 de UNGA como base para el “derecho al retorno”, cuando ellos la han rechazado y violado en el pasado.
Todos los estados árabes votaron contra la resolución 194 precisamente porque no otorgaba a los palestinos el “derecho al retorno” y porque reconocía implícitamente a Israel al sugerir que los refugiados que quisieran retornar tendrían que vivir en el estado judío.
Los estados árabes continuamente rechazaron y violaron la premisa central de la resolución, que llamaba a la creación de una Comisión Conciliadora y al establecimiento de contacto entre las partes.
La Declaración Universal de los Derechos Humanos (UNGA) no se refiere a la repatriación de refugiados y tampoco hace mención de ese caso. Para un análisis más detallado, lea el próximo artículo sobre el “derecho al retorno”.
La Cuarta Convención de Ginebra expone las obligaciones de los “ocupantes beligerantes”, por lo que no se aplica a Israel porque éste no se considera una fuerza de ocupación en ese país.

Documentación y Resoluciones:
Declaración de la Asamblea General de las Naciones Unidas —Resolución 194, Artículo 11 (11 diciembre 1948). Esta resolución resuelve que los refugiados que deseen retornar a sus casas y vivir en paz con sus vecinos se les debe permitir hacerlo a la mayor brevedad posible, y que se debe compensar por su propiedad a aquellos que elijan no retornar; además, se les debe compensar también por la pérdida o el daño a su propiedad, ya que según los principios de ley internacional, los gobiernos o autoridades responsables deberán indemnizar a los afectados.
Declaración de Derechos Humanos (UNGA), Artículo 13(2) (10 diciembre de 1948). Toda persona tiene derecho a dejar cualquier país, incluyendo el suyo, y de retornar a su país.
Cuarta Convención de Ginebra relativa a la protección de personas civiles en tiempo de guerra, artículo 49 (12 agosto de 1949). Se prohíbe, sin importar el motivo que se tenga para hacerlo, el transporte forzado de personas o masas, así como también las deportaciones de personas protegidas que habitan en territorios ocupados, y trasladarlas al territorio de la fuerza de ocupación o a cualquier otro país, ya sea ocupado o no. Sin embargo, la fuerza de ocupación puede evacuar total o parcialmente un área en particular si la seguridad de la población o situaciones militares imperativas así lo demandan. Tales evacuaciones no deberán causar el desplazamiento de personas protegidas fuera de los límites del territorio ocupado, excepto cuando por razones materiales es imposible evitar tal desplazamiento. Personas evacuadas así serán transferidas de vuelta a sus hogares tan pronto como las hostilidades en la región hayan cesado.
Es sensato el discurso de Netanyahu al decir que el problema de los refugiados palestinos debe ser resuelto fuera de las fronteras de Israel, de lo contrario el inmenso cambio demográfico que produciría el retorno de los millones de palestinos terminaría quitando el carácter de judío al Estado, en cuanto que en pocos anos, en un par de generaciones, los árabes pasarían a ser la mayoría, superando a la población judía.

Fronteras Seguras:
Israel, para poder firmar una paz que le permita a su ciudadanía vivir tranquilos en seguridad, necesita cerciorarse de que las negociaciones conduzcan a un desenlace en el que queden establecidas políticas firmes para contar con fronteras seguras. Es menester que en este punto veamos el tema de los asentamientos israelíes en Judea y Samaria, territorios bajo control de la AP y de los cuales Israel necesita mantener vigilancia para evitar ataques.
Mitchell Bard explica con respecto a los asentamientos: "Los judíos han vivido en Judea y Samaria —Cisjordania— desde tiempos antiguos. El único período en que a los judíos se les ha prohibido vivir en los territorios en las últimas décadas fue de 1948 a 1967 cuando [estos territorios] estuvieron bajo el gobierno de Jordania. Esta prohibición fue contraria al Mandato para Palestina adoptado por la Liga de las Naciones, que tomó medidas para el establecimiento de un estado judío, y que alentó específicamente “un completo asentamiento de judíos en la tierra”"
En contra de la postura de que los asentamientos son ilegales, Stephen Schwebel, erudito en derecho internacional, realiza una afirmación: un país actuando en defensa propia puede tomar y ocupar territorio cuando sea necesario para protegerse. También, un estado puede exigir, como condición para su retirada, medidas de seguridad concebidas para garantizar que sus ciudadanos no volverán a ser amenazados desde ese territorio.
La resolución 242 faculta a Israel a administrar los territorios hasta que haya una paz justa y duradera en Medio Oriente, por lo que esto apoya a los asentamientos, en opinión Eugene Rostow, ex subsecretario de Estado para asuntos políticos en el gobierno de Jonson en Estados Unidos.
Bard opina: "…La actividad de los asentamientos puede ser un estímulo a la paz porque obligó a los palestinos y a otros árabes a reconsiderar el punto de vista de que el tiempo estaba de su parte. En escritos árabes se hacen frecuentemente referencias a cuánto tiempo llevó expulsar a los cruzados y cómo podría tomar también mucho tiempo hacerles lo mismo a los sionistas. El crecimiento de la población judía en los territorios obligó a los árabes a cuestionar este dogma. “Los palestinos ahora se dan cuenta”, dijo el alcalde de Belén Elías Freij, “de que el tiempo está ahora de parte de Israel, que puede levantar asentamientos y crear realidades, y que el único camino para evadir este dilema es negociar cara a cara”…Si Israel se retirarse unilateralmente a sus fronteras de 1967, como parte de un arreglo político, muchos colonos se enfrentarán a una o más opciones: permanecer en los territorios, expulsión de sus hogares, o reasentamiento voluntario en Israel. El impedimento a la paz no es la existencia de esos asentamientos; es la renuencia de los palestinos a aceptar un estado junto a Israel en lugar de un estado que reemplace a Israel…".
(Con respecto a la legitimidad de los asentamientos dentro de los territorios en disputa ver en la Primera Parte en los Acuerdos de Oslo, la sección de Asentamientos en Obligaciones israelíes).
Mitchell Bard explica porque es esencial asegurarse de que Israel no será invadida desde la Margen Occidental: “La historia muestra que los ataques aéreos nunca han derrotado a una nación. Los países sólo son conquistados por tropas de ocupación terrestre…Las fronteras defendibles son aquellas que prevendrían o impedirían tal asalto terrestre. El regreso de Israel a las fronteras anteriores a 1967, que los estados árabes quieren reimponer, tentaría enormemente a los agresores potenciales lanzar ataques contra el estado judío (como hicieron rutinariamente antes de 1967). Israel perdería el extenso sistema de radares de alarma anticipada que ha levantado en las colinas de Judea y Samaria. Si un vecino hostil se apoderara entonces de esas montañas, su ejército podría dividir a Israel en dos: Desde allí hay sólo 15 millas —sin mayores obstáculos geográficos— hasta el Mediterráneo. En su punto más estrecho, estas fronteras de 1967 están a 9 millas desde la costa israelí, a 11 millas de Tel Aviv, a 10 millas de Beersheba, a 21 de Haifa y a un pie de Jerusalén. En 1989, el Centro Jaffée de Estudios Estratégicos, un equipo de investigación considerado pacifista, opinaba: “La introducción de misiles tierra a tierra en el terreno a veces suscita la duda de si los conceptos de profundidad estratégica y acuerdos de seguridad tienen vigencia en esta nueva era. La respuesta es un inequívoco sí. Las estaciones de alarma anticipada y el emplazamiento de baterías de misiles tierra a aire pueden proporcionar el tiempo necesario para hacer sonar una alerta de incursión aérea, y advertirle a la población que busque refugio de un ataque de misiles. Estas [estaciones de alarma anticipada] incluso podrían permitir que los misiles del enemigo fuesen interceptados en pleno vuelo”. El estudio llegó a la conclusión de que: “si bien tales misiles están armados con ojivas convencionales, pueden causar severos pérdidas y daños, pero no pueden decidir el resultado de una guerra”. En un informe al secretario de Defensa en 1967, el jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos escribió que, como mínimo, «Israel necesitaría una línea de defensa en términos generales a lo largo del eje Bardala- Tuba-Nablus-Bira-Jerusalén, y luego por la parte norte del Mar Muerto. Esta línea ampliaría la parte más estrecha de Israel y proporcionaría terreno adicional para la defensa de Tel Aviv”.
El informe también respalda una Jerusalén unida bajo control israelí. Para defender Jerusalén, concluía el jefe del Estado Mayor, Israel tendría que tener su frontera “situada al este de la ciudad””

Con respecto a las fronteras en general, obviamente Israel debe continuar con su defensa de las mismas y exigir que las fronteras del futuro Estado Palestino aseguren la protección de su territorio. Una vez creado el Estado Palestino y las fronteras entre los dos estados claramente determinadas, como en caso de ser procedente la propuesta de Netanyahu de la desmilitarización del Estado Palestino, Israel tendría un control objetivo de sus fronteras a través de Tzahal. Con respecto a los asentamientos, visto y considerando el peso de las opiniones a favor de su legalidad es obviamente obligación israelí la protección de los habitantes de los mismos en tanto los asentamientos estén vigentes. A la vez deben ser contemplados para integrar las fronteras de Israel una vez el Estado Palestino sea creado. En otras palabras, Israel considera esos asentamientos como “Asentamientos de Seguridad” y parte integral de Israel, que seguirá perteneciendo a su territorio y por tanto continuaran bajo su administración.

Jerusalén Unificada
“Jerusalén, capital de Israel, seguirá unida, siempre preservando la libertad de culto de todas las religiones” Biniamin Netanyahu, Bar Ilan
La oferta de Netanyahu incluye la absoluta negativa a dividir Jerusalén. Si se observa superficialmente podría tomarse como un capricho, teniendo en cuenta las repetidas ocasiones en que los palestinos se han negado a ningún acuerdo que no incluya parte de Jerusalén (si no entera). Incluso cuando Barak a grandes rasgos ofreció a Arafat en el 2000 la mitad de la ciudad, dividir la ciudad vieja y compartir el Monte del Templo este se negó rotundamente. La realidad es que el capricho no es israelí con respecto a la ciudad, y argumentos desde diferentes ópticas pueden presentarse con el objetivo de demostrar que la lógica indica que Jerusalén debe permanecer unificada. De hecho el único argumento de peso para fundamentar el reclamo “palestino” o árabe sobre Jerusalén es la presencia de cerca de 200000 que viven en barrios árabes en la parte oriental de la ciudad, por lo que una negativa a otorgarles un control sobre este sector seria un rechazo de la realidad. Aun así, los argumentos para mantener unificada la ciudad son de un peso mucho mayor:

-Derecho Histórico: La ciudad de Jerusalén fue declarada capital del reino de David hace aproximadamente 3000 años y desde entonces se ha convertido en la Capital del Pueblo Judío. La Ciudad Vieja contiene el Muro Occidental, el muro mas cercano a lo que hace 2000 años era la parte mas sagrada del templo: el sancta sanctórum, en el monte del templo. Este muro (el que ha quedado en pie luego de la destrucción del Templo) es el lugar mas sagrado del judaísmo, y cientos de miles de judíos se dirigen día a día a rezar a su lado. Tres veces al día, los judíos han rezado: “A Jerusalén, la ciudad, regresaremos con júbilo” y los salmos expresan claramente el sentir del pueblo judío: “Si me olvidare de ti, oh Jerusalén, que se me seque la diestra…”. Cientos de textos religiosos, poemas, libros y cantos han sido creados en honor a Jerusalén, y los judíos han rezado y rezan mirando hacia ella. Los únicos dos periodos de grandeza de la historia de Jerusalén, de acuerdo a León y Jill Uris, fueron bajo la dominación, ya que “Esto es así porque los judíos son los que más la han amado, y han permanecido fieles a ese amor a través de los siglos de su dispersión…Es la más larga y más profunda aventura amorosa de la historia“. Tedy Kollek ha dicho: “Durante tres mil años, Jerusalén ha sido el centro de la esperanza y los anhelos judíos. Ninguna otra ciudad ha desempeñado un papel tan dominante en la historia, la cultura, la religión y la conciencia de un pueblo como lo ha hecho Jerusalén en la vida de los judíos y del judaísmo. A lo largo de los siglos, Jerusalén siguió viva en los corazones de los judíos de todas partes como el foco central de la historia judía, el símbolo de su antigua gloria, el cumplimiento espiritual y la renovación moderna. Este corazón y esta alma del pueblo judío engendran la idea de que si uno quiere una sola palabra para simbolizar toda la historia judía, esa palabra sería “Jerusalén”. Desde mitad del siglo XIX, los judíos tienen una mayoría demográfica en la ciudad.
En contraste, Jerusalén nunca fue la capital de ninguna entidad árabe. Ellos la relegaron al olvido y al atraso. Nunca fue la Capital de ninguna Provincia bajo el gobierno musulmán ni nunca fue un centro cultural musulmán. Para los judíos, toda la ciudad es sagrada, pero los musulmanes veneran un lugar, el Domo de la Roca, no la ciudad. “Para un musulmán”, señaló el escritor británico Christopher Sykes, “existe una profunda diferencia entre Jerusalén y la Meca o Medina. Estás últimas son lugares sagrados que contienen lugares sagrados”. Además del Domo de la Roca, apuntaba él, Jerusalén no tiene ninguna gran importancia islámica.”. Mientras que Jerusalén es la ciudad más sagrada del judaísmo para el Islam ocupa un tercer lugar después de La Meca y Medina. Mientras que Jerusalén figura más de 700 veces en el Tanaj, no se la menciona nunca en el Corán. Cuando se afirma que el Corán si menciona a Jerusalén, no hay ningún argumento que fundamente lo suficiente esa afirmación, no se la llama por su nombre sino el árabe para “remoto lugar”. Decir que “remoto lugar” es Jerusalén es una interpretación, solo eso. Cuando hacia 1600 años la ciudad era sagrada para los judíos, el Islam ni había nacido. Los judíos rezan mirando en dirección a Jerusalén y los musulmanes rezan en dirección a La Meca, dándole la espalda. En cada casamiento se pisa una copa con el objeto de recordar el Templo destruido, a la vez que en cada casa nueva se deja una esquina sin terminar por la misma razón. A pesar de las veces que el pueblo judío fue expulsado de la ciudad, siempre mantuvo una comunidad judía allí.
Dice Mitchell Bard: “En mayo de 1948, Jordania invadió y ocupó Jerusalén Oriental, dividiendo la ciudad por primera vez en su historia, y empujando a miles de judíos (cuyas familias habían vivido en la ciudad durante siglos) al exilio. El plan de partición de NU, incluida su propuesta de que Jerusalén fuese internacionalizada (plan que los judíos aceptaron), había sido superado por los acontecimientos. Luego del rechazo de los árabes a la resolución 181 de NU y, el 11 de diciembre de 1948, a la resolución 194, que establecía la Comisión Conciliatoria de NU para Palestina, el primer ministro David Ben-Gurión declaró que Israel ya no aceptaría la internacionalización de Jerusalén. De 1948 al 67, la ciudad estuvo dividida entre Israel y Jordania. Israel convirtió a Jerusalén Occidental en su capital; Jordania ocupaba la sección oriental. Debido a que Jordania —al igual que todos los estados árabes en ese tiempo— mantenía un estado de guerra con Israel, la ciudad se convirtió, en esencia, en dos campamentos militares, repletos de muros de concretos y bunkers, alambradas, campos minados y otras fortificaciones militares.”
“En violación del Convenio de Armisticio, Jordania les negó a los israelíes acceso al Muro Occidental y al cementerio del Monte de los Olivos, donde los judíos han enterrado a sus muertos por más de 2.500 años. Conforme al párrafo octavo del convenio, Jordania e Israel habían acordado establecer comités que arreglaran la reanudación del funcionamiento normal de las instituciones culturales y humanitarias en el Monte Scopus, así como libre acceso al área; el uso del cementerio en el Monte de los Olivos, y el libre acceso a los santos lugares y las instituciones culturales. Bajo el gobierno jordano, “los cristianos israelíes se vieron sujetos a varias restricciones durante sus peregrinaciones de estación a sus lugares sagrados” en Jerusalén, señalaba Teddy Kollek. “Sólo pequeños números eran admitidos a regañadientes para que visitaran brevemente la Ciudad Vieja y Belén en Navidad y Pascua”. En 1955 y 1964, Jordania aprobó leyes que imponían un estricto control gubernamental a las escuelas cristianas, incluidas las restricciones de abrir nuevas escuelas, control estatal sobre las finanzas de las escuelas y el nombramiento de maestros, así como el requisito de que se enseñara el Corán. En 1953 y 1965, Jordania adoptó leyes que abrogaban el derecho de instituciones religiosas y caritativas cristianas a adquirir propiedades en Jerusalén. En 1958, la policía arrestó al patriarca electo armenio y lo deportó de Jordania, para allanarle el camino a la elección de un patriarca a quien apoyaba el gobierno del rey Hussein. Debido a estas medidas represivas, muchos cristianos emigraron de Jerusalén. Su número disminuyó de 25.000 en 1949 a menos de 13.000 en junio de 1967 Estas leyes discriminatorias fueron abolidas por Israel después de la reunificación de la ciudad en 1967. Jordania profanó algunos lugares santos judíos. El rey Hussein permitió la construcción de una carretera hacia el Hotel Intercontinental que atravesaba el cementerio del Monte de los Olivos. Cientos de tumbas judías fueron destruidas por una autopista que podría fácilmente haberse construido en cualquier otra parte. Las lápidas, que honraban la memoria de rabinos y sabios, fueron usadas por el cuerpo de ingenieros de la Legión Árabe Jordana como pavimento y letrinas de los campamentos militares (todavía se podían ver las inscripciones de las piedras cuando Israel liberó la ciudad), El antiguo Barrio Judío de la Ciudad Vieja fue asolado; 58 sinagogas de Jerusalén (algunas con siglos de antigüedad) fueron destruidas o arruinadas, otras fueron convertidas en establos y gallineros. Se levantaron viviendas miserables apoyadas contra el Muro Occidental”.
“En 1967, Jordania ignoró la petición de Israel de que permaneciera al margen de la guerra de los Seis Días y atacó la parte occidental de la ciudad. Los jordanos fueron derrotados por fuerzas israelíes y arrojados de Jerusalén Oriental, logrando así restaurar la unidad de la ciudad. Teddy Kollek, alcalde de Jerusalén durante 28 años, llamó a la reunificación de la ciudad «la realización práctica de los objetivos del movimiento sionista». Puesto que Israel se estaba defendiendo de la agresión en las guerras de 1948 y 1967, el jurista internacional Steven Schwebel escribió, «tiene más derecho a la soberanía de Jerusalén que sus vecinos árabes”.
En resumen, Israel como el estado del pueblo judío, tiene un derecho histórico a Jerusalén, ya que es la ciudad que representa al pueblo judío, fue llevada a la fama por el, anhelada por el y desarrollada por el. El hecho de que Jerusalén (unificada) sea capital de Israel es a la vez una legitimación del Estado, ya que aporta en gran medida la judeidad al Estado Judío. A la vez el control de Jerusalén por Israel no es por la religión judía, ni por determinados judíos (religiosos o laicos), sino por el Gobierno democráticamente elegido por la ciudadanía del Estado de Israel. Es la capital del Estado del pueblo judío, sea en la manifestación que sea, religiosa, laica, de derecha o de izquierda. Es decir, pertenece al pueblo judío, a ser controlada por el pueblo judío, y con respeto a los derechos de todos sus habitantes, judíos, musulmanes, cristianos, religiosos o ateos. Los judíos poseen un derecho nacional sobre Jerusalén, no religioso, de ahí su legitimidad. En palabras de Winston Churchill al diplomático Evelyn Shuckburgh, 1955 “Debes dejar que los judíos se queden con Jerusalén; fueron ellos quienes la hicieron famosa”.

-Idoneidad de la Soberanía israelí para el Respeto de los Derechos Individuales: Bard afirma: “Después de la guerra de 1967, Israel abolió todas las leyes discriminatorias promulgadas por Jordania y adoptó sus propias severas medidas para salvaguardar el acceso a los santuarios religiosos: “Cualquiera que haga algo que se asemeje a violar la libertad de acceso de los miembros de las distintas religiones a los lugares que les son sagrados”, estipula la ley israelí, “puede ser encarcelado por un período de cinco años”. Israel también confió la administración de los santos lugares a sus respectivas autoridades religiosas. Así, por ejemplo, el waqf musulmán es responsable de las mezquitas del Monte del Templo. El ex presidente Jimmy Carter reconoció que la libertad religiosa había aumentado bajo el gobierno israelí. No hay «ninguna duda» de que Israel hizo mejor trabajo salvaguardando el acceso a los santos lugares que Jordania. «En la actualidad hay un acceso irrestricto», apuntó Carter. «No lo hubo de 1948 al 67». El Departamento de Estado advierte que si bien Israel no tiene constitución, la ley garantiza la libertad de cultos, y el gobierno respeta este derecho.”
Bard continua: “…Desde 1967, cientos de miles de musulmanes y cristianos (muchos de ellos provenientes de países árabes que permanecían en estado de guerra con Israel) han venido a Jerusalén a visitar sus lugares sagrados. Los líderes árabes están en libertad de visitar Jerusalén para orar si lo desean, tal como hizo el presidente egipcio Anwar Sadat en la mezquita de al-Aqsa. Por razones de seguridad, a veces se imponen restricciones temporales en el Monte del Templo, pero el derecho al culto no está limitado y otras mezquitas siguen accesibles, incluso en momentos de gran tensión… Los derechos musulmanes sobre el Monte del Templo, el sitio de los dos santuarios, no se han violado. Aunque es el lugar más sagrado del judaísmo, Israel ha dejado el Monte del Templo bajo el control de las autoridades musulmanas…El derecho de las diversas iglesias cristianas a la custodia de los santos lugares cristianos en Jerusalén quedó definido en el curso del siglo XIX cuando Jerusalén era parte del Imperio Otomano. Estos derechos, que se conocen como “el acuerdo del status quo para los santos lugares de Jerusalén”, se mantuvieron en vigor durante el período del mandato británico y aún se mantienen en el Israel actual… Junto con la libertad religiosa, los árabes palestinos en Jerusalén disfrutan de derechos políticos sin precedentes. A los residentes árabes les dieron la opción de convertirse en ciudadanos israelíes. Muchos prefirieron conservar su ciudadanía jordana. Además, independientemente de si son ciudadanos o no, a los árabes de Jerusalén se les permite votar en las elecciones municipales y desempeñar un papel en la administración de la ciudad.”
La razón más importante por la que la mayoría de los habitantes árabes de Jerusalén Oriental no tiene ciudadanía israelí es porque ellos mismos se niegan a aceptarla. En la psique del árabe israelí hay un doble estándar, por un lado su identidad de árabe que debe luchar contra la “ocupación” representada por los judíos en Palestina, y por el otro el enorme beneficio que se obtiene de vivir en la única democracia en Medio Oriente, donde los árabes tienen el mejor nivel de vida de toda la zona. En este caso, deciden no decidir y se mantienen árabes residentes de Jerusalén Oriental. A la vez, Israel no rechaza esta decisión, teniendo en cuenta que sumar 200000 ciudadanos árabes al estado contribuye a aumentar la demografía árabe del país.
Nuevamente según Bard, Israel realiza todo lo posible por detener incidentes religiosos: “Las autoridades israelíes siempre han intentado detener a los fanáticos (de todas las fes) de profanar los lugares religiosos o cometer actos de violencia contra ellos. Cuando no ha podido impedir que tales actos ocurran Israel ha castigado severamente a los perpetradores… Allen Goodman, un israelí desequilibrado que en 1982 desató un violento tiroteo en el Monte del Templo, fue sentenciado a cadena perpetua. En 1984, las autoridades israelíes infiltraron un grupo judío que planeaba actos de violencia contra lugares y civiles no judíos. Los terroristas fueron procesados y encarcelados. En 1990, los Fieles del Monte del Templo, un grupo extremista judío, intentó marchar hasta el Monte del Templo o Sukkot para colocar la piedra angular del Tercer Templo. La policía, temiendo que tal desfile enojaría a los musulmanes y exacerbaría una situación ya tensa creada por la Intifada y los sucesos del Golfo Pérsico, les negó el derecho a desfilar. La decisión fue ratificada por el Tribunal Supremo israelí, un hecho que se les dio a conocer de inmediato a los líderes religiosos y a la prensa árabe. Pese a la acción preventiva de Israel, “los líderes musulmanes y los activistas de la Intifada persistieron e incitaron a sus fieles a la confrontación”. Como resultado, se suscitó un trágico motín en el que murieron 17 árabes. Desde ese tiempo, Israel ha estado particularmente vigilante, y hace todo lo posible para evitar cualquier provocación de parte de agrupaciones o individuos que pudieran amenazar la santidad de los lugares sagrados de
cualquier fe.” Es lamentable notar que con frecuencia, los incidentes entre árabes y judíos en el Monte del Templo se originan por incitación de los lideres religiosos árabes que desde sermones en sus mezquitas, promueven la idea conspirativa de que Israel quiere destruir las mezquitas, sacar a los musulmanes del Monte del Templo, etc. con el objetivo de que los fieles salgan y realicen disturbios en la ciudad (específicamente y con mayor frecuencia en la ciudad vieja).

-El Status de Jerusalén con respecto a la Ley Internacional:
-Resolución 242 de la ONU: Arthur Goldberg, uno de los redactores de la misma y el entonces embajador de EE.UU. ante la ONU dijo: “la resolución 242 en modo alguno se refiere a Jerusalén, y su omisión fue deliberada… Jerusalén era un asunto distinto, no vinculado a la Cisjordania”. En varios discursos en 1967 afirmo: “he dicho en repetidas ocasiones que las líneas del armisticio de 1948 iban a ser temporales. Esto, desde luego, se aplicaba particularmente a Jerusalén. En ningún momento en estos muchos discursos me referí a Jerusalén Oriental como un territorio ocupado”. Después de 1948, la Asamblea General de la ONU demandó en tres resoluciones a internacionalización de Jerusalén. El asunto se abandonó hasta que Israel adquirió el control de la ciudad. Bard afirma: “…Desde 1967, las NU, que por 19 años ignoraron la ocupación de la ciudad por Jordania, han adoptado numerosas resoluciones criticando a Israel por alterar el status de Jerusalén.” George Bush dijo claramente cual era su posición y la de su gobierno al respecto: “La bases de nuestra posición siguen siendo que Jerusalén nunca debe volver a ser una ciudad dividida. No aprobamos el status quo anterior a 1967; en modo alguno abogamos por volver a él ahora”. De hecho, hasta Barak Obama, la posición de todas las administraciones estadounidenses era la de continuar apoyando una Jerusalén unificada. De cualquier forma, Israel declaro oficialmente a Jerusalén unificada como su capital el 30 de Julio de 1980, como una Ley Básica. Mas allá de las criticas internacionales, la ley internacional no puede ser referida como declarando ilegal la unificación de Jerusalén, ni el control de Israel de su parte oriental.

-Preservación de los Lugares y Reliquias históricas: Israel es el único país que puede administrar respetuosamente los lugares sagrados para las distintas religiones en Jerusalén, de acuerdo a los datos que provee la historia. Ya han sido referidas las profanaciones y destrucciones de lugares santos judíos a manos de Jordania, y se ha dicho que luego de la reunificación de la ciudad, Israel impuso la libertad de cultos y se embarco en la reconstrucción monumental de la ciudad vieja y el mantenimiento de los lugares sagrados. En esta tarea el Waqf cooperó con los inspectores israelíes cuando llevaron a cabo trabajos, aunque no reconoció la soberanía israelí sobre el Monte del Templo. Sin embargo, después de los Acuerdos de Oslo, el waqf controlado por los jordanos fue reemplazado por representantes que responden a la AP. Bard cita un ejemplo de este cambio: “…Luego de los motines que acompañaron la decisión de Israel de abrir una salida desde el túnel del Muro Occidental, el waqf cesó de cooperar con Israel. El waqf, subsecuentemente, les ha impedido a los inspectores israelíes que supervisen el trabajo hecho en el Monte que se cree está causando irreparables daño a los restos arqueológicos de los períodos del primero y segundo templo. Los arqueólogos israelíes han denunciado que durante extensas obras de construcción, millares de toneladas de grava (que podrían contener importantes reliquias) han sido removidas del Monte y descargadas en la basura. Algunos expertos dicen que, incluso si los artefactos no se han destruido resultarían arqueológicamente inútiles porque los trabajadores de la construcción palestinos mezclan los hallazgos de diversos períodos cuando levantan la tierra con palas mecánicas. Dada la sensibilidad del Monte del Templo, y las tensiones que ya existen entre israelíes y palestinos por Jerusalén, el gobierno israelí no ha interferido en las actividades del waqf.” Esto es más que notable teniendo en cuenta que los que en verdad insisten continuamente en conspiraciones son palestinos radicales que argumentan que Israel actúa para destruir la explanada de las mezquitas, y en lugar de rever quien realmente está poniendo en peligro reliquias arqueológicas de vital importancia se concentran en promover acusaciones contra Israel con el objeto de promover la violencia. Es claro, de acuerdo a los hechos recientes, que solo bajo la administración israelí de Jerusalén, todos sus habitantes gozan de libertad de culto, y de respeto de sus derechos.

-La Inviabilidad Táctica de Dividir la Ciudad: Teniendo en cuenta la complejidad de la situación, en una guerra de mas de 60 años, en el contexto de alta tensión entre israelíes y palestinos y con la disputa de una ciudad para la que ambas partes exigen derechos sobre su totalidad (ya hemos demostrado que la validez objetiva de esos derechos no es comparable) es altamente improbable tomar en consideración una división de la ciudad. En primer lugar no es práctico ya que seria extremadamente complejo mantener un control objetivo sobre la jurisdicción correspondiente a cada gobierno. Esto es así porque las distancias son mínimas, los límites difícilmente respetables, la tensión alta y principalmente porque no responde a la realidad de la ciudad. De acuerdo a una fuente autorizada del ejercito israelí: “…dividir Jerusalén es altamente improbable, esto es así porque tanto los árabes residentes de Jerusalén oriental se niegan a vivir bajo administración palestina como porque en cuanto así ocurra la administración no será lo suficientemente fuerte como para mantener bajo control a las distintas facciones “cuasi-mafiosas” que se disputaran el control de los barrios…vean, hablando con un taxista en Jerusalén oriental me confeso que es cierto que no pueden estar a favor de Israel controlando Jerusalén, pero por otro lado es lo que mas quieren porque su nivel de vida es mucho mas alto de lo que seria en caso de estar bajo administración palestina...”. Más aun, si esto no es practicable en ninguna ciudad del mundo, menos lo será en el caso de Jerusalén, centro de un conflicto que afecta a la región y al mundo. Mitchell Bard es claro al respecto al hablar de una supuesta internacionalización: "La aparente imposibilidad de resolver los incompatibles reclamos sobre Jerusalén ha llevado a algunas personas a resucitar la idea de internacionalizar la ciudad. Irónicamente, la idea tuvo poco apoyo durante los 19 años en que Jordania controló la Ciudad Vieja e impidió el acceso de judíos y musulmanes de Israel a sus santos lugares. El hecho de que Jerusalén sea disputada, o que resulte importante para otra gente que no sean los judíos israelíes, no significa que la ciudad pertenece a otros o debe ser gobernada por un régimen internacional. No hay precedente para tal arreglo. La cosa más cercana a una ciudad internacional fue el Berlín de la posguerra cuando las cuatro potencias compartieron el control de la ciudad, y ese experimentó resultó desastroso. Incluso si Israel fuera receptivo a tal idea, ¿a qué concebible agrupación internacional podría confiarse que proteja las libertades que Israel ya garantiza? Ciertamente no las Naciones Unidas, que no ha mostrado ninguna comprensión por los intereses israelíes desde la partición. Israel sólo puede contar con el apoyo de Estados Unidos, y es sólo en el Consejo de Seguridad de NU que un veto norteamericano puede proteger a Israel de la malicia política de otras naciones.”
Mas aun, siguiendo la lógica de Bard, entregar la parte oriental de la ciudad a la AP no es garantía de seguridad para Israel. De hecho teniendo en cuenta los acontecimientos históricos, es probable que la violencia se incremente, teniendo en cuenta la inestabilidad del régimen palestino, la proliferación de grupos terroristas, y la creciente popularidad del Hamas. La corta distancia entre los limites entre una parte y la otra serian catastróficos. Básicamente solo con la capacidad de la “Policía Palestina” Jerusalén podría ser invadida, en el mejor de los casos por una célula terrorista de algunos cientos de hombres. Esto teniendo en cuenta que la división incluyera solo los barrios árabes a la AP, pero si en cambio tendría la mitad de la Ciudad Vieja y compartiera el Monte del Templo (como el plan de Barak) la situación seria peor. No solo habría mayor posibilidad de incidentes, sino que estos serian terriblemente mayores. La simple lógica indica que no es lo mismo que la AP se haga cargo de los barrios árabes de Jerusalén, que lo haga sobre todo Jerusalén Oriental y la mitad de la Ciudad Vieja. No solo que esto seria un peligro terrible para la seguridad de Israel, sino que seria también una recompensa al terrorismo. La realidad es que Jerusalén es judía, y así como ciudades de EEUU no se dividen en dos por la primacía de chinos en el Barrio Chino, así Jerusalén no debería dividirse solo porque hay mayoría árabe en los barrios árabes.
De acuerdo a un punto de vista estratégico, Gustavo Perednik destaca porque la división de la ciudad no promovería a la paz: “Si Israel renunciara a la Ciudad Vieja de Jerusalén, ésta pasaría a ser capital del segundo Estado árabe en la Palestina histórica (el primero es Jordania). Pueden preverse en ese caso millonarias inversiones saudíes para desarrollar la ciudad oriental, a fin de competir con la Jerusalén occidental judía. Lo que jamás invirtieron mientras poseyeron Jerusalén, ahora lo gastarían los regímenes árabes para despojar al pueblo judío de su corazón: siempre fue éste el principal objetivo de su sostenida agresión…Cientos de miles de árabes podrían ser transferidos a la ciudad oriental, que se haría crecer artificialmente en la batalla por el legado de la Jerusalén histórica. El quid del enfrentamiento pasaría a ser cuál de las dos ciudades hereda la Jerusalén de los reyes y el profeta Isaías, de los macabeos, de Hillel y Jesús; de las canciones medievales de gesta en Francia y del poemario renacentista italiano; la que inspiró autos sacramentales en España, el Romance Elegíaco en Hispanoamérica, el himno británico y el espíritu de Occidente… Si Israel renunciara a su capital el mundo árabe pasaría a exaltar que "su parte" es la verdadera, para arremeter nuevamente contra nuestra legitimidad: Israel volvería a ser descrito como un usurpador artificial…Tres injusticias resultarían de la división de Jerusalén: un renunciamiento esencial del pueblo judío, un premio a la agresión y, peor aún, una agitación bélica para que los regímenes árabes sigan desviando la atención de sus pueblos oprimidos hacia la lucha contra el Estado judío… “. Que negarían la conexión del Pueblo Judío con Jerusalén no seria nada nuevo, salvo por el hecho de que ahora si la AP tendría el control objetivo sobre Jerusalén Oriental. La negación de la historia judía solo se incrementaría, solo por citar un ejemplo: Durante la cumbre de Camp David en el 2000, Yasser Arafat dijo que ningún templo judío había existido jamás en el Monte del Templo. Un año después, Ikrima Sabri, el muftí de Jerusalén nombrado por la Autoridad Palestina, le dijo a la publicación alemana Die Welt, “no existe ni (siquiera) el más mínimo indicio de la existencia de un templo judío en ese lugar en el pasado. En toda la ciudad, no hay ni una sola piedra que atestigüe la historia judía”.
Pero como dijo Sari Nusseibeh, el representante de la AP en Jerusalén: “Habría que estar ciego para negar la conexión judía con Jerusalén”.

-Israel es el único país al que se le niega el derecho de elegir su capital: Este punto es claro. Ya sea para preservar intereses económicos y estratégicos como para expresar su negativa ideológica, ningún país del mundo posee su embajada en Jerusalén. Sin embargo este punto no indica que Israel tiene menos legitimidad sobre Jerusalén por no ser sede de delegaciones diplomáticas extranjeras, sino solo que esos países no reconocen esa legitimidad. Israel es, en última instancia, quien decide donde pone su capital, de ahí es que consideramos criticable por ser un impedimento a la soberanía israelí sobre su propia capital los pedidos de no construir en la parte oriental de la ciudad.

Estas razones son prueba suficiente de que la propuesta de dividir Jerusalén no solo es probablemente impracticable, sino que pone en jaque la seguridad de Israel, promueve la deslegitimación de Israel, retira en parte la judeidad del Estado Judío y no es ninguna garantía de paz. Es decir, dividir la ciudad implicaría una escisión no solo a la seguridad actual del estado, sino a la moral, la historia y la conciencia colectiva del Pueblo Judío.
Criticas al Discurso o Visiones Contrarias:
Entre los que criticaron el discurso del Primer Ministro, se encuentra Daniel Pipes, quien comento: "…Es un discurso bueno, señalando muchos puntos necesarios, pero falla críticamente porque acepta de manera prematura un estado palestino… Aunque yo he abandonado la solución de dos estados, también acepto que podría funcionar teóricamente. Pero Netanyahu no propone bastantes condiciones para esta solución teórica. Todas las cosas que requiere él son una garantía y reconocimiento formales que los años de la diplomacia deberían haber mostrado como insuficientes. Además, el gobierno israelí debe requerir siquiera:
1. Una revisión total de los mensajes provenientes de los textos, las clases, los medios de comunicación, los sermones, la retórica política, y otras partes del discurso palestino público, eliminando el antisemitismo, el anti sionismo, y la incitación, junto con condenar el terrorismo y otros actos de "resistencia" (muqawama).
2. Una época prolongada en la que los palestinos no realizan los actos de violencia contra Israel.
3. Las relaciones normales en los temas de comercio, turismo, deportes e intercambios escolares.
4. Una política simpática de asuntos exteriores".
Si bien son aceptables las criticas de Pipes en cuanto a la falta de mención de los requisitos que menciona, es sabido que Netanyahu, un experto en terrorismo, no esta de acuerdo con el fomento del mismo. Siempre avocado a combatir las expresiones terroristas, este es un punto que pensamos que por mas que lo omitió mencionar, no lo ha olvidado y mucho menos lo dejara de lado a la hora de un acuerdo de paz. El detener el fomento, incitación y educación al terror se previo en Oslo, y esta obligación, como vimos, fue amplia y largamente violada por la AP. Si Israel aprendió la lección, no permitirá que vuelva a ocurrir y tomara las previsiones necesarias y adoptara las medidas optimas para que esto se cumpla.
El periodista palestino del Jerusalem Post Khaled Abu Toameh afirmo (en una conferencia realizada con el, Traducción para porisrael.org: Ing. José Blumenfeld): “…Hablar hoy de un estado palestino es un chiste. ¿Donde se establecería ese estado? Israel controla cerca de la mitad de la margen occidental. Esta gente de la OLP no puede manejarlo. Si Israel entrega la margen occidental, ustedes tendrían que ir a El Cairo o Amman para tomar un vuelo de retorno a los Estados Unidos, porque habrá francotiradores sentados en lo alto de los cerros sobre el aeropuerto Ben Gurión. Si ustedes mantienen esta política de apoyar a una parte en contra de la otra, Gaza se mudará a la margen occidental y terminaremos en más anarquía e ilegalidad y sabe Dios que otra cosa ocurrirá. Es un panorama muy inquietante. Es muy triste. Lo sé…”. Si bien la cita no se corresponde ni al periodo ni al contexto del discurso de Netanyahu, sino que es de unos meses antes, presenta un panorama mas escéptico acerca de la posible resolución del conflicto, no porque Toameh no quiera resolverlo, sino porque con la presencia del Hamas no es posible alcanzar ningún acuerdo. El principal peligro en este caso, es que una vez creado el Estado Palestino, Hamas tome control de la Margen Occidental y de esa forma crear otro Hamastan como Gaza. La diferencia es que este seria radicalmente peor.
Conclusión del Plan de Paz de Netanyahu
La vision de paz expresada por el Primer Ministro israelí en Bar Ilan tiene a nuestros ojos una lógica en consonancia con las necesidades tanto israelíes como palestinas. Consideramos sus principios fundamentales no como meros caprichos políticos, sino requerimientos objetivos sobre la base de hechos históricos y actuales para una paz real y duradera, no efímera y mentirosa. Aun teniendo en cuenta el peligro estratégico que representa un Estado Palestino, Israel podría (a través de la correcta implementación de este plan) superar los obstáculos que amenazan sus intereses. Obviamente en reciprocidad con un cumplimiento férreo por parte de la AP, para lo cual se requiere un compromiso radicalmente distinto al que mostró en los Acuerdos de Oslo y sus derivados.
Habiendo ya adoptado el Likud el principio de dos estados para dos pueblos, siendo legítimos representantes del pueblo de Israel en la actual coalición gubernamental, esto expresa que hay un claro consenso en la sociedad israelí acerca de que la solución viene de la mano finalmente de la creación de un Estado Palestino. Pero el lema fundamental de un acuerdo a este respecto, como de cualquier acuerdo, teniendo en cuenta las características del conflicto y los errores pasados, debe ser “Paz y Seguridad”. Los puntos esbozados por Netanyahu acerca de la propuesta nos parecen más óptimos y convenientes que anteriores ofertas realizadas por gobiernos israelíes, como las concesiones de Barak en Camp David II. De ahí que esperamos que la puesta en marcha de este plan sea efectiva y apoyada por los vastos sectores de la sociedad israelí que manifiestan un sincero compromiso con los intereses de su nación y con la idea del nacimiento del Estado Palestino. Acerca de la ejecución del mismo, pensamos que mas que apurarse por satisfacer deseos de la población con el objeto de favorecer intereses electorales, debe haber primeramente una inequívoca campaña de concientización para las autoridades y ciudadanos palestinos acerca del derecho de Israel a su existencia, a la legitimidad de su presencia en la región, y a su irrenunciable carácter judío.


Conclusión Final
Luego del largo recorrido hecho por los procesos de paz y los enfrentamientos armados entre israelíes y palestinos estamos en condiciones de esbozar los principios filosóficos que han regido las visiones de la derecha y la izquierda israelí a la hora de encarar el conflicto. Tomamos como mayores referentes de una y otra a Likud y Avoda respectivamente. En este sentido distinguimos cinco aspectos:
-El primer aspecto a tener en cuenta es que la izquierda israelí adopto el principio enunciado por los ministros Shemtov y Iariv en 1974, básicamente que en cuanto uno de los enemigos de Israel abandone el terrorismo, con ese se debería hablar. Era indistinto si este enemigo reconocía o no a Israel como Estado Judío. Los Acuerdos de Oslo son un claro exponente de esta postura (La OLP reacciono a esto refiriéndose a la misma formula como el Plan Por Fases o Plan de 1974, donde la negociación seria uno de los caminos para destruir a Israel, a través de Fases). La derecha, en contraposición, sostenía que no había con quien negociar, y si de hecho se podría negociar con alguien, dichas negociaciones debían realizarse en el marco de la reciprocidad y el paso previo del mutuo reconocimiento. La paz que sello Begin con Sadat en 1979 es el ejemplo de esta posición.
-El segundo aspecto consiste en diferenciar dos tipos de negociaciones: El Regateo Posicional y la Negociación Principista. Mientras la primera toma como puntos primarios de negociación los aspectos más fáciles y rápidos de resolver dejando los asuntos importantes para el final, la segunda invierte la ecuación y dedica sus esfuerzos primarios a la resolución de los temas más complejos para que una vez superados estos obstáculos principales se solucionen los temas más sencillos. Oslo es un ejemplo de Regateo Posicional, ya que temas como Jerusalén, Refugiados y Asentamientos no fueron tratados en los primeros acuerdos sino que se derivaron a los acuerdos del status final (Oslo comienza en 1993 y la cumbre en Camp David en la cual son negociados ocurre en el 2000). Como ejemplo de Negociación Principista esta la mencionada paz con Egipto, donde las partes directamente negociaron los aspectos fundamentales de sus intereses en conflicto, a ser por ejemplo el Sinaí requerido por Egipto, y la necesidad de una garantía de seguridad por parte de Israel. Una vez ambos requerimientos fueron satisfechos, se llevaron a buen puerto las negociaciones.
-El tercer aspecto indica, más allá de la ejecución de las propuestas, el accionar del líder que las lleva a cabo. En este sentido distinguimos una doble clasificación, el líder que cree en la paz por pasos y el que cree en la paz de modo directo. Coincidente con los Acuerdos de Oslo encontramos líderes de paz por pasos a Itzjak Rabin y Shimon Peres; y en cuanto a los líderes del principio de paz directa esta Ehud Barak y Ariel Sharon. Barak habiendo ofrecido en Camp David II a Arafat una oferta abarcativa de todas las exigencias palestinas, que no dejaba margen a ninguna otra concesión israelí y Ariel Sharon con su política de desconexión unilateral de la Franja de Gaza.
-El cuarto aspecto tiene que ver con la formula de los tratados de paz, tierras por paz o paz por tierras, donde izquierda y derecha quedan diferenciadas. La izquierda adopta la primera según la cual vemos en Oslo repliegues territoriales israelíes esperando por el cumplimiento de una promesa de paz de la AP que no se hacia presente y sin embargo el proceder israelí continuo; y la derecha la segunda opción, en la cual para ofrecer un bien tangible (tierra) necesariamente primero deben crearse las condiciones optimas para entregarla, que seria el aseguramiento de un clima de paz para llevar adelante la negociación.
-El quinto aspecto es la predisposición psicológica desde la cual se inician las negociaciones. La postura de la izquierda es de una posición de confianza hacia la otra parte, mientras que la derecha parte de la desconfianza. Es así que la izquierda realizaba en Los Acuerdos de Oslo concesiones a cambio de una promesa de paz y de que la AP lucharía contra el terrorismo, mientras que la derecha exige reciprocidad y simultaneidad en las concesiones. Desde la derecha esta posición puede llegar incluso a la unilateralidad, tal es el caso de la Desconexión de la Franja de Gaza y la construcción de la Valla de Seguridad bajo el gobierno de Ariel Sharon.

Bajo estos aspectos, cada cual eligiendo el que consideraba apropiado, se han movido la izquierda y la derecha israelí con el correr de los años, en los cuales han experimentado cambios y evoluciones de acuerdo a los desafíos planteados, pero que en esencia han conservado su postura. Lo que si se dio en el seno de la política israelí es el surgimiento de una nueva visión, el centro, representado por el partido Kadima. Su visión es integradora de principios de izquierda y derecha: “No hay con quien hablar, pero hacemos concesiones unilaterales”. Es decir, no negocia con la otra parte, pero entrega tierras o bienes. Aunque últimamente Kadima cree en el dialogo, por lo que su posición se va mas del centro a la izquierda.

La filosofía del Plan de Paz de Netanyahu responde a las siguientes posiciones con respecto a los cinco aspectos antes señalados:
Con respecto al primer aspecto Netanyahu esta dispuesto a negociar con una contraparte que reconozca a Israel como Estado Judío y a la vez abandone el terrorismo, adoptando así la vía diplomática.
En cuanto al segundo, a priori el Plan (que no ha sido puesto en marcha aun en dialogo con la AP) responde a los parámetros de la Negociación Principista, en cuanto que su diseño demarca desde el comienzo temas que son innegociables, condiciones previas a las cuales Israel no va a renunciar y los asuntos mas fundamentales para arribar a la paz a ser conversados desde el inicio (Jerusalén Unificada, Fronteras Seguras, Estado Palestino Desmilitarizado y sin control del espacio aéreo).
En cuanto a la posición del líder, es claramente una actitud por pasos. Primero el cumplimiento de las condiciones innegociables exigidas por Israel, y luego las negociaciones sobre temas fundamentales y secundarios, y la implementación con reciprocidad. A modo de ejemplo (sin atribuir esto a la postura oficial de Netanyahu, sino meramente ilustrativo) seria: Principio Irrenunciable de Israel –Jerusalén capital unificada- Negociaciones Fundamentales – por ejemplo: Administración palestina de los barrios árabes sobre soberanía israelí- Tema Secundario –ejemplo: Arreglos de seguridad- implementación – ejemplo: Acciones de los medios de seguridad palestinos e israelíes en coordinación-.
En cuanto al cuarto aspecto el Plan responde a la formula Paz por tierras, ya que apunta a generar mediante una serie de condiciones y propuestas un clima previo que sea propicio a la entrega definitiva de tierras para la construcción del Estado Palestino.
Finalmente con respecto al quinto aspecto la predisposición psicológica es la desconfianza, ya que no habrá concesiones israelíes apresuradas, sino mas bien citando el lema de campaña de Netanyahu en 1996: “Si dan recibirán, si no dan no recibirán”.
En definitiva, este plan responde a la evolución del pensamiento de la sociedad Israeli y presenta una postura integrada con los hechos históricos y las necesidades e intereses israelíes. Desde Oslo hasta hoy vemos las repercusiones actuales de los procesos de paz llevados a cabo. Aprendiendo de los errores de Israel y actuando sobre la base objetiva de los hechos, es que el Likud y más precisamente su actual líder, el Primer Ministro Bianiamin Netanyahu esboza esta visión de paz conciliadora de los intereses de ambos pueblos. Sin embargo la primacía de los intereses de seguridad de Israel es evidente a la hora de encarar un proceso de paz. El Plan se basa en ese principio.


Entrevistas

Aquí incluimos entrevistas que realizamos a especialistas en el tema con el objeto de profundizar en la investigación y así tener su opinión autorizada al respecto.

Entrevista a Gustavo Perednik, filósofo y escritor (29 de noviembre de 2009):
1-¿Teniendo en cuenta las exigencias del lado palestino que se niegan rotundamente a aceptar ningún tratado de paz que no incluya Jerusalén como capital de su Estado, Cual es el peligro para Israel de aceptar ese requerimiento y dividir la ciudad?
Dividir la ciudad perpetuaría el conflicto, porque los árabes seguirían con la cleptohistoria de sostener que “la verdadera Jerusalén”, la histórica, es de ellos. Y con ese argumente volverían a arremeter contra la legitimidad de un Estado judío en Éretz Israel.
2-¿Estas de acuerdo con que Israel mantenga su soberanía sobre Jerusalén pero que el futuro Estado Palestino mantenga la administración de la parte oriental de la ciudad?
Si en “parte oriental” no incluís la Ciudad Vieja, puede ser. La cuestión primordial es quién va a ser el soberano sobre la Ciudad Vieja de Jerusalén.
3-¿Cual es tu opinión acerca de la política de Netanyahu con respecto a los asentamientos, habiendo escuchado a Hillary Clinton afirmar que nunca antes en la historia hubo un congelamiento tan grande de los mismos y al mismo tiempo la exigencia de Abbás del cese total de las construcciones?
Los asentamientos son un tema de negociación, NO una condición PREVIA a la negociación.
Pero si el gobierno ha decidido congelar la construcción en ellos, se trata de un gesto más de Israel –no de un derecho de los árabes. Abbás no gobierna a casi nadie, y en pocas palabras no sabe qué camino tomar. Sus declaraciones y actos pueden continuar siendo contradictorios en los próximos meses.
4-¿Desde que puntos de vista se consideran legítimos los asentamientos construidos en Judea y Samaria?
La postura de Israel es que tenemos derechos históricos sobre Judea y Samaria, pero estamos dispuestos a negociar en aras de la paz REAL. Hasta que no se definan las fronteras de Israel aceptadas por el mundo árabe, los asentamientos son perfectamente legítimos.
5-¿Crees que hasta que no caiga Irán, no se podrá lograr paz con los palestinos? Si es así, ¿pensás que se acerca el momento de una operación militar israelí contra los reactores nucleares de Irán?
Sí, mi respuesta es afirmativa a ambas preguntas. Pero el segundo SÍ no tiene que ver con los palestinos, sino con la REAL amenaza que pende sobre Israel, de que los trogloditas de Teherán utilicen armamento nuclear para destruirnos.
6-¿Una eventual reconciliación de Fatah con Hamás, estará encaminada a la unificación del liderazgo palestino y convendrá a Israel para firmar la paz? o ¿por el contrario representaría una traba mas al proceso teniendo en cuenta el carácter terrorista de Hamás y su no reconocimiento a Israel?
La segunda es la correcta. Hamás y PAZ CON ISRAEL son mutuamente excluyentes.



Entrevista a Julián Shvindlerman, Analista Internacional, Licenciado en Administración y posee una Maestría en Ciencias Sociales. Autor del libro “Tierras por paz, tierras por guerra” (17/11/2009):

1- Tanto un grupo laico como la AP como un fundamentalista religioso que es Hamas reclaman Jerusalén como capital del futuro Estado Palestino. ¿Es la ley de Jerusalén de 1980 un verdadero obstáculo para la paz y se debería anular? ¿O Israel debería mantener su capital unificada?

Israel debiera mantener Jerusalén unificada. La razón es sencilla: ha sido capital de reinados de Israel en tiempos bíblicos y absolutamente central para la historia moderna del estado. Partirla, además, no acercara la paz más que el abandono de Gaza lo hizo. Se deberá hallar una formula tal que permita administración Palestina bajo soberanía israelí. Es interesante notar que los palestinos residentes en ella no quieren perder sus derechos civiles en suelo israelí.

2- ¿Hay verdadera disposición al dialogo por parte de Israel, y seriedad y honestidad del lado palestino? ¿O debemos recurrir a la Muralla de Hierro de Jabotinsky para las actuales relaciones?

La paz armoniosa no es posible, no al menos con la actual educación Palestina. Sucesivos gobiernos israelíes han ofrecido mucho a la AP, la que repudio estas iniciativas y eligió el sendero de la intransigencia. Una paz fría al modelo egipcio es el camino más realista. Con que no haya agresión ya seria suficiente. Igual creo que la prosperidad económica Palestina -del pueblo, no de la elite- ayudaría, pero de modo alguno es el quid del asunto.

3- Siendo la formula "tierras por paz" inequitativa en cuanto que Israel ofrece bienes tangibles a cambio de meras promesas, ¿Qué método se puede proponer para afianzar el cumplimiento de las obligaciones palestinas?

Mecanismos de castigo por incumplimiento, como en cualquier contrato jurídico elemental. Condicionar concesiones israelíes a obligaciones palestinas cumplidas. Un enfoque secuencial más que paralelo.

4- El antisionismo mundial que pretende enmascarar judeofobia, ¿pensas que se apaciguara en caso de lograr un acuerdo de paz? o por el contrario esto será la plataforma para aumentar las injustas exigencias a Israel para hacer mas concesiones?

El antisionismo nunca parara pues rechaza el derecho judío a la soberanía nacional. El cuestionamiento a las políticas de Israel podría temporariamente menguar para resurgir con vitalidad ante el menor conflicto entre las partes.

5- Hasta que punto es peligroso el juego de Obama de mayor apertura al dialogo con los enemigos y mayor dureza con los aliados?

Gravísimo además de incongruente. Podría hacer lo primero sin lo segundo, pero eligió un camino problemático que solo traerá mayores problemas, pues alienara a amigos y no lograra el cariño de los enemigos.

6- en Oslo se armo a la policía Palestina. El discurso de Netanyahu dice que quiere un Estado Palestino desmilitarizado. Consideras viable la oferta a los ojos palestinos? es un mejoramiento de la táctica negociadora empleada en Oslo?
Puede ser visto como táctica de negociación, pero no creo que lo sea. Es un requerimiento necesario, no caprichoso. Es cierto que la policía de la AP es cuasi militar, pero aun así, no es más que una fuerza de choque, mientras que la militarización conlleva alianzas con ejércitos de otros países y otras cuestiones desafiantes a la seguridad israelí.

7- Cual es el mayor error de ambas partes en Oslo?

Por parte de Israel no haber insistido en el tema educativo palestino, en el reconocimiento de Israel como estado judío y en haber aceptado convivir con el terror en un proceso de paz, además de tolerar violaciones jurídicas graves por parte de la AP. por parte Palestina, recurrir a la violencia para alcanzar objetivos políticos, no haber sido sincera en su vocación de paz, y en rechazar vez tras vez genuinas ofertas conciliadoras israelíes. En la base su error mayor es haber mentido desde el comienzo.

8- Que opinión te merecen los acuerdos posteriores a Oslo durante la administración Netanyahu, Wye y Sharm el sheik? Condujeron a reforzar las obligaciones de Oslo o desviaron el curso de los tratados anteriores?

En general reforzaron, pero fue más de lo mismo: una serie de acuerdos con énfasis en lo legal apartados de la realidad en el terreno donde el incumplimiento palestino y el continuo terror anti-israelí arruino cualquier mensaje positivo contenidos en los mismos


Entrevista a Gabriel Ben-Tasgal, Periodista, Licenciado en Ciencias Políticas y posee un Master en Publicidad (1/12/2009):

1- Israel es el país que padece más resoluciones en contra de la ONU. ¿Podés distinguir entre las de asamblea general y las de consejo de seguridad en cuanto a si son recomendatorias u obligatorias? cuales afectan hoy a Israel?

Las resoluciones que Israel respeta y que tienen peso legal, y que pueden provocar castigos por parte de la ONU son las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. La Asamblea General son declaraciones que no comprometen y que el gobierno de Israel, todos, suelen despreciar. Israel se preocupa que cuando se elevan resoluciones anti israelíes en el Consejo de Seguridad, la principal potencia aliada, EEUU, vete dicha resolución.

2- Desde 1967 Israel adopta la política de construcción de asentamientos en los territorios en disputa. ¿Cual es la legitimidad legal y moral de los mismos?

Desde el punto de vista de la ley internacional, los territorios son considerados terrenos conquistados en combate y por lo tanto, el conquistador no puede (según la Convención de Ginebra) modificar lo que allí sucede, incluyendo la construcción de viviendas. O sea, según la inmensa mayoría de la interpretación legal, los asentamientos son una violación al derecho internacional. Israel ha brindado una serie de explicaciones legales para justificar la construcción. Envío una respuesta que también esta ligada a la fase moral: "Los judíos han vivido en Judea y Samaria —Cisjordania— desde tiempos antiguos. El único período en que a los judíos se les ha prohibido vivir en los territorios en las últimas décadas fue de 1948 a 1967 cuando [estos territorios] estuvieron bajo el gobierno de Jordania. Esta prohibición fue contraria al Mandato para Palestina adoptado por la Liga de las Naciones, que tomó medidas para el establecimiento de un estado judío, y que alentó específicamente «un completo asentamiento de judíos en la tierra».
Numerosas autoridades legales disputan la acusación de que los asentamientos son «ilegales». Stephen Schwebel, erudito en derecho internacional, apunta que un país actuando en defensa propia puede tomar y ocupar territorio cuando sea necesario para protegerse. Schwebel observa también que un estado puede exigir, como condición para su retirada, medidas de seguridad concebidas para garantizar que sus ciudadanos no volverán a ser amenazados desde ese territorio (1). Según Eugene Rostow, ex subsecretario de Estado para asuntos políticos en el gobierno de Johnson, la resolución 242 le da a Israel el derecho legal para permanecer en Cisjordania. La resolución, hacía notar Rostow, «le permite a Israel administrar los territorios» que adquirió en 1967 «hasta que “una paz justa y duradera se logre en el Oriente Medio”».
Notas: 1 American Journal of International Law, (abril de 1970), pp. 345-46

3- La decisión de Netanyahu de detener la construcción de asentamientos, ¿Va dirigida a la congelación total o se permitirá el crecimiento natural o construcciones de municipio?

La decisión es para congelar totalmente la construcción civil durante 10 meses. No se pueden construir casas ni, por ejemplo, cerrar un balcón para hacer un cuarto más...

4- ¿Hay poca atención por parte de Israel a la hasbara y la diplomacia en el intento por mejorar la imagen internacional? ¿Crees que esto es un factor que lo perjudica impidiéndole conseguir apoyo y acuerdos con demás países?

Sin duda el campo de batalla es un combate mediático. Israel no invierte lo suficiente pero ha mejorado mucho en los últimos anos, especialmente en los países que deciden la política mundial. Por otro lado, es muy difícil defender a Israel, el conflicto, por su naturaleza favorece a los palestinos.

5- ¿Que opinión tenés acerca del plan de paz de Netanyahu enunciado en Bar Ilan?

Netanyahu expreso lo que opinan el 90% de la población en Israel. Fue un discurso de consenso. 1) No a recibir refugiados palestinos dentro de Israel, 2) Si a un estado palestino, 3) El estado palestino desmilitarizado y no puede firmar pactos con enemigos de Israel, 4) Reconocimiento de la naturaleza judía del estado de Israel. Fue un discurso excelente, que manifiesta lo que opinan la inmensa mayoría de israelíes de manera clara.


Entrevista con Arie Shalicar, El portavoz de Tzahal para Latinoamerica, Asia y Europa:

Nos reunimos con Arie Shalicar, quien es portavoz de Tzahal, en la unidad encargada de hasbara (cabeza de la unidad en contacto) con los medios de prensa de distintos países como BBC, antena 3, etc.
Cuando algo pasa, se lo contacta a Arie desde los medios para pedir información, entrevistas, etc.

Entre sus opiniones, destacamos las siguientes citas:
“Hay que entender el conflicto, por lo menos desde la guerra de 1948 cuando Israel declara su independencia…
“Hay muchos que piensan que nunca habrá una verdadera paz completa en medio oriente, como por ejemplo Argentina y Chile porque acá hay armas nucleares, muchas guerras y se debe invertir mucho en seguridad…
“El Informe Goldstone equipara un estado democrático miembro de la ONU con un grupo terrorista. Hay testigos que vieron los escudos humanos en Gaza (hecho por niños).
El conflicto no se puede hacer copy paste a otra parte del mundo para entenderlo; es diferente. Antes de Plomo fundido, caían 60, 70 cohetes por día. Después de la operación, caen solo 2 o 3 por día…
“Con respecto a la Valla de Seguridad solo el 5% es muro, el resto es valla. La televisión muestra solo el muro. Se construyo a partir del hotel (Hotel Park) que exploto en Pesaj por terroristas palestinos. Ahí la sociedad dijo basta…
“Si ellos quieren un estado, debe haber separación. Nadie en el mundo tiene fronteras abiertas. Debe haber seguridad…En los últimos años se han quitado checkpoints y road blocks en las áreas A, B y C, y la economía en el West Bank ha mejorado. Construyeron un hotel de lujo en Ramallah, Nablus tiene menos desempleo que Israel, un nuevo centro en jenin. Es la parte de mayor crecimiento entre los países árabes…
“Tzahal tiene la misión de encargarse de la seguridad de los ciudadanos…La valla de seguridad y la línea verde no coinciden en algunas partes. Las políticas a partir de 1967 habían fomentado asentamientos en los territorios conquistados, que estaban bajo el control de Israel. En un tratado de paz se negociará los territorios, pero entre dos estados alguna especie de reparación siempre debe haber…
“En cuanto a la situación de la comunidad judía de Irán, se puede ser judío pero no se puede demostrar simpatía por Israel. Tienen prohibido venir a Israel…
“Como hablar ante el mundo de Israel que pasa a ser el fuerte a partir del 67 y se lo trata de apartheid? La guerra del 67 hizo que Israel se sintiera en la cima de la región. Entre el 48 y el 67 no hubo tranquilidad. Si Israel perdía en el 67, no quedaría ningún judío. Fue una guerra para seguir existiendo, no va en contra de un solo pueblo, sino de muchos en la región…
La comparación con apartheid o con el muro de Berlín en propaganda, tratan de mostrar mal a Israel…
Si se vuelve a las fronteras del 67, no habrá paz, no depende solamente de un político sino de toda la gente Palestina, que debe vivir bien y sin sufrimiento…”
“Todos los días entran camiones con comida (en Gaza), pero Israel mantiene el bloqueo por seguridad y porque Guilad Shalit todavía no vuelve. Si los palestinos están viviendo tan mal, es por culpa de Hamas…
“Hamas captura periodistas internacionales y los golpea si cree que son espías de Fatah…
“¿Riesgo de dividir Jerusalén?
Israel parece que va a conservar Jerusalén: ahí hay pared, muro, un valla de seguridad, por los francotiradores y porque las zonas árabes están muy cerca de los israelíes.
Hay árabes viviendo en Jerusalén oriental que quieren seguir viviendo bajo el control israelí y no dividir la ciudad, porque Israel da trabajo y Fatah es corrupto.
Netanyahu tiene razón al decir que si quieren negociar con Israel, lo primero que deben hacer es reconocer a Israel como Estado judío, y hogar del pueblo judío…
Israel quiere vivir en seguridad, sobrevivir, no vivir toda la vida asustado…
“¿Por qué no se continuo en Gaza con Plomo Fundido?
El propósito era detener los Kasam y se logro. No había con quien hablar, y era intolerable la situación…
“¿Cual es la situación con Turquía? Erdogan, etc.
Este tema es importante para Israel. El profesor Efrahim dice que en Turquía, la gente nunca amo a Israel, en la clase diplomática, había relaciones pero podían terminar. Son musulmanes rodeados de países musulmanes, están en el medio de querer entrar al mundo moderno europeo o mantenerse en el estilo musulmán…
Puede que sientan que Europa los rechazo tras 30 años de querer entrar en la UE. Erdogan habla de lo que piensa el 70% de la gente, que Israel hace crímenes de guerra. El 30% piensa que occidente los acepta y quieren avanzar a la modernidad. No creo que Turquía entre con los malos, pero quieren demostrar al mundo que pueden hacerlo. Pero no quiero que alguien que era aliado juegue póker con los demás y nos haga quedar como los malos. Todavía hay cooperación con Israel, pero en menor nivel…
“2 puntos mas- 1 Turquía quiere aviones de Israel. Israel demoro en entregarlos y eso los enojo. 2- Olmert no le dijo a Erdogan que iba a atacar Gaza. Erdogan le pregunto 3 días antes si iba a hacer algo y Olmert dijo que no…
“¿Que pensas de la ONG Shovrim Shtika, que critica al ejercito israelí?
No se basan en nombres y fechas, y lo presentan al mundo como algo seguro. Dicen que quiebran el silencio ¿que silencio? Israel es democrático y tiene libre prensa. Muchas de estas ONGs, Human Rights Watch, B’tselem, Shovrim Shtika son anti-Israelíes. No reconocen lo bueno y apenas hay algo malo lo denuncian magnificándolo sin hablar de lo otro…
“No son derechos humanos de todos, son derechos humanos palestinos únicamente. No muestran las cosas de manera justa. Quieren demostrar que Israel es malo.
Se le complica a Israel demostrar al mundo que es uno y más aun cuando entre su gente hay organizaciones como estas…
No se necesita a Ahmadinejad si los mismos judíos pelean entre ellos…
Goldstone no es casualidad, lo eligieron por ser judío para demostrar que hay judíos en contra de Israel…
Los datos con los que trabajan no son todos ciertos, hay que controlar estas ONGs…Les recomiendo NGOMonitor, una organización que se encarga de refutar los dichos de estas ONG’s, a la vez que monitorea sus actividades…
“En Gaza los cameraman son palestinos, no hay israelíes, así que manipulan las imágenes y Europa utiliza eso. No conozco soldados que maten niños. Y si los hay, no representan a Israel, son un número reducido si es que existen. Eso no es Israel…
Creo que Tzahal es el ejército más humano del mundo, no mata, no viola…”


Encuestas

Encuesta a israelíes en la ciudad de Jerusalén 3/11/09


Preguntas:
1- ¿Que pensas sobre los Acuerdos de Oslo? ¿Fracaso o éxito?
2- El actual gobierno israelí, ¿ayuda o detiene el proceso de paz?
3- ¿Es necesario como condición para alcanzar la paz que los palestinos cesen el terrorismo?
4- La muerte de Itzjak Rabin, ¿costo el fracaso del proceso de paz?
5- ¿Pensas que el gobierno de Netanyahu puede lograr un acuerdo de paz?
6- ¿Pensas que políticas unilaterales (como la desconexión en Gaza) son logros para Israel?
7- ¿Qué partido político te identificas?
8- ¿Apoyas la oferta de paz de Netanyahu?
9- ¿Vos pensas que debe existir un estado palestino?

Resultados:

Meir:
1- Fracaso, pero se estuvo bien al intentarlo
2- Sí, ayuda
3- Sí es necesario y es una condición previa, pero no creo que la acepten
4- Sí
5- Tal vez
6- No, estoy en contra de asentamientos pero hay que negociar
7- Likud
8- Sí, apoyo la oferta de Netanyahu
9- Sí

David:
1- Fracaso
2- Intenta ayudar
3- Sí, es necesario
4- Sí
5- Quizás puede lograrlo
6- No
7- Likud
8- Sí, apoyo la oferta de Netanyahu
9- Sí, debe existir un estado palestino

Haim:
1- Fracaso
2- Sí, intenta
3- Sí
4- Sí
5- Tal vez
6- No
7- Likud
8- Si, un estado palestino en Jordania
9- Sí

Dalia:
1- Fracaso
2- Ayuda
3- Sí
4- Ns / Nc
5- Espero que si
6- Son un desastre
7- Likud
8- Sí
9- Sí

Sima:
1- Fracaso
2- Ayuda
3- Sí
4- No
5- Sí, si los árabes quieren, puede
6- No
7- Ningún partido
8- Sí, pero un estado palestino lejos
9- Sí

Netanel:
1- Fracaso
2- No hay nadie con quien hablar, no hay proceso
3- Sí
4- No, no era el único (Rabin) por mas trágica que sea la muerte
5- Esta muy lejos pero tiene las herramientas
6- No, hay que negociar
7- No contesto. Me identifico mas con la izquierda en económica y con la derecha en el conflicto
8- Sí, si no son una amenaza y aprenden a convivir en paz. Esta muy lejos
9- Sí

Kennet:
1- Fracaso
2- Detiene
3- Sí
4- Quizá
5- No
6- No
7- Meimad
8- Sí
9- Sí

Abi:
1- Fracaso
2- Ayuda
3- Sí, no van a terminar, pero sí
4- No
5- No, es imposible
6- No
7- (No contesta)
8- No
9- Sí

Ilan:
1- Fracaso
2- No lo toca
3- Sí
4- No
5- Sí
6- No
7- Likud
8- No
9- Sí, pero no van a aceptar

Inés:
1- Fracaso
2- Detiene
3- Israel es el terrorista, los palestinos se defienden
4- No
5- No
6- No
7- Ningún partido
8- Sí
9- Sí

Samuel:
1- Fracaso
2- Sí, ayuda
3- Sí
4- No
5- Sí
6- No
7- Likud
8- Sí
9- Sí

Nasser:
1- Fracaso
2- Destruye
3- Sí
4- Sí
5- No
6- Sí
7- Jadash
8- Sí
9- No

Sabrina:
1- Fracaso
2- Detiene el proceso
3- Sí, Israel respete sus Derechos Humanos
4- Sí, Sharon en coma también
5- No
6- Si la desconexión, pero no de ahí en adelante
7- Con ningún partido. Me identifico mas con ONG’s
8- Estado Binacional
9- No

Karin:
1- Fracaso
2- Detiene
3- Sí
4- No
5- No
6- Sí
7- Balad
8- Sí
9- No

Mijael:
1- Fracaso
2- Temprano para responder
3- Si, regularmente no hace falta que haya paz para evitar el terrorismo
4- No
5- No
6- No
7- Ningún partido. Me identifico con la derecha
8- Nadie va a aceptar
9- No. No tienen historia
Ronit:
1- Fracaso
2- No
3- Sí
4- No
5- No
6- No
7- Shas
8- No conozco la propuesta
9- No

Tahel:
1- Fracaso
2- Quizá
3- Sí
4- Sí
5- No
6- No
7- Nada, centro
8- No
9- Sí

Ruty:
1- Fracaso, pero buenas intenciones
2- No, por culpa de los palestinos
3- Sí
4- Sí
5- No, demasiada derecha
6- No, hay que negociar
7- Avodá
8- Sí
9- Sí

Jasida:
1- Medio
2- Ns / Nc
3- Sí, terminar con el terrorismo
4- No
5- Sí
6- No
7- Centro
8- Sí
9- Sí






Acuerdos de Oslo, ¿Fracaso o éxito?
5 % (1 PERSONA)
NO SABE / NO CONTESTA
90 % (18 PERSONAS)
FRACASO 5 % (1 PERSONA)
NO SE IDENTIFICA CON RESPUESTAS



TOTAL PERSONAS ENCUESTADAS: 20


La muerte de Itzjak Rabin, ¿descarrilo el proceso de paz?


50 % (10 PERSONAS) 40 % (8 PERSONAS)
NO SI

5 % (1 PERSONA) 5 % (1 PERSONA)
TAL VEZ NS / NC

TOTAL PERSONAS ENCUESTADAS: 20


¿Debe existir un estado palestino?



60 % (12 PERSONAS) 35 % (7 PERSONAS)
SI NO


5 % (1 PERSONA)
ESTADO BINACIONAL


TOTAL PERSONAS ENCUESTADAS: 20

¿Esta de acuerdo con la propuesta de paz de Netanyahu? (Universidad de Bar Ilan)

25 % (5 PERSONAS)
NO 5 % (1 PERSONA)
NADIE VA A ACEPTAR
65 % (13 PERSONAS)
SI 5 % (1 PERSONA)
NO QUIERE ESTADO PALESTINO DE NINGUNA MANERA
TOTAL PERSONAS ENCUESTADAS: 20

Anexo: Datos aportados por Ben Tzi Gruber en su exposición “Ethics In The Field”

Ethics in the field: an inside look at the Israeli defence force
Coronel Benzi Gruber

Israel es un país pequeño que no tiene un ejército grande, por eso el 20% es de soldados entre 18 y 21 años, y el 80% de reservistas que dedican entre 20 y 150 días por año.

Zoom Out-Gaza and tunnels-war and the code of ethics-Judea and Samaria (west bank)-chessed (kindness) in the field

Zoom Out:
Población judía: Palestina:
1. Israel: 5.500.000 1. Gaza: 2.000.000
2. USA: 5.300.000 2. Judea y Samaria: 1.600.000
3. Francia: 490.000
4. Chanada: 373.000
5. Gran Bretaña: 297.000

600.000.000 de musulmanes en el vecindario

Gaza and Tunnels:
ONU sigue ayudando a refugiados palestinos con 480.000.000 de dólares por año, lo que hace querer seguir siendo refugiado.
En Gaza hay 4 concentraciones urbanas: ciudad de Gaza, campos de refugiados, rafiah y Khan Yunis.
En las zonas de la frontera con Egipto, se hacen túneles. Los cavan niños por un dólar por hora, en living de casas que los terroristas ocupan a familias.

Cada noche se manda a patrullar a israelíes la línea Philadelphia (frontera con Egipto)
Con rayos ultrasónicos se detectan los túneles.
Cuando se encuentran los túneles, el ejército inmediatamente los explota.
Antes de la desconexión, había 8 túneles. Ahora hay 230 túneles. Ahora poseen mas de una entrada por lo que hay 800 bocas de túneles, muchas desde casas.

Los túneles no son propiedad de los terroristas. 4 familias mafiosas de rafiah dirigen sus propios túneles. El que lo quiera usar puede alquilar un túnel por hasta 1.000 dólares la hora.

Weapons Smuggled to Gaza:
Antes de 2005: Armas 6.768 Municiones: 1.400.000 Explosivos: 4.350
Después de la desconexión: Armas: 22.000 Municiones: 5.500.000 Explosivos: 140.000

Antes de 2005 hacían dinamita casera que no causa el mismo daño y debía usarse en 48 horas. Esta estaba hecha con productos de farmacia y fertilizantes de agricultura.
Después de 2005 tienen dinamita real, la cual explota mejor y se la puede guardar durante mucho tiempo, lo que les permite tener grandes reservas.



Código Ético:

Distinción: No dañar a inocentes
Necesidad: La fuerza debe ser usada solo para cumplir con el propósito de la misión
Proporcionalidad: Daño colateral en proporción con la amenaza.

Cohetes y morteros 2002-2008

2002: 661
2003: 848
2004: 1.328 Israel demoro 8 años en atacar la franja de Gaza.
2005: 487 USA ni ningún otro país del mundo hubiera esperado 8 segundos en
2006: 1232 responder
2007: 2910
2008: 2735

Plomo Fundido:
Se enviaban papeles desde aviones 48 horas antes avisando que se iba a atacar. Divisiones especiales hablaba a las casas por teléfono 48 horas antes del ataque, y 5 minutos antes volvían a llamar para chequear que las casas estaban vacías.

Los terroristas hicieron túneles no solo en Rafiah sino también en la ciudad de Gaza, en los baños de las casas para 2 razones: para ir fácil de casa en casa y para entrar en las casas donde estaban los soldados y trataba de secuestrarlos. Los soldados recibieron entrenamiento especial para impedir secuestros.

Escudos Humanos
Knocking on the roof
Muertes durante Plomo Fundido:
709 terroristas identificados
295 civiles no combatientes, entre ellos 89 niños menores de 16 años, y 50 mujeres)
162 sin identificar

Goldstone ataca a Israel de matar a civiles indiscriminadamente. Los números prueban lo contrario. Mas del 60% de la población de Gaza son niños y murieron solo 89, y la mitad de la población son mujeres, y murieron solo 50.

“Yo no hago un honor al país, el país me hace un favor al permitirme proteger a los judíos y a mi familia y a los judíos del mundo” (Gruver).




Fuentes Bibliográficas

Aquí mencionamos las principales fuentes utilizadas, el resto están nombradas en las paginas del informe en las cuales son citadas.

Libros:

- “Mitos y Realidades de Medio Oriente”, Mitchell Bard http://www.jewishvirtuallibrary.org/jsource/spanish/spanishtoc.html
(De este autor extrajimos mucha información, especialmente para analizar los postulados del Plan de Paz de Netanyahu).
- “Tierras Por Paz, Tierras Por Guerra”, Julián Schvindlerman
(Gran parte del material utilizado para la Primera Parte de la investigación, “Los Acuerdos de Oslo”, ha sido extraído de la obra de Julián Schvindlerman “Tierras por Paz, Tierras por Guerra”. En unas ocasiones resumido, y en otras, pasajes textuales por lo que destacamos la alta utilidad de esta fuente y su calidad técnica y periodística).

Artículos en Internet:
- Artículos de Gustavo Perednik http://www.nodulo.org/ec/aut/gdp.htm
(Con Gustavo nos reunimos personalmente varias veces, por lo que tuvimos el agrado de contar no solo con su opinión escrita en sus textos, sino también su opinión oral en reuniones).
- Artículos de Julián Schvindlerman http://www.julianschvindlerman.com.ar/
- Artículos de Daniel Pipes http://es.danielpipes.org/

Paginas Web:

www.malas-noticias.com.ar (Recursos sobre Judeofobia, Antisionismo e Israel)
www.honestreporting.com (Hasbara – Refutando las tergiversaciones de los medios)
www.idf.il (Fuerzas de Defensa de Israel)
www.israel-mfa.gov.il/MFA (Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel)
www.knesset.gov.il
www.jpost.com
www.memri.org (Middle East Media Research Institute – Monitoreo de Medios de Medio Oriente)
www.pmw.org.il (Palestinian Media Watch – Monitoreo de los Medios de Comunicación Palestinos)
www.hagshama.org.il/es/
elrejunteil.wordpress.com/
http://ict.org.il/Default.aspx (Instituto de Contraterrorismo de Hertzlia)
http://www.guysen.com/es/index.php
http://porisrael.org/

Ezequiel Eiben y colaboradores
12-2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario