miércoles, 25 de noviembre de 2015

Cambiemos y el debate presidencial

Cambiemos y el debate presidencial
Ezequiel Eiben
16-17/11/2015

Yo soy liberal, y Cambiemos no lo es. Por ende, si ganan la elección, no espero Liberalismo por parte de ellos, al menos en alta graduación.

Lo que espero es que vuelvan principalmente dos cosas: La República, y la decencia. La primera tiene que ver con la división de poderes, la justicia independiente, la libertad de prensa, no usar al estado para fines partidarios. La segunda, es parar con la confrontación por la confrontación misma desde el poder, parar la corrupción escandalosa, y la militancia ladrona. Con que Cambiemos logre esto, el "cambio" será sustancial. 

En el debate ya se vio parte de esto. Quien no respetó los tiempos, y no condenó tiranías anti-republicanas; y quien se ajustó a las reglas preestablecidas, y propuso alejarse de los peores regímenes del planeta. 

Es verdad que no se respondieron preguntas, pero hay una diferencia. Scioli no respondió nunca a preguntas concretas de Macri. En cambio Macri no respondió a preguntas capciosas precedidas por más falacias por parte de Scioli; responder implicaba entrar en su juego de etiquetas. Además, Macri si habló en parte de lo que Scioli le atribuía maliciosamente, dejando en claro que el candidato oficialista no sustentaba sus afirmaciones.

Ahora analicemos los análisis. Lo que se dijo sobre lo dicho en el debate.

En Argentina se confunde lo que es ser objetivo con el tener que quedar bien con ambas partes.
Si uno acuerda en todo con una parte y rechaza absolutamente la otra, es tildado de no objetivo por incapaz de ver algo bueno en esta última. 

Pero ser objetivo no es forzarse a ver virtudes donde no las hay. Ser objetivo es analizar racionalmente, apegado a los hechos y eliminando en la mayor medida posible arbitrariedades. Si hay una parte 100% correcta y otra 100% equivocada y esto es señalado racionalmente, no es falta de objetividad. No hay obligación de concederle algo a la otra parte. 

Hoy escuché varios periodistas intentando "mediar" en el análisis del debate. Diciendo que Scioli estaba nervioso pero Macri también, que Scioli fue agresivo pero Macri también, etc. Como si por cada una que se mandaba Scioli había que anotarle una Macri, o por cada una de Macri había que reconocerle una a Scioli. Todo en aras de ser "objetivos" según la visión de quedar bien con todos. Así no se la jugaban para decir quién ganó desde su criterio. 

Desde mi visión, Scioli hizo el ridículo y rozó el papelón en más de una oportunidad, y golpeó a Macri únicamente con el tema trapitos (tema en el cual el kirchnerismo tiene su responsabilidad, por lo que fue una maniobra artera). Fuera de eso no tuvo mucho más que ofrecer. 

¿Eso me hace "no objetivo"? ¿Tengo que terminar en el medio de los dos para no ser tendencioso? No. Los hechos son los hechos, y aquí hubo un nervioso, un gritón, uno que no respetó los tiempos, y uno al que le dieron un aplauso trucho al final fuera de lo permitido para construirle un final épico a lo que fue una presentación mediocre. Este fue Scioli.


Ganó Macri.

2 comentarios:

  1. Por que pusiste la bandera de israel arriba de la de tu país?

    ResponderEliminar